Enciclopedia del Holocausto No Link Lines!


BUSCADOR INTERNO

 

OPCIONES

Inicio web

Siguiente

Anterior

Galería fotográfica


Simon Wiesenthal



Contador desde
31-07-2011

 

  LA OPERACIÓN ODESSA

Hay una gran controversia sobre esta operación; allá por los años 60 Frederick Forsyth lanzó un best seller titulado "Odessa" que relataba la trama de una organización secreta formada por antiguos miembros de la SS que se dedicaban a rescatar de la clandestinidad a antiguos compañeros nazis para trasladarlos a diferentes países "amigos" principalmente Argentina en donde quedarían a salvo de cualquier búsqueda por parte de las autoridades mundiales. 

¿Fantasía o realidad?

Digo fantasía porque el nombre de Odessa no deja de ser el mero título de una novela llevada al cine con el mismo nombre. 

Y digo realidad porque supuestamente existió una organización llamada así que operó en el traslado de cientos de militares nazis que desaparecieron sin dejar rastro alguno entre Argentina y España y cuya base se encontraba en este último siendo dirigido desde Madrid por el ex-general alemán Otto Skorzeny aunque hoy en día no existen documentos ni pruebas que fundamenten estas afirmaciones.

Personas de la talla de Simon Wiesenthal han investigado a fondo estos hechos y corroboran la existencia de esta organización, llámese Odessa (Organisation der jehemaligen SS-Angehorigen) o como le plazca al lector. Las pruebas están en la negativa constante del gobierno argentino a facilitar documentos sobre personas que nunca han existido en ese país pero casualmente viven allí, al hecho de que algunos ex-nazis han sido descubiertos con documentación falsa, a estar empleados en diferentes profesiones durante años sin levantar sospechas, a la facilidad para cambiar de rostro, etc...

Las lenguas (buenas o malas) dicen que submarinos alemanes tomaron rumbo a una Argentina que les recibía con las puertas abiertas transportando oro, joyas y ex-nazis en donde por un lado vivieron felices (la mayoría) y por otro comenzaron a formar la idea de un nuevo Reich ayudados por el valor de lo robado durante años en Europa para pacientemente esperar el resurgimiento de una revolución hitleriana que asole el mundo.

Pruebas como Eichmann, Mengele y otros muchos descubiertos por Simon Wiesenthal o por el Mossart israelí, el supuesto pasaporte de Bormann hallado en la Patagonia y una vez fallecido en 1973 trasladado a Berlín para que fuese encontrado casualmente por unos obreros, etc... dan fiel reflejo de que no existió la Odessa de Frederick Forsyth pero si alguna otra Odessa.

Más información en esta interesante web especializada en la operación Odessa: http://ukinet.com/odessa.htm

  ESTADOS UNIDOS, REFUGIO DE NAZIS

15-11-2010

Estados Unidos ofreció trabajo y refugio a nazis tras la Segunda Guerra Mundial

Un informe revela que instituciones como la NASA y la CIA  reclutaron
a científicos y colaboradores de Hitler pese a conocer su pasado

Un informe hasta ahora secreto sobre la operación de caza de nazis realizado hace cuatro años por un funcionario del Gobierno de Estados Unidos concluye que funcionarios de los servicios de inteligencia ofrecieron refugio en el país a varios nazis y colaboradores de Hitler tras la Segunda Guerra Mundial. Según el diario The New York Times, que fue el primero en lograr una copia del archivo, el Departamento de Justicia ha tratado de mantenerlo oculto durante cuatro años.

El documento, de 600 páginas, revela que varios funcionarios estadounidenses que recibieron el cometido de reclutar a científicos tras la Segunda Guerra Mundial hicieron caso omiso de la orden del presidente Harry Truman de que no se reclutase a nazis o personas relacionadas con ellos.

Un ejemplo es Arthur Rudolph, un ingeniero que acabó desarrollando el poderoso cohete Saturno, propulsor del primer vuelo tripulado de Estados Unidos a la Luna en 1969. En 1984 regresó a Alemania tras ser acusado de ocultar que había sido miembro del partido nazi y de explotar "hasta la muerte" a miles de trabajadores forzados cuando dirigía el programa de cohetes nazi durante la guerra. Lo que no se sabía y que ahora revela el informe es que, cuando fue contratado, el departamento de Inmigración conocía perfectamente su pasado.

Otro de los casos que se mencionan es el de Otto Von Bolschwing, que llegó a ser agente de la CIA por sus conexiones con alemanes y rumanos, pese a saberse que había trabajado con Adolf Eichmann, alto cargo de la Gestapo. El documento detalla cómo la agencia de espionaje debatió en una serie de informes internos qué hacer si se descubría el pasado de Bolschwing: negar cualquier afiliación con los nazis, o explicarlo. El Departamento de Justicia intentó deportar a Bolschwing en 1981 tras averiguar su pasado, pero el nazi murió ese mismo año.

El informe describe también el trabajo de la Oficina de Investigaciones Especiales del Departamento de Justicia (OSI), que se creó en el año 1979 para deportar a nazis. Según sus conclusiones, a muchos nazis "se les garantizó la entrada en Estados Unidos." a pesar de que varios funcionarios del Gobierno conocían su pasado.

"Estados Unidos que se vanagloriaba de ser un refugio seguro para los perseguidos, se convirtió a pequeña escala en un refugio seguro también para los perseguidores", concluye el documento.

No sólo científicos nazis fueron de interés la Estados Unidos; médicos al servicio de la derrotada Alemania hitleriana también siguieron trabajando en sus experimentos y ensayos en América. Esta es una lista de esos médicos nazis que encontraron en Estados Unidos un refugio seguro:

El Dr. Sidney Gottlieb, ex-jefe de la Chemical Biological Warfare declaró en el Congreso sobre el desarrollo de un sistema de funcionamiento de una tubería bajo las puertas con el objetivo de introducir gases incapacitantes, tóxicos y aturdidores.

El Dr. Ray Teichler, asistente de Gottlieb, trabajó para Edgewood Arsenal y fue consejero de Edgewood Medical Laboratories así como director de la División de la Experimentación Humana de esta empresa. 

Dr. Karl Tauboeck: Científico nazi que fue reclutado por la CIA.

Dr. Friedrich Hoffman: Científico nazi que fue reclutado por la CIA.

Dr. Otto Ambrose: Trabajó para J. Peter Grace.

El Dr. Albert Klingman participó, dentro de la CIA, en un programa conjunto del Ejército en Edgewood, y que consistió en someter a reclusos de una prisión a diversos experimentos relacionados con una cámara de control climático. 

Dr. Evans Robley: Experimentó con radiación nuclear durante la Segunda Guerra Mundial; utilizó sus conocimientos para tratar a a objetores de conciencia.

Dr. Boris Rajewski: Experimentó con radiación nuclear durante la Segunda Guerra Mundial. Fue reclutado por la CIA.

Dr. Gerhard Schubert: Experimentó con radiación nuclear durante la Segunda Guerra Mundial. Fue reclutado por la CIA.

Dr. Hermann Daenzer: Experimentó con radiación nuclear durante la Segunda Guerra Mundial. Fue reclutado por la CIA.

Dr. Wolfgang Luther: Experimentó con radiación nuclear durante la Segunda Guerra Mundial. Fue reclutado por la CIA. 

Dr. Dieter Strang: Experimentó con radiación nuclear durante la Segunda Guerra Mundial. Fue reclutado por la CIA.

Dr. Arthur Demnitz: Experimentó con radiación nuclear durante la Segunda Guerra Mundial. Fue reclutado por la CIA. 

El Dr. Robert Stone, junto al Dr. Evans, participaron en la investigación de la energía nuclear para aviones. Los dos doctores trabajaron secretamente para la CIA en un proyecto sobre el uso de la radiación como medio de matar personas de forma individualizada. 

El Dr. William Swee, científico nazi entre 1933 y 1934, trabajo en EE.UU. sobre un proyecto para la esterilización forzosa de los enfermos epilépticos (que no sabían nada de ese proyecto) dando radiación en los genitales mediante una mesa bajo la cual, y escondido, se encontraba un aparato esterilizador que emitía radiaciones. Posteriormente, y al descubrirse estos hechos, se cerró el programa acusándolo de "comportamiento escandaloso".



Los 11 Criminales de Guerra nazis más buscados.

  DOCUMENTO ADICIONAL


Resolución óptima recomendada para visualizar perfectamente esta web en Google Chrome y Mozilla Firefox: 1024 X 768

Normativa     Sobre el autor     Sobre la web     Enlaces recomendados     Mapa web     Librería     Contacto     ® 00/2007/1322