Enciclopedia del Holocausto No Link Lines!

INICIO WEB

INICIO OTROS

PÁGINA ANTERIOR

PÁGINA SIGUIENTE

GALERÍA FOTOGRÁFICA


BUSCADOR PROPIO


Hans Ulrich Geschke, Jefe de la Gestapo en Praga (República Checa)
Hans Ulrich Geschke,
Jefe de la Gestapo en Praga
(República Checa)

Franz Josef Huber, Jefe de la Gestapo en Viena (Austria)
Franz Josef Huber,
Jefe de la Gestapo en Viena
(Austria)

Jaroslav Nachtmann, agente de la Gestapo
Jaroslav Nachtmann, 
agente de la Gestapo

 



Desde 12-05-2014
(Con Java)


Contador desde 31-07-2011

 

   LA GESTAPO


La tan conocida como temida Gestapo (Geheime Staatspolizei) era la policía secreta de Alemania creada por Hermann Goering el 26 de Abril de 1933.

La cabeza de esta aberración fue en sus primeros tiempos un juez llamado Diles; posteriormente le sustituyó Heydrich que en aquellas fechas era el Jefe de seguridad de la SS lo que desembocó en una colaboración muy estrecha entre ambas unidades. Esta relación fue absorbida por Hitler para su propio provecho que las eximió de toda responsabilidad jurídica y penal lo que permitió a sus miembros actuar con total impunidad en cualquiera de los ámbitos de la sociedad y política nazi. Su mayor esplendor terrorífico resaltó cuando Himmler, amigo personal de Hitler, fue nombrado en 1936 Reichsfuhrer SS (jefe supremo).

Reinhard Heydrich reorganizó y uniformó a todos los miembros de la Gestapo para darles una apariencia fría y escalofriante; construyeron sus propias cárceles y con la misión específica de aniquilar a cualquier opositor o enemigo al régimen nazi recorrieron tanto Alemania como todos los países invadidos para llevar a cabo su macabra tarea constituyendo unidades permanentes en todos los campos de concentración y exterminio en donde los prisioneros políticos, de raza o religión eran sometidos a las torturas más crueles y salvajes de las que nunca se salía vivo mientras arrasaban literalmente poblaciones enteras a lo largo y ancho de la Europa nazificada.

Fue la sección IV B4 de la Gestapo la encargada de llevar a cabo los dictámenes surgidos de la Conferencia de Wannsee en lo que se llamó la Solución Final y que gustosamente ejecutó con la eliminación sistemática de millones de seres humanos. Eran famosas las unidades que disponían de vehículos para desplazarse cómodamente a los campos y poblaciones en donde exterminarían todo rastro de vida humana.

El poder de la Gestapo que más le permitía abusar era la "Schutzhaft" o "custodia protectora", una disposición "legal" para camuflar los encarcelamientos sin procedimientos legales, típicamente en campos de concentración. La persona encarcelada incluso tenía que firmar su propio "Schutzhaftbefehl" (el documento donde declaraba su deseo de ser encarcelada). Normalmente esto se lograba sometiéndola a tortura.

La red de la Gestapo eran tan extensa que creó unidades específicas para introducirse en la política de muchos países de todo el mundo a fin de socavar información constante del pulso de los gobiernos espiados.

En total y al final de la Segunda Guerra Mundial la Gestapo contaba entre sus filas con más de 45.000 miembros sanguinarios ayudando al control de las territorios conquistados en Europa y a identificar judíos, socialistas, homosexuales y otros grupos sociales declarados "subhumanos".

Armas utilizadas por los miembros de la Gestapo:

ARMA

CALIBRE

FABRICANTE

DESCRIPCIÓN

 Dreyse

 7,65 mm.

 Dreyse

 Diseñada por Louis Schmeisser

 Modelo 1912

 9 mm.

 Steyr

 Calibre más potente que la Parabellum

 Modelo 1934

 7,65 mm.

 Mauser

 Fabricada también para el Servicio Militar

 Modelo HSc

 7,65 mm.

 Mauser

 Sin percutor y de doble acción

 P-08

 9 mm.

 Mauser & Walther

 Comprada directamente en almacenes militares

 P-08 

 9 mm.

 Mauser

 Versión oficial con seguro en empuñadura o cachas

 PP

 7,65 mm.

 Walther

 Fabricada también para la Lutfwaffe y el NSDAP

 PPK

 7,65 mm.

 Walther

 PPK es "Modelo detective de pistola para Policía
 (Polizeipistole Kriminalmodell)

Categoría de las detenciones por la Gestapo de Dusseldorf entre 1933 y 1939:

 MOTIVO

%

 Acciones contra organizaciones prohibidas

30,00

 Comportamientos inconformistas

29,00

 Distribución/posesión de material impreso ilegal

04,50

 Escuchar emisoras de radio extranjeras

02,30

 Comportamiento criminal

12,00

 Pasividad política

00,90

 Otros delitos

21,30

Casos basados en relaciones personales ilegales entre arios y judíos investigados por la Gestapo de Dusseldorf entre 1933 y 1944:

 ORIGEN DEL CASO

%

 Informes y denuncias de la población

26,00

 Información de otras organizaciones policiales

17,00

 Observaciones de la Gestapo de Dusseldorf

15,00

 Información procedente de interrogatorios

13,00

 Información procedente de autoridades locales/estatales

07,00

 Información procedente de negocios/empresas

03,00

 Información procedente de organizaciones nacionalsocialistas

06,00

 Sin información sobre motivos

13,00

   PRINCIPIOS FUNDAMENTALES PARA LA POLICÍA (GRUNDSATZE FUR DIE POLIZEI)


Dictado el 18 de Enero de 1935 por la Secretaría de Interior para Prusia y III Reich.

1. Mantén tu juramento con toda lealtad y dedicación completa al Fuhrer, al Pueblo y a la tierra natal.

2. La gran autoridad que se te ha otorgado para mantener el poder de la nación del modo más visible no es
    un privilegio, sino un deber.

3. Se diligente y discreto en los deberes oficiales, valiente y seguro, pero también justo y fervoroso en la
    lucha contra todos los enemigos del Pueblo y el Estado.

4. Actúa contra los demás como desearías que actuaran contra ti si estuvieses en su lugar.

5. Se honesto, humilde y sereno. Las mentiras son mezquinas, los obsequios te obligan y la falta de serenidad
    es poco digna.

6. Ayuda a aquellos que necesiten tu ayuda.

7. No descuides tu aspecto externo, ya que es un espejo de tu interior.

8. Obedece a tus superiores, sé ejemplo para tus subordinados, mantén la disciplina y el sentido del
    compañerismo.

9. Como portador de un arma, posees el mayor honor alemán. Recuérdalo.

   FALLECE Gunnar Sonsteby


Por Jacinto Antón, 27 de Mayo de 2012

Gunnar Sonsteby, el héroe más condecorado de la resistencia noruega

Un combatiente clandestino contra los nazis que llevó de cabeza a la Gestapo

La resistencia noruega contra la ocupación nazi fue mucho más que los héroes de Telemark, cuya gran aventura nevada del sabotaje de la planta de agua pesada de Vemork, en Rjukan, ha capitalizado nuestro imaginario al respecto, sobre todo gracias al cine. De hecho, el personaje más relevante de la lucha clandestina frente a los alemanes y los colaboracionistas no es Kirk Douglas, como algunos podrían pensar, sino el legendario Gunnar Sonsteby, el hombre más condecorado de la resistencia y autor del gran libro de memorias de esa lucha (junto con el conmovedor diario de Peter Moen).

Informe de: Nº 24

Sonsteby, conocido con esa cifra, que era su número de agente en el Special Operations Executive (SOE) británico, que le reclutó durante la II Guerra Mundial, y con el apodo de Kjakan (barbilla), por su notable mentón, trajo de cabeza a la Gestapo debido a su capacidad camaleónica para cambiar de identidad (tuvo más de 30: en una ocasión, durante la guerra, el propio rey Haakon le preguntó en Londres: “¿Cuál es su nombre hoy?”). Tipo con nervios de acero, valiente donde los haya, participó en arriesgadas y espectaculares acciones que le convirtieron en uno de los hombres más buscados de Noruega. Una reciente investigación lo situaba el cuarto en la lista de los mejores agentes y espías de todos los tiempos. Los últimos meses de la ocupación los pasó llevando granadas de mano encima todo el tiempo, dispuesto a volarse con ellas si los nazis lo capturaban, para eludir la tortura. “Nunca tuve miedo, pero no creo que fuera porque era duro, sino porque no esperaba sobrevivir”, dijo en una ocasión.

Fallecido el pasado 10 de Mayo a los 94 años, Sonsteby había nacido en 1918 en Rjukan, precisamente, y cuando los alemanes invadieron su país, en 1940, se encontraba estudiando en Oslo y trabajando en un taller de motocicletas. Encontró humillante la experiencia de la ocupación y ese sentimiento le llevó a involucrarse en la incipiente resistencia, entorno en el que conoció a otro de los grandes personajes de la lucha por la libertad noruega, Max Manus, con el que participó en las acciones clandestinas del llamado Oslo Gang. Centrado en labores de inteligencia, Sonsteby fue enviado a Gran Bretaña en el Shetland Bus —la flota clandestina de pequeños pesqueros— para recibir entrenamiento especializado a manos del SOE en los durísimos campamentos de la organización en Escocia, e ingresó en la célebre Compañía Independiente Noruega 1, NORIC 1 o compañía Linge. De vuelta en Oslo tras ser lanzado en paracaídas, se convirtió en una figura clave que mantenía contacto con diferentes grupos de resistencia y sabotaje, civiles y militares, como el Milorg, y servía de enlace con el exterior. Entre las operaciones en las que intervino se cuentan atentados contra fábricas de municiones y transportes militares, la destrucción de 44 aviones de la Luftwaffe en la base de Bjolsen y la espectacular voladura de la Oficina de Trabajo en Oslo para evitar el reclutamiento de noruegos como soldados del III Reich destinados al frente del Este.

Sonsteby y los suyos robaron también 75.000 libretas de racionamiento, impidiendo a las autoridades nazis el control de la población. Acabó la guerra con el rango de capitán, fue jefe de la escolta del rey Hakon y, tras retirarse del Ejército, estudió en Harvard y se convirtió en próspero hombre de negocios.

El resistente guardó la memoria de aquellos años difíciles en los que una de cada ocho personas en territorio noruego era un soldado alemán, y puso especial empeño en explicar la historia de la resistencia a los jóvenes. En 2001 participó en la campaña para impedir que se le diera a una calle de Oslo el nombre del novelista Knut Hamsun, notable filonazi.

Muy respetado y apreciado en su país, Sonsteby, al que se podía ver en el Museo Militar del castillo de Akershus, donde ayudaba a ordenar la estupenda colección dedicada a la Segunda Guerra Mundial, estaba en posesión de numerosas condecoraciones noruegas y extranjeras, especialmente la Cruz de Guerra con tres espadas (ha sido el único en recibirla), la Orden de San Olav, la Orden de Servicios Distinguidos (DSO) británica y la medalla de operaciones especiales de Estados Unidos. Aunque haya muerto, se le puede seguir viendo en las calles de Oslo, junto a su bicicleta, en el curso de alguna peligrosa misión: una estatua en Solli Plass lo representa así para la eternidad, forjado en el admirable ejemplo de su valor.

   VÍDEO RELACIONADO


   IMÁGENES RELACIONADAS


Toda persona encarcelada por la Gestapo tenía que firmar su propio "Schutzhaftbefehl" (el documento donde declaraba su deseo de ser encarcelada). Normalmente esto se lograba sometiéndola a tortura.

Carta a la Gestapo en Cracovia sobre el transporte de los judíos de Viena en el territorio Nisko. 20 de Octubre de 1939.

Carnet de la Gestapo.

- LA GESTAPO EN ESPAÑA -
Entierro fastuoso en Madrid del embajador alemán en España Von Moltke.

- LA GESTAPO EN ESPAÑA -
Desfile de miembros de la Gestapo por las calles de Madrid.

- LA GESTAPO EN ESPAÑA -
Plaza de Toros de las Ventas en Madrid el 5 de Octubre de 1940. 
22.000 personas saludan al III Reich.


Recomienda esta página


Resolución óptima para visualizar perfectamente esta web en Google Chrome (recomendado): 1024 X 768

 

Normativa     Sobre el autor     Sobre la web     Enlaces recomendados     Mapa web     Contacto     ® 00/2007/1322