Enciclopedia del Holocausto No Link Lines!


BUSCADOR INTERNO

 

OPCIONES

Inicio web

Inicio web

Siguiente

Anterior

Galería fotográfica



Contador desde
31-07-2011

 

  TRASCRIPCIONES DE LAS 10 PRIMERAS SESIONES DEL JUICIO CONTRA LA JERARQUÍA NAZI

Sexto Día: Martes, 27 de noviembre de 1945 (6 de 10)


EL PRESIDENTE: Llamo ahora a declarar a la acusación de Estados Unidos. Sr. Alderman, antes de que comience, creo que sería mejor para el Tribunal que al citar los documentos no se refiera a ellos solamente por el número de Prueba de Estados Unidos y el número de prueba PS, sino también por la identificación del libro de documentos. Por lo que sé, los libros de documentos tienen o una letra o un número.

SR. ALDERMAN: Con la venia, no conozco los números de identificación del libro de documentos. Supongo que el asistente judicial podrá dármelos.

EL PRESIDENTE: Creo que están numerados alfabéticamente.

SR. ALDERMAN: Sí.

EL PRESIDENTE: Si no se hace esto, cuando tengamos un gran número de libros de documentos antes nosotros, será difícil averiguar dónde está la prueba.

MR. ALDERMAN: Lo entiendo, sí.

Con la venia del Tribunal, el grupo de documentos que presenté ayer constituyen un análisis general de la guerra de agresión en su totalidad. No pretenden cubrir los detalles de ninguna de las fases del caso de la guerra de agresión. En realidad, no son más que un relato de toda la cuestión.

Antes de continuar con pruebas más detalladas, creo que sería útil hacer una pausa en este punto para presentarle al Tribunal un gráfico. Este gráfico presenta visualmente algunos de los puntos clave en el desarrollo de la agresión nazi. El Tribunal puede considerarlo útil como resumen visual de algunas de las pruebas recibidas ayer y también como contexto de algunas de las pruebas que aún no se han presentado. Estoy muy seguro de que si hacen regresar a sus mentes a aquellos días, recordarán los mapas que aparecían de cuando en cuando en la prensa a medida que se desarrollaban estos tremendos movimientos en Europa. Estoy muy seguro de que se deben hacer formado el concepto que yo me formé en aquellos días de la cabeza de un lobo desarrollándose gradualmente.

En ese primer gráfico sólo ven un lobo incipiente. Carece de mandíbula inferior, la parte que aparece en rojo, pero cuando ese lobo avanzó y tomó Austria (el Anschluss), esa porción roja se volvió negra. Se convirtió en la mandíbula del lobo, y cuando se adquirió esa mandíbula inferior, Checoslovaquia quedó con su cabeza y la parte principal del cuerpo en la boca del lobo.

A continuación, en el gráfico dos, pueden ver las partes montañosas, las partes fortificadas de Checoslovaquia. En rojo pueden ver los Sudetes, que fueron ocupados primero en virtud del Pacto de Munich, donde la cabeza de Checoslovaquia se convirtió en algo diminuto en la boca del lobo.

Y en el tercer gráfico pueden ver en rojo la cabeza disminuyendo, con su cuello prácticamente roto, y todo lo que hizo falta fue tomar Bohemia y Moravia, y entonces la cabeza del lobo se convirtió en una sólida mancha negra en el mapa de Europa, con flechas indicando incipientes agresiones posteriores que, por supuesto, ocurrieron.

Esta es la imagen que nunca he logrado borrar de mi mente, porque parece demostrar la inevitabilidad de todo lo que ocurrió tras la toma de Austria.

La presentación más o menos cronológica y detallada del caso de la guerra de agresión se dividirá en siete secciones distintas. La primera es la referida a la preparación para la agresión durante el periodo que va de 1933 a 1936. La segunda sección habla de la agresión contra Austria. La tercera sección analiza la agresión contra Checoslovaquia. La cuarta sección trata la agresión contra Polonia y la iniciación de la guerra. Por conveniencia, los detalles de la sección polaca serán presentados después de que el Fiscal Jefe de la Acusación británica presente su discurso de apertura al Tribunal. La quinta sección habla de la expansión de la guerra para convertirse en una guerra general de agresión por medio de la invasión de Escandinavia, los Países Bajos y los Balcanes. Los detalles de esta sección del caso serán presentados por el Fiscal Jefe de la Acusación británica. La sexta sección trata la agresión contra la Unión Soviética, que espero presentar yo mismo. De nuevo por razones de conveniencia, los detalles de esta sección, al igual que los detalles de la agresión contra Polonia, serán presentados después de que el Fiscal Jefe de la Acusación británicapresente su discurso de apertura al Tribunal. La séptima sección estudia la colaboración con Italia y Japón y la agresión contra Estados Unidos.

Vuelvo ahora a la primera de estas secciones, la parte del caso sobre la preparación de la agresión durante el periodo de 1933 a 1936. La sección particular de la Acusación que trata esta cuestión es el Párrafo IV(F) y los subpárrafos 2 a), (b), (c), (d), (e), f), que no necesito leer rápidamente, ya que el Tribunal recordará la alegación. Será necesario, a medida que avance, hacer referencia a ciertas secciones del Estatuto y artículos del Tratado de Versalles y el Tratado entre Estados Unidos de restablecimiento de relaciones de amistad del 25 de agosto de 1921, que incorpora parte de lo acordado en el Tratado de Versalles y ciertos artículos del Tratado del Rhin, de Lucerna, del 16 de octubre de 1925.

EL PRESIDENTE: Sr. Alderman, ¿no se ha previsto que este libro de documentos tenga alguna letra o número identificativos?

SR. ALDERMAN: Supongo que debería tenerlo, Señoría, sí. No sé cuál es la letra correcta.

EL PRESIDENTE: ¿No lo sabe nadie?

SR. ALDERMAN: Me han dicho que "M".

EL PRESIDENTE: ¿"M"?

SR. ALDERMAN: Sí. No presentaré como pruebas esos tratados en este momento, dado que los británicos presentarán los tratados pertinentes en su sección del caso.

Los planes nazis de agresión comenzaron muy poco después de la Primera Guerra Mundial. Su origen modesto y naturaleza fantástica, y el hecho de que podrían haber sido interrumpidos en numerosos momentos no destruyen la continuidad del plan. La parte central de la Acusación, que en teoría cubre hechos de 1933 a 1945, no separa estos hechos de lo que ocurrió en el periodo anterior. Así, el ascenso de Hitler y los nazis al poder político en 1933 ya fue un hito avanzado en el camino alemán.

En 1933 el Partido Nazi, el N.S.D.A.P., había alcanzado dimensiones importantes. En ese momentos sus planes requerían la adquisición del control político de Alemania. Esto era indispensable para la consolidación dentro del país de todos los recursos y potencialidades internos.

En cuanto hubo suficientes indicaciones de un progreso exitoso en esta línea de consolidación interna, el siguiente paso fue liberarse de algunas de las desventajas externas producto de las limitaciones y obligaciones internacionales existentes. Las restricciones del Tratado de Versalles eran un obstáculo en el desarrollo de fuerza en todos los campos necesarios para alguien que va a hacer la guerra. Aunque había habido una cantidad cada vez mayor de violaciones e irregularidades para el momento en el que Versalles fue efectivo, dichas operaciones encubiertas y subterfugios no podían alcanzar las proporciones adecuadas para los objetivos de los nazis. Para apartar del camino al Tratado de Versalles era indispensable el desarrollo del poder militar amplio que necesitaban para sus fines. Asimismo, como parte del mismo plan y por las mismas razones, Alemania abandonó la Conferencia de Desarme y la Liga de Naciones. Era imposible llevar a cabo sus planes respetando las obligaciones internacionales existentes o respetando la ortodoxia de acuerdos de futuro.

Los puntos mencionados en este párrafo IV(F) 2 de la Acusación son ahora hechos históricos de los que esperamos que el Tribunal tome nota judicialmente.

No hace falta decir que todas las operaciones militares y diplomáticas iban precedidas de un plan de acción y una cuidadosa coordinación de todas las fuerzas participantes. Al mismo tiempo, cada punto era parte de un plan de agresión hacía tiempo preparado. Cada uno representa un paso necesario en el objetivo de la agresión específica que después se cometió.

Desarrollar una argumentación extensa sería, quizás, un análisis innecesario de lo obvio. Lo que pretendo hacer es, en líneas generales, sacar a la luz información revelada en documentos ilustrativos que hasta ahora no estaban disponibles.

Las tres cuestiones de importancia internacional inmediata a las que se refiere este párrafo IV (F) 2 de la Acusación son: primero, el abandono de la Conferencia de Desarme y la Liga de Naciones; segundo, la institución del servicio militar obligatorio; y tercero, la reocupación de la zona desmilitarizada de Renania. Cada uno de estos pasos fue progresivamente más serio en el campo de las relaciones internacionales. En cada uno de estos pasos Alemania se adelantó a la posibilidad de que otros países le aplicaran sanciones y, en particular, a una potente acción militar por parte de Francia con la posible ayuda de Inglaterra. Sin embargo, los conspiradores habían decidido que tan sólo una guerra preventiva les detendría, y también estimaron correctamente que ninguna de las Grandes Potencias ni una alianza de éstas asumiría la responsabilidad de una guerra así. El abandono de la Conferencia de Desarme y la Liga de Naciones fue, por supuesto, una acción que no violaba ningún acuerdo internacional. El Convenio de la Liga incluía el procedimiento de abandono. Sin embargo, en este caso y como parte del plan mayor, no se puede disociar la importancia de estas acciones de la conspiración general y los planes de agresión. El anuncio de la institución del servicio militar universal fue una acción más atrevida con una importancia más clara. Era una violación del Tratado de Versalles, pero siguieron adelante. Después pasaron al desafío militar abiertamente, la ocupación de la zona desmilitarizada de Renania.

La Acusación, en el párrafo IV (F) 2, alega que los conspiradores nazis decidieron eliminar las restricciones de Versalles, y el hecho de que sus planes en este aspecto comenzaran muy pronto es algo confirmado por sus propias declaraciones, incluso se jactaron de su extensa planificación y cuidadosa ejecución.

Les leí ayer ampliamente, de nuestro documento 789-PS, prueba USA 23, el discurso de Hitler a todos los Comandantes Supremos del 23 de noviembre de 1939, no necesito volver a leerlo. Dijo que su principal objetivo era liquidar Versalles. Tras cuatro años de guerra, el acusado Jodl, como Jefe del Alto Mando de las Fuerzas Armadas dio un discurso ante los Reichleiters y Gauleiters en el que describió el desarrollo de la fuerza alemana. La toma del poder fue para él la restauración de la soberanía para luchar, incluyendo el reclutamiento, la ocupación de Renania y el rearme, con un énfasis especial en fuerzas blindadas y aéreas modernas.

Tengo, Señorías, nuestro documento L-172. Es una fotocopia de un microfilm de un discurso del General Jodl, y presento esta fotocopia como prueba USA 34. Leeré, con la venia del Tribunal, sólo una parte de él, pero empezaré por el principio.

El discurso se titula "La Situación Estratégica al Comienzo del Quinto Año de Guerra". Es una especie de resumen retrospectivo hecho por el acusado General Jodl. "Discurso dado por el Jefe del Alto Mando de las Fuerzas Armadas (Oeste) a los Reichleiters y Gauleiters, en Munich, el 7 de noviembre de 1943".

EL PRESIDENTE: ¿Está ahora leyendo el documento?

SR. ALDERMAN: Estoy leyendo la traducción al inglés.

EL PRESIDENTE: Pero mi copia del L-172, por lo que puedo ver, comienza con la palabra "Introducción".

SR. ALDERMAN: Sí, Señoría, iba a leer la Introducción. En mi copia...

EL PRESIDENTE: ¿Hay también otro encabezamiento?

SR. ALDERMAN: Sí.

EL PRESIDENTE: No tenemos eso.

SR. ALDERMAN: Creo que usted tiene un índice. No lo hay en mi copia. Página 3.

EL PRESIDENTE: Sí, pero el índice no tiene ese encabezamiento, es eso.

SR. ALDERMAN: Ya veo, lo siento.

EL PRESIDENTE: No importa.

SR. ALDERMAN: (Leyendo)

"Introducción: el Reichsleiter Bormann me ha pedido que les haga un resumen hoy de la situación estratégica al comienzo del Quinto Año de Guerra.

Debo admitir que no llevé a cabo sin reticencias esta tarea nada fácil. No es posible hacer justicia con unas pocas generalidades. No es necesario decir abiertamente lo que es. Nadie, ha ordenado el Führer, puede saber más ni se le puede decir más de lo que necesita para realizar su trabajo inmediato, pero no tengo ninguna duda en mi mente, Caballeros, de que necesitan gran cantidad de información para poder enfrentarse a sus tareas. Es en sus Gaus, después de todo, y entre sus habitantes, donde la propaganda enemiga, el derrotismo y los rumores maliciosos se concentran, donde tratan de encontrar un lugar entre nuestro pueblo. Por todos los lugares del país vaga el demonio de la subversión. Todos los cobardes están buscando una salida, o -como ellos dicen- una solución política. Dicen que debemos negociar mientras aún hay algo en nuestras manos, y todos esos eslógans se aprovechan del sentido común del pueblo, que sabe bien que en esta guerra sólo puede haber una lucha hasta el final. La capitulación significaría el fin de la nación, el fin de Alemania. Contra esta ola de propaganda enemiga y cobardía ustedes necesitan algo más que fuerza. Necesitan conocer la situación real, y por esta razón creo que está justificado que les dé un cuadro perfectamente abierto y sin adornos del estado de la situación. No es una revelación prohibida de secretos, sino un arma que quizás les ayude a fortalecer la moral del pueblo. Esta guerra se decidirá no sólo a través de la fuerza de las armas, sino también por la voluntad de resistencia de todo el pueblo. Alemania se rompió en 1918 no en el frente, sino en casa. Italia sufrió no una derrota militar, sino moral. Se rompió internamente. El resultado no ha sido la paz que esperaba sino -debido a la cobardía de esos criminales traidores- un destino mil veces más duro que el que habría traído la continuación de la guerra junto a nosotros. Puedo confiar en que ustedes, Caballeros, dado que voy a dar cifras concretas y datos sobre nuestra fuerza, tratarán estos detalles como su secreto; todo lo demás está a su disposición, sin restricciones, para aplicarlo en sus actividades como líderes del pueblo.

Nuestras necesidades y objetivos estaban claros para todos en el momento en el que comenzamos esta Guerra de Liberación de la Gran Alemania y atacando evitamos el peligro que nos amenazaba desde Polonia y las Potencias Occidentales. Nuestras posteriores incursiones en Escandinavia, en dirección al Mediterráneo y en dirección a Rusia tampoco plantearon dudas sobre la ejecución general de la guerra mientras tuvieron éxito. No fue hasta que se dieron reveses más serios y nuestra situación general empezó a volverse cada vez más activa que el pueblo alemán empezó a preguntarse si quizás no nos habíamos empeñado en más de lo que podíamos abarcar y si habíamos fijado unos objetivos demasiado altos. Proporcionar una respuesta a estas preguntas y darles a ustedes ciertos puntos de vista para usarlos en sus actividades explicativas es uno de los puntos principales de mi discurso. Lo dividiré en tres partes:

I. Una revisión de los desarrollos más importantes hasta el momento.

II. Consideración de la situación actual.

III. La base de nuestra moral y nuestra confianza en la victoria.

Debido a mi cargo de Consejero Militar del Führer, me limitaré en mis observaciones a los problemas de mi esfera de acción, apreciando totalmente al mismo tiempo que debido a la naturaleza proteica de esta guerra, de esta forma sólo expresaré un único punto de vista de los hechos.

I. LA REVISIÓN

1.El hecho de que el Movimiento Nacionalsocialista y su lucha por el poder interno fueron la etapa preparatoria para la liberación externa de las ataduras del Mandato de Versalles no es algo en lo que tenga que extenderme en este círculo. Sin embargo, querría mencionar en este punto lo clara y conscientemente que los soldados regulares se dan cuenta del importante papel jugado por el Movimiento Nacionalsocialista en la resurrección de la voluntad de lucha (la "Wehrwillen"); en alimentar la fuerza de lucha (la "Wehrkraft") y en rearmar al pueblo alemán. A pesar de la virtud inherente en él, el numéricamente pequeño "Reichswehr" nunca habría sido capaz de enfrentarse a esta tarea sólo, aunque sólo fuera por su restringido radio de acción. Además, lo que el Führer pretendía -y lo que felizmente ha logrado con tanto éxito- era la fusión de estas dos fuerzas.

2. "La toma del poder".

Pido al Tribunal que preste atención a la frecuencia con que aparece esa expresión en todos estos documentos -"la toma del poder por el Partido Nazi por su parte ha supuesto, en primer lugar, la restauración de la soberanía de lucha". Es la palabra alemana "Wehrhoheit" -en cierta forma un eufemismo ahí-, la "Alteza de la Defensa". Creo que realmente significa "Soberanía de Lucha". "Wehrhoheit" también significaba reclutamiento, ocupación de Renania y rearme, dando un énfasis especial a la creación de fuerzas blindadas y aéreas modernas.

3. El "Anschluss" austriaco.

- "Anschluss" significa cogerse, creo; se "cogieron" a Austria- trajo no sólo la satisfacción de un viejo objetivo nacional, sino que también tuvo un efecto de refuerzo de nuestra capacidad de lucha y una mejora material de nuestra situación estratégica. Hasta entonces el territorio de Checoslovaquia se había proyectado de una forma amenazante sobre Alemania (una cintura de avispa en dirección a Francia y una base aérea para los Aliados, en particular Rusia), pero ahora Checoslovaquia se encontraba entre una tenaza.

Querría que el Tribunal mirara un momento el gráfico y viera esa forma de gusano de Checoslovaquia que el General Jodl llama "una cintura de avispa en dirección a Francia", para después describir lo que ocurrió cuando se tomó Austria por medio del Anschluss, que la cintura de avispa quedó "entre una tenaza".

Vuelvo a leer:

"Su propia posición estratégica se había vuelto ahora tan poco favorable que estaba destinada a caer víctima de cualquier ataque con rigor antes de que se pudiera esperar que llegara ayuda del Oeste. Esta posibilidad de ayuda se hizo aún más difícil con la construcción del Muro Occidental que, a diferencia de la línea Maginot, no era una medida basada en debilidad y resignación, sino una destinada a proporcionar una protección de la retaguardia al ejecutar una política activa en el Este.

4. La solución del conflicto checo sin derramamiento de sangre en el otoño de 1938 y la primavera de 1939 -es decir, las dos fases en Checoslovaquia- y la anexión de Eslovaquia cerraron el territorio de la Gran Alemania de una forma tal que ahora era posible considerar el problema polaco en base a premisas estratégicas más o menos favorables".

Creo que basta con echar un vistazo al gráfico progresivo para ver cuáles eran esas premisas estratégicas favorables.

"5. Esto me lleva, dijo el General Jodl, al estallido de la presente guerra, y la cuestión que surge es si el momento de la lucha con Polonia, en sí inevitable, fue elegido favorablemente o no. La respuesta a esta pregunta no está en absoluto en duda dado que el oponente que, después de todo, era considerable, se vino abajo sorprendentemente rápido, y las Potencias Occidentales que eran sus amigas, aunque nos declararon la guerra y crearon un segundo frente, por lo demás, no aprovecharon las posibilidades que tuvieron de arrebatarnos la iniciativa. En cuanto al transcurso de la campaña polaca, no hace falta decir nada más aparte de que demostró de una forma que hizo al mundo entero pararse y tomar nota lo que hasta entonces no había estado claro de ninguna forma: el alto grado de eficiencia que las jóvenes fuerzas armadas de la Gran Alemania habían logrado".

Con la venia del Tribunal, el General Jodl hace una extensa revisión en este documento. Puedo leerlo con interés y cierto entusiasmo, pero creo que he leído suficiente para demostrar que el General Jodl, con este documento, se identifica plenamente con el movimiento nazi. Este documento demuestra que no era un simple soldado. En lo que a él concierne, identifica lo militar con lo político, y la cuestión inmediata por la que he presentado el documento era demostrar la deliberación con la que Alemania dejó de respetar el Tratado de Versalles, y la forma en la que la zona desmilitarizada de Renania fue militarizada y fortificada.

En una de las revisiones de Adolf Hitler del periodo de seis años transcurrido entre su ascensión al poder y el estallido de las hostilidades, no sólo admitió la existencia de un plan hacía tiempo preparado y coordinado, sino que incluso se jactó de ello. Vuelvo de nuevo, con la venia del Tribunal, al documento L-79, que se presentó como prueba ayer, la prueba USA 27. Son las actas del discurso del Führer recopiladas por Schmundt, su Adjunto. Con un personal tan extenso como el nuestro, inevitablemente caemos en la utilización de alguna jerga, como decimos los americanos. A éste lo llamo "Pequeño Schmundt". El archivo grande que presenté ayer es el "Gran Schmundt".

En este punto simplemente quiero leer dos frases de la página 1 de ese documento que llamamos "Pequeño Schmundt". Una frase de la página 1. Se encuentra debajo de la mitad de la página: "En el periodo 1933-1939, se avanzó en todos los campos. Nuestra situación militar mejoró enormemente". Y después, justo encima de la mitad de la segunda página de la traducción al inglés: "El periodo de tiempo que hay detrás nuestro se ha aprovechado bien. Todas las medidas se han tomado en la secuencia correcta y en armonía con nuestros objetivos". Entre los preparativos directos más importantes para la guerra de agresión se encuentra la Ley Secreta de Defensa del Reich del 21 de mayo de 1935, que presenté como prueba ayer, la prueba USA 24, y comenté adecuadamente. No necesito repetir ese comentario. La ley entró en vigor en cuanto se aprobó. Dije al principio que se iba a hacer pública inmediatamente, pero al final, Adolf Hitler firmó el decreto ordenando que se mantuviera en secreto. Lo comenté adecuadamente ayer.

El General Thomas, que estuvo a cargo de la Economía de Guerra y Armamento, y que fue durante un tiempo un miembro de alto rango del Alto Consejo Alemán, se refirió a esta ley como "la piedra angular de los preparativos de guerra". Señala que, aunque la ley no se hizo pública hasta el estallido de la guerra, se puso en vigor inmediatamente como programa de preparación.

Pido al tribunal que tome nota judicial de la obra del General Thomas, "Historia de la Economía de Guerra y Armamento Alemana, 1923-1944", página 25. Tenemos el volumen aquí, en alemán, para que pueda examinarlo quien quiera. No presentaré como prueba todo el volumen a no ser que el Tribunal considere que debe ser así. Lo presentamos como prueba USA 35, pero querría incluirlo en los archivos meramente como una obra de referencia a través de una nota judicial, si eso es posible.

EL PRESIDENTE: Lo quiere simplemente con el fin de demostrar que el General Thomas dijo que esa ley fue la piedra angular de la guerra.

SR. ALDERMAN: Sí.

EL PRESIDENTE: Eso ya ha pasado al sumario.

SR. ALDERMAN: Quiero decirle a la defensa de los acusados que está aquí si quieren consultarlo en algún momento.

EL PRESIDENTE: Muy bien.

SR. ALDERMAN: Debería haberlo identificado con nuestro número 2353-PS.

Esta ley secreta permaneció en vigor hasta el 4 de septiembre de 1938, momento en el que fue sustituida por otra Ley de Defensa secreta, revisando el sistema de organización de la defensa y dirigiendo preparativos más detallados para el cercano estado de movilización, que creo que fue el eufemismo empleado para referirse a la guerra.

Estas leyes se discutirán más ampliamente en relación a otras secciones de nuestra presentación. Han sido analizadas por el Sr. Dodd en relación a los preparativos económicos para la guerra.

La segunda Ley Secreta de Defensa que presento como prueba es nuestro documento 2194-PS. Será la prueba USA 36.

En cuanto a ese documento, sólo pretendo leer las dos cartas adjuntas, "Ley de Defensa del Reich, el Ministro de Economía y Trabajo, Sajonia, Dresde; 6 de diciembre de 1939, Tel." -supongo que Telegrama- "52051. Larga Distancia, Alto Secreto".

EL PRESIDENTE: ¿Está esto al principio del 2194-PS?

SR. ALDERMAN: Debería ser así, Señoría, a no ser que mi copia en inglés sea distinta de la suya.

EL PRESIDENTE: No creo tener ninguna carta introductoria.

SR. ALDERMAN: ¿No empieza después de eso con "Al Protector del Reich en Bohemia y Moravia"?

EL PRESIDENTE: Si, correcto. Discúlpeme.

SR. ALDERMAN: "Sección de Transporte, a la atención del Consejero Jefe de Construcción Hitch, o a la del representante en la oficina del Protector del Reich en Bohemia y Moravia, recibido en Praga el 5 de septiembre de 1939, nº 274. Acompaña esta carta una copia de la Ley de Defensa del Reich del 4 de septiembre de 1938, y una copia de cada uno de los decretos del Ministro de Transporte del Reich, con fecha del 7 de octubre de 1938, RL 10.2212/38, Alto Secreto, y del 17 de julio de 1939, RL/VL 1.2173/39, Alto Secreto, para su información y cumplimiento, orden, firmado, Kretschmar. 3 anexos completados a Dresde, 4 de septiembre de 1939, firmado, Schneider, 3 anexos. Acuse de recibo de la carta del 4 de septiembre de 1939, con 3 anexos, firmado el 5 de septiembre de 1939, y devuelto al Consejero de Construcción Kretschmar".

La cuestión es que se incluía una segunda Ley de Defensa del Reich secreta bajo la etiqueta de Alto Secreto.

Me referiré a continuación a la Acusación, párrafo IV (F) 2A. Ese párrafo de la Acusación se refiere a cuatro puntos:

(1) Rearme secreto de 1933 a marzo de 1935;

(2) entrenamiento de personal militar (incluyendo entrenamiento secreto o camuflado);

(3) producción de municiones de guerra;

(4) creación de una fuerza aérea.

Todos estos cuatro puntos se incluyen en el plan general para la ruptura del Tratado de Versalles y las posteriores agresiones. Los hechos del rearme y su secretismo se evidencian en los hechos que siguieron. La fase significativa de esta actividad en lo que concierne a la Acusación se encuentra en el hecho de que todo esto fue necesario para romper las barreras del Tratado de Versalles y el Pacto de Lucerna y para lanzar las guerras de agresión posteriores. La extensión y naturaleza de esas actividades sólo podían tener como fin propósitos agresivos, y la altísima importancia que el Gobierno le dio al secretismo del programa queda destacada por la financiación encubierta, tanto antes como después del anuncio del reclutamiento y la reconstrucción del ejército el 16 de marzo de 1935.

Tengo, con la venia del Tribunal, un memorándum sin firmar elaborado por el acusado Schacht con fecha del 3 de mayo de 1935 titulado "La Financiación del Programa de Armamento (Finanzierting der Ruestung)". Como he dicho, no está firmado por el acusado Schacht, pero lo identificó como un memorándum suyo en un interrogatorio efectuado el 16 de octubre de 1945. Creo que cualquiera diría que es un memorándum suyo. Se ha hecho referencia a ese memorándum, pero creo que no ha sido introducido o aceptado como prueba. Lo identifico con nuestro número 1168-PS y lo presento como prueba USA 37.

Creo que es bastante importante, y con el permiso del Tribunal, leeré el memorándum completo, recordándoles que el intérprete alemán tiene el original en alemán en sus manos para leerlo e introducirlo en el sumario.

"Memorándum de Schacht a Hitler", identificado por Schacht como prueba A, interrogatorio del 16 de octubre de 1945, página 40. 3 de mayo de 1935 es la fecha del memorándum.

Financiación del Armamento. Las explicaciones que vienen a continuación se basan en la creencia de que el cumplimiento del programa de armamento con velocidad y en cantidad es el problema de la política alemana, y de que todo lo demás, por tanto, debería subordinarse a este fin en tanto en cuanto el propósito principal no se vea en peligro por prestar menos atención a todas las demás cuestiones. Incluso después del 16 de marzo de 1935, la dificultad sigue siendo que no se puede llevar a cabo un tratamiento propagandístico abierto del pueblo alemán para que apoyen el armamento sin poner en peligro nuestra situación internacional (sin pérdidas para nuestro comercio exterior). La ya casi imposible financiación del programa de armamento se vuelve así excepcionalmente difícil.

Se ha de destacar otra suposición. La impresión de moneda sólo puede usarse para la financiación del armamento hasta el grado que permita mantener el valor del dinero. Toda inflación incrementa los precios de las materias primas extranjeras, así como los precios nacionales, y por tanto, es como una serpiente que se muerde la cola. Nuestro armamento tenía que ser camuflado completamente hasta el 16 de marzo de 1935, e incluso después de esa fecha se tuvo que continuar con un camuflaje más amplio, haciendo necesario emplear la imprenta (la imprenta de billetes de banco) desde el mismo comienzo del programa de armamento, aunque habría sido natural comenzarlo (el proceso de impresión) en el punto final de la financiación. En el portafolios del Reichsbank hay separados billetes para este fin, es decir, armamento, de 3.755 millones y 866 millones de Reichsmarks, en total 4.641 millones de los que los billetes de armamento ascienden a 2.374 millones, según la emisión del 30 de abril de 1935. El Reichsbank ha invertido la cantidad de marcos bajo su jurisdicción, pero perteneciente a extranjeros, en billetes en blanco de armamento. Nuestro armamento se financia también en parte con los fondos de nuestros opositores políticos. Además, se usaron 500 millones de Reichsmarks para financiar armamentos que procedían de los Reichsanleithe, los Bonos Federales guardados en bancos. Según el periodo regular presupuestario, se proporcionaron las siguientes cantidades: en el periodo presupuestario 1933-34 - 750 millones de RM; en el periodo presupuestario 1934-35- 1.100 millones de RM, y en el periodo presupuestario 1935-36- 2.500 millones de RM.

El déficit presupuestario desde 1928 se incrementa tras los presupuestos de 1935-36 de 5 a 6 millones de Reichsmarks. Este déficit total ya se financia en este momento con créditos a corto plazo del mercado monetario. Reduce así con antelación las posibilidades de utilización del mercado público para el armamento. El Reichsfinanzminister (Ministro de Finanzas) señala correctamente en su defensa del presupuesto:

"Como un déficit anual permanente es imposible, ya que no podemos contar con seguridad con que el incremento de ingresos por impuestos equilibre ese déficit y cualquier otra deuda anterior, y como, por otro lado, un presupuesto equilibrado es la única base segura para la inminente gran tarea de la política militar" -añado que evidentemente el acusado Schacht conocía la inminente gran tarea militar a la que se iba a enfrentar Alemania- "por estas razones tenemos que poner en marcha una política presupuestaria fundamental y consciente que resuelva el problema de la financiación del armamento por medio de una reducción orgánica y planeada de otros gastos no sólo desde los ingresos, sino también desde los gastos, es decir, ahorrando.

La urgencia de esta cuestión se puede deducir de lo siguiente, que una gran cantidad de efectivo ha sido proporcionada por el Estado y el Partido" -no es simplemente el Estado, sino el Estado y el Partido- "y que ahora se está procesando, todo lo cual no ha sido cubierto por el presupuesto, sino a través de contribuciones y créditos, que tienen que ser recaudados por la industria, además de los impuestos regulares. La existencia de varios presupuestos juntos que sirven a tareas más o menos públicas son el mayor impedimento para hacerse con una idea clara de las posibilidades de financiación de armamento. Un gran número de ministerios y varias ramas del partido tienen sus propio presupuestos, y por esta razón tienen posibles ingresos y gastos, basados en la soberanía de financiación del Estado, pero no sujetos al control del Finanzminister (Ministro de Finanzas) y por tanto no sujetos al control del gabinete. Al igual que en el ámbito político la excesiva delegación de poderes legislativos a individuos creó varios estados dentro del Estado, la situación de varias ramas del Estado y el Partido, trabajando codo con codo y unas contra otras tiene un efecto devastador en las posibilidades de financiación. Si no se introduce en este terreno la concentración y el control unificado muy pronto, la solución a la ya imposible tarea de la financiación del armamento está en peligro. Tenemos que llevar a cabo las siguientes tareas:

1) Se encarga a un adjunto, supongo, encontrar todas las fuentes e ingresos que tengan origen en contribuciones al Gobierno Federal, al Estado y Partido y en beneficios de empresas públicas y del partido.

(2) Además, expertos nombrados por el Führer tienen que examinar cómo se usaron estas cantidades y qué parte de esas cantidades se podrá en el futuro desviar de su propósito original.

(3) Esos mismos expertos tienen que examinar las inversiones de todas las organizaciones públicas y del partido para así determinar hasta qué punto se pueden usar estas propiedades para la financiación de armamento.

(4) Se ha confiar al Ministro Federal de Finanzas la tarea de examinar las posibilidades de incrementar los ingresos por medio de nuevos impuestos o incrementando los impuestos existentes.

La financiación actualizada de armamentos por el Reichsbank, bajo las condiciones políticas existentes, era una necesidad, y el éxito político demostró lo correcto de esta acción. Las otras posibilidades de financiación de armamento han de comenzar ahora bajo cualquier circunstancia. Con este fin han de cesar absolutamente todos los gastos no esenciales para otros fines y toda la fuerza financiera de Alemania, con sus limitaciones, ha de concentrarse en el único propósito de la financiación del armamento. El que el problema de la financiación descrito brevemente en este programa tenga éxito es algo que está por ver, pero sin dicha concentración fracasará con absoluta certeza".

Conociendo su gran habilidad en las finanzas, puedo sentir cierta simpatía hacia el acusado Schacht al luchar contra estos problemas.

El 21 de mayo de 1935 fue una fecha muy importante en el calendario nazi.

EL PRESIDENTE: ¿Es un momento adecuado para levantar la sesión durante diez minutos?

SR. ALDERMAN: Sí.

(Receso)

SR. ALDERMAN: El 21 de mayo de 1935 fue una fecha muy importante en el calendario nazi. Como ya he indicado, fue en esa fecha cuando se aprobó la Ley de Defensa del Reich secreta, que es nuestro documento 2261-PS. El secreto de sus operaciones de armamentos había ya alcanzado el punto más allá del cual no podía mantener con éxito su camuflaje, y dado que su programa requería una expansión aún mayor, renunciaron unilateralmente a las limitaciones de armamento previstas en el Tratado de Versalles en esa misma fecha, el 21 de mayo de 1935.

Me refiero al discurso de Hitler ante el Reichstag del 21 de mayo de 1935, nuestro documento 2288-PS. Tenemos aquí el volumen original del "Volkische Beobachter " (el "Observador Popular", creo, es la traducción correcta), Volumen 48, 1935, 122-151, mayo, con fecha del 22 de mayo de 1935, que dio su discurso bajo el título (si puedo traducirlo, quizás) "El Führer informa al mundo del camino hacia la paz real".

Presento esa parte de ese volumen, identificada como documento 2288-PS, como la prueba USA 38, y leeré comenzando por el quinto párrafo de la traducción al inglés:

"El Tratado de Versalles no fue roto", comienzo con las palabras "El Tratado de Versalles", en el quinto párrafo.

"El Tratado de Versalles no fue roto por Alemania unilateralmente, sino que los bien conocidos párrafos del Mandato de Versalles fueron violados, y en consecuencia, invalidados, por esas potencias que no se hicieron a la idea de ajustar el desarme pedido a Alemania a su propio desarme, según se acordó en el Tratado".

Lo siento, dije el quinto párrafo... esto está en la página 3. Está después de que exponga algunas conclusiones generales, y ahí hay un párrafo con el número 1 que dice:

"El Gobierno del Reich Alemán rehúsa adherirse a la Resolución de Ginebra del 17 de marzo..."

El Tratado de Versalles no fue roto por Alemania unilateralmente, sino que los bien conocidos párrafos del Mandato de Versalles fueron violados, y en consecuencia, invalidados, por esas potencias..

Lo siento. ¿Puedo echar un vistazo al original alemán? Con la venia del Tribunal, no quería leer todo el volumen del "Volkische Beobachter"...

EL PRESIDENTE: Si es sólo un documento corto lo que va a leer, sólo un breve extracto, quizás se podría entregar el documento al intérprete, y él podría seguirle.

SR. ALDERMAN: Creo que podré encontrarlo... No soy muy rápido leyendo en alemán, pero...

EL PRESIDENTE: Si lo lee en inglés, él lo traducirá.

SR. ALDERMAN: Sí, pero quiero que el intérprete tenga el documento en alemán.

Verán:

"1. El Gobierno del Reich Alemán rehúsa adherirse a la Resolución de Ginebra del 17 de marzo..."

"El Tratado de Versalles no fue roto por Alemania unilateralmente, sino que los bien conocidos párrafos del Mandato de Versalles fueron violados, y en consecuencia, invalidados, por esas potencias que no se hicieron a la idea de ajustar el desarme pedido a Alemania al su propio desarme, según se acordó en el Tratado.

2. Debido a que las otras potencias no cumplieron sus obligaciones para con el programa de desarme, el Gobierno del Reich Alemán ya no se considera vinculado a esos artículos, que no son más que una discriminación a la nación alemana" -(supongo que es "contra la nación alemana")- "durante un periodo ilimitado de tiempo ya que, a través de ellos, Alemania es aplastada de una forma unilateral, en contra del espíritu del acuerdo".

Con la venia del Tribunal, no hace falta decir que cuando cito a Adolf Hitler no necesariamente defiendo la absoluta verdad de todo lo que dice. Esto es un discurso público que dio ante el mundo, y es cuestión del Tribunal juzgar si está presentando un pretexto o la verdad.

Combinados con otras fases de la planificación y preparación para la guerra de agresión, hubo varios programas de instrucción directa e indirecta con fines militares. Esto incluía no sólo la instrucción de personal militar, sino también la creación e instrucción de otras organizaciones militares, como la Fuerza de Policía, que podía, y fue, absorbida por el Ejército.

Esto se demuestra en otras secciones del caso presentado por la acusación. Sin embargo, la amplitud de este programa de instrucción militar es indicado por la jactancia con la que Hitler habla del gasto de noventa mil millones de Reichsmarks durante el periodo 1933-1939 en la creación de las Fuerzas Armadas.

Tengo otro volumen del "Volkische Beobachter", el Volumen 52, de 1939, creo que es el número del 2 y 3 de septiembre de 1939, que presento como prueba USA 39; y ahí aparece un discurso de Adolf Hitler, con su foto, que lleva como pie, si se me permite traducirlo: "El Führer anuncia la Batalla por la justicia y la Seguridad del Reich". Entrego el volumen original...

Esto es un discurso, Señorías, de Adolf Hitler, del 1 de septiembre de 1939, la fecha del ataque a Polonia, identificado con nuestro número 2322-PS; y leo de ahí los párrafos indicados al intérprete.

"Durante más de seis años..."

Pido disculpas. En la copia mimeográfica del Tribunal, es el final de la página 3, el último párrafo que comienza en esa página.

"Durante más de seis años me he dedicado a la creación de las Fuerzas Armadas Alemanas. Durante este periodo se gastaron más de noventa mil millones de Reichsmarks en la creación de la Wehrmacht. Hoy, nuestras fuerzas armadas son las mejor equipadas del mundo, y son superiores a las de 1914. Mi confianza en ellos no puede tambalearse ante nada".

El carácter secreto de este programa de instrucción y el hecho de su temprano desarrollo queda ilustrado por una referencia a la instrucción secreta de personal aéreo ya en 1932, así como los primeros planes de creación de una fuerza aérea militar. Se envió un informe al acusado Hess en una carta firmada por un tal Schickebaum dirigida al acusado Rosenberg, para entregarla a Hess.

Supongo que Schickebaum estaba muy nervioso por conseguir que nadie más que Hess se hiciera con esta carta, y por tanto se la envió a Rosenberg para que se la entregara personalmente a Hess.

Este documento indica que se debía organizar a los pilotos civiles de tal forma que se pudiera conseguir su transferencia a la organización de la fuerza aérea militar.

Esta carta es nuestro documento 1142-PS, con fecha del 20 de octubre de 1932, y lo presento como prueba USA 40. Comienza con: "Lieber Alfred" (refiríendose a Alfred Rosenberg) y va firmada con "Mit bestem Gruss, Dein Amo". Amo, creo, era el nombre de Schickebaum.

"Estimado Alfred: te envío un mensaje del R.W.M. que me ha pasado nuestro hombre confidencial (Vertrauensmann) que es muy interesante. Creo que tendremos que tomar medidas para que el asunto no se pase secretamente al Stahlhelm. Este informe no es conocido por nadie más. No informé intencionadamente ni siquiera a nuestro largo amigo".

- Supongo que es "nuestro alto amigo", añado que el acusado Rosenberg, en un interrogatorio realizado el 5 de octubre de 1945, identificó a este "largo amigo" o "alto amigo" como un tal Von Albensleben.

Incluyo una copia adicional para Hess, y te pido que transmitas esta carta a Hess por mensajero, no quiero escribirle una carta a Hess por temor a que pueda ser leída en alguna otra parte. Mit bestem Gruss, Dein Amo".

Y se incluye: "Organización de la Fuerza Aérea".

Objetivo: Preparación de material e instrucción de personal a proporcionar para el armamento de la fuerza aérea.

La gestión completa como organización civil se transferirá al Coronel von Willberg, en este momento Comandante de Breslau que, manteniendo su puesto en el Reichswehr, pasa a la excedencia.

(a) Organización de los pilotos de líneas aéreas civiles de tal forma que se permita su transferencia a la Organización de la fuerza aérea.

(b) Perspectivas de utilización de tripulaciones de trenes para vuelos militares.

El entrenamiento se hará dentro de la organización de vuelo militar del Stahlhelm....

Creo que eso significa "casco de acero".

...que pasa a manos del Coronel Hanel, retirado.

Todas las organizaciones de vuelo deportivo se usarán para vuelo militar. Las directrices sobre clases y tareas de vuelo militar serán emitidas por este directorio del Stahlhelm. La Organización Stahlhelm pagará a los pilotos militares 50 marcos por hora de vuelo. Se pagarán al propietario del avión si él mismo lleva a cabo el vuelo. Se dividirán en el caso de que haya personas no propietarias del avión entre la organización de vuelo, el propietario y la tripulación en la proporción 10:20:20. Los vuelos militares se pagan así mejor que los vuelos para publicidad (40). Podemos por tanto esperar que la mayoría de propietarios de aviones o las asociaciones de vuelo acudirán a la organización Stahlhelm. Se ha de conseguir que se proporcionen condiciones equitativas al R.W.M., también organización del N.S.D.A.P.

El programa de rearme y los objetivos para evitar y no respetar el cumplimiento del Tratado de Versalles quedan sin lugar a dudas demostrados por un cierto número de documentos de la Armada que demuestran la participación y cooperación de la Armada Alemana en este programa de rearme, secreto en un primer momento.

Cuando consideraron que se podía decir con seguridad, reconocieron abiertamente que siempre había sido su objetivo acabar con Versalles.

En 1937, el Alto Mando de la Armada publicó un libro secreto titulado "La Lucha de la Armada contra Versalles, 1919 a 1935". El prefacio habla de la lucha de la Armada contra las insoportables regulaciones del tratado de paz de Versalles. El índice incluye una diversa variedad de actividades de la Armada, como proteger los cañones costeros de la destrucción ordenada por Versalles; medidas independientes de armamento a espaldas del gobierno y los órganos legislativos; resurrección del arma de submarinos; rearme económico y rearme camuflado de 1933 hasta la libertad de restricciones en 1935.

Este documento señala el importante efecto producido por la toma del poder por los nazis en 1933 incrementando el tamaño y determinando la naturaleza del programa de rearme. También se refiere a la gran independencia en la construcción y desarrollo de la Armada, que sólo se vio limitada por la ocultación del rearme que tenía que considerarse para cumplir con el Tratado de Versalles.

Con la restauración de lo que se llamó la soberanía militar del Reich en 1935 -la reocupación de la zona desmilitarizada de Renania- se eliminó el camuflaje externo del rearme.

Tenemos, Señorías, una fotocopia del libro impreso en alemán que he mencionado, titulado "Der Kampf der Marine gegen Versailles (La Lucha de la Armada contra Versalles), 1919 a 1935", escrito por el Capitán de Marina Schuessler. Lleva el símbolo del Partido Nazi con la esvástica en el águila con alas abiertas en la cubierta, y lleva la marca de "Secreto" subrayada. Es nuestro documento C-156. Es un libro de setenta y seis páginas de texto seguidas por listas de índices y gráficos. Lo presento como prueba USA 41. Puedo decir que el acusado Raeder identificó este libro en un interrogatorio reciente y explicó que la Armada trató de ajustarse a lo requerido por el Tratado de Versalles y al mismo tiempo progresar en el desarrollo naval. Querría leer textos de este libro, con la venia del Tribunal. Está claro que no leeré todo el libro, pero querría leer el prefacio y uno o dos fragmentos.

"El objeto y propósito de este memorándum bajo el título 'Prefacio' es describir un cuadro técnicamente fiable basado en registros documentales y los testimonios de los que tomaron parte en la lucha de la Armada contra las insoportables regulaciones del Tratado de paz de Versalles. Demuestra que la Armada del Reich, tras las actividades liberadoras del Cuerpo Libre y de Scapa Flow no descansó, sino que encontró formas y medidas para establecer con un entusiasmo insaciable, además de la creación de una Armada de 15.000 hombres, las bases para un mayor desarrollo en el futuro, creando así, por medio del trabajo de soldados y técnicos, la condición principal para un rearme posterior. También debe distinguir más claramente los servicios de estos hombres, que sin ser ampliamente conocidos, se aplicaron con extraordinario celo y responsabilidad al servicio de la lucha contra el Tratado de paz. Estimulados por el más alto sentido del deber, se arriesgaron, en particular en los primeros días de su lucha, y arriesgaron sus puestos sin freno llevando a cabo tareas en parte auto-ordenadas. Este relato de los hechos hará ver más claro, sin embargo, que incluso esos planes tan ideales y ambiciosos sólo pueden realizarse hasta un pequeño punto si la fuerza concentrada y unida de todo el pueblo no está detrás de la valiente actividad del soldado. Sólo cuando el Führer creó la segunda e incluso más importante condición para un rearme efectivo en la coordinación de toda la nación y en la fusión del poder político, financiero y espiritual, pudo lograr completarse el trabajo del soldado. El contexto de este Tratado de paz, el más vergonzoso de la Historia mundial, se hundió bajo el poder de esta voluntad unida.

Firmado, el Narrador".

Ahora querría que el tribunal prestara atención simplemente al índice, porque los títulos de los capítulos son suficientemente importantes para mis fines.

I. Primero: "Acción defensiva contra la ejecución del Tratado de Versalles (del final de la guerra a la ocupación del Ruhr, 1923)".

Segundo: "Protección de cañones costeros de la destrucción y eliminación de equipo artillero y munición, armas".

Tercero: "Limitación de la destrucción en Heligoland".

II. Medidas independientes de armamento a espaldas del Gobierno del Reich y el órgano legislativo (de 1923 al caso Lohmann en 1927)

1. Intento de incremento de la fuerza de personal de la Armada del Reich.

2. Contribución al fortalecimiento del patriotismo entre el pueblo.

3. Actividades del Capitán Lohmann.

Lamento decir, Señorías, que no conozco la historia del Capitán Lohmann.

4. Preparación para la resurrección del arma alemana de submarinos.

5. Creación de la fuerza aérea.

6. Intento de reforzar nuestra arma de minas (Die Mine)

7. Rearme económico.

8. Medidas diversas.

(a) Aerogeodesia M.B., y;

(b) Evidencias secretas.

III. El trabajo sobre armamento planeado tolerado por el Gobierno del Reich pero a espaldas del órgano legislativo de 1927 hasta la toma del poder, 1933.

IV. Rearme bajo el liderazgo del Gobierno del Reich de forma camuflada (de 1933 hasta la libertad de restricciones en 1935). 

La unificación de toda la nación que se logró con la toma del poder del 30 de enero de 1933 fue de una influencia decisiva en el dimensionamiento y forma del posterior rearme.

Mientras que la segunda cámara, el Reichsrat, se aproximó a su disolución y renunció a ser un órgano legislativo, el Reichstag quedó con una composición que sólo podía adoptar una actitud unilateral hacia el rearme de las fuerzas armadas. El gobierno se hizo con la gestión del programa de rearme desde la base.

Otro encabezamiento, "Desarrollo de las Fuerzas Armadas".

Esta toma del control por parte del Gobierno del Reich se desarrolló en cuanto a las Fuerzas Armadas de tal forma que el Ministro de la Guerra, el General von Blomberg, y a través de él las tres ramas de las Fuerzas Armadas, recibieron poderes muy amplios del Gabinete del Reich para el desarrollo de las Fuerzas Armadas. Toda la organización del Reich fue incluida de esta forma. A la vista de estos poderes la colaboración del anterior cuerpo de inspección en la gestión de los gastos secretos fue finalizada. Quedaron así sólo las tareas de inspección de la oficina de cuentas del Reich Alemán.

Otro encabezamiento, "Independencia del Comandante en Jefe de la Armada". Al Comandante en Jefe de la Armada, el Almirante Raeder, doctor honorario, se le había concedido una gran independencia en la construcción y desarrollo de la Armada. Esto sólo se vio coartado por la necesidad de continuar la anterior ocultación del rearme en consideración al Tratado de Versalles. Además del presupuesto público, seguía existiendo el presupuesto especial anterior, que se vio muy incrementado a la vista del considerable crédito para la creación de empleo que hizo disponible el Reich. Se dieron amplios poderes en la gestión de estos créditos al Director del Departamento de Presupuestos de la Armada, cargo ocupado hasta 1934 el Comodoro Schuessler, y posteriormente por el Comodoro Forster. Tuvieron en cuenta la responsabilidad ampliada del Jefe del Presupuesto.

Otro encabezamiento, "Declaración de Libertad Militar". Cuando el Führer, confiando en el refuerzo de las Fuerzas Armadas llevado a cabo mientras tanto, anunció la restauración de la soberanía militar del Reich Alemán, la limitación antes mencionada de los trabajos de rearme, es decir, el camuflaje externo, fue eliminado. "Liberados de todas las ataduras que han limitado nuestra capacidad de movernos libremente sobre y bajo el agua, por tierra y por aire, durante una década y media, y llevadas por el de nuevo despertado espíritu de lucha de toda la nación, las Fuerzas Armadas, y como parte de ellas, la Armada, pueden dirigir con total fuerza hacia su finalización el rearme ya en marcha con el fin de asegurarle al Reich su correcta situación en el mundo".

Con la venia del Tribunal, en este momento tengo un problema nuevo con una prueba que creo que no hemos discutido. Tengo en mis manos una trascripción en inglés de un interrogatorio del acusado Erich Raeder. Por supuesto, sabe que le interrogaron; sabe lo que dijo. No creo que hayamos proporcionado copias de este interrogatorio a la defensa del acusado. No sé si en estas circunstancias puedo leerlo libremente o no. Si lo leo, todos los miembros de la defensa recibirán una copia completa- es decir, de lo que lea para el sumario.

EL PRESIDENTE: ¿Tiene la defensa del acusado Raeder alguna objeción a que se lea este interrogatorio?

DOCTOR SIEMERS (abogado del acusado Raeder): por lo que he visto en las sesiones del juicio hasta la fecha, creo que es una cuestión de procedimiento que cualquier prueba, sea un documento o una declaración de testigos, se proporcionará. Me sorprende que la acusación desee presentar como prueba el acta de un interrogatorio realizado en un momento en el que la defensa no estaba presente. Debería darle las gracias al Tribunal si se me dijera que, por principio, como abogado de la defensa, puedo recurrir a presentar pruebas de esta forma, es decir, presentar documentos de interrogatorios a testigos, documentos en los que yo mismo interrogara a testigos, de la misma forma en la que lo ha hecho la acusación, sin hacer acudir al estrado a los testigos.

EL PRESIDENTE: En el futuro, el Tribunal considerará que si se han de usar interrogatorios a acusados, se habrán de proporcionar copias de dichos interrogatorios de antemano a los abogados de la defensa. La cuestión que le dirige el Tribunal es si en esta ocasión usted tiene alguna objeción a que se utilice este interrogatorio sin que se le haya proporcionado dicha copia. Con respecto a su observación sobre sus propios derechos en referencia a interrogar a su acusado, el Tribunal considera que debe llamarle a declarar como testigo en el estrado y no puede interrogarle y presentar los interrogatorios. La pregunta que se le hace ahora es si tiene alguna objeción a que se presente este interrogatorio ante el Tribunal en este momento.

DR. SIEMERS: Querría tener primero la oportunidad de ver este documento. Sólo entonces podré decidir si se puede leer el interrogatorio, cuyo contenido, como abogado de la defensa, no conozco.

EL PRESIDENTE: El Tribunal se retirará ahora y considera que se le puede entregar el interrogatorio durante el receso para usarlo después.

(Receso hasta las 14:00 horas)

SR. JACKSON: Con la venia. Querría pedirle al Tribunal que tome nota de la presencia y aparición en nombre de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas del Sr. A. I. Vijshinsky, del Ministerio de Exteriores, y del Sr. K. P. Gorshenin, Fiscal Jefe de la Acusación Soviética, que sólo hasta ahora ha podido unirse a nosotros en la acusación.

EL PRESIDENTE: El Tribunal toma nota de lo que el Sr. Letrado Jackson ha dicho y observa que el Sr. Vijshinsky ha ocupado su asiento con la Delegación Soviética de Fiscales Jefes.

DR. SIEMERS: Durante la hora de comer he visto las actas. Querría observar que no creo que sea muy aceptable que la acusación se mantenga en su postura de que la defensa no debería ver los documentos hasta que es tarde, durante el proceso, o justo antes del proceso, o a veces incluso después del proceso. Sería más factible responder a la acusación si se hiciera posible que en el futuro se nos informara a su debido tiempo.

Ayer se dejó en la sala nº 54 una lista de los documentos que se iban a presentar hoy. He visto que los documentos presentados hoy no están incluidos en la lista de ayer. Comprenderán que el trabajo de la defensa se ve así muy dificultado. Por principio no puedo, en mi alegación de hoy, aceptar la lectura de actas de interrogatorios. Para facilitar las cosas, querría aceptar la sugerencia del Tribunal y manifestar estar de acuerdo con que se lean las actas presentadas aquí. Pido, sin embargo -y creo que la acusación ya me ha asegurado esto- que sólo se lea la parte que se refiere al documento C-156, ya que no he tenido tiempo de discutir el resto de cuestiones con el acusado.

En cuanto a las restantes cuestiones, se citan otros cinco documentos. Pido además que la parte que se refiere al libro del Kapitan zur See Schuessler se lea entera, y creo que la acusación está de acuerdo con esto.

EL PRESIDENTE: Según ha dicho el abogado de Raeder, ustedes han llegado a un acuerdo sobre qué partes del interrogatorio se deberían leer. ¿Es así, Sr. Alderman?

SR. ALDERMAN: Si he entendido bien a la defensa, pidió que leyera toda la parte del interrogatorio que se refiere al documento C-156, y también entendí que no aceptaba que leyera otras partes que se refieren a otros documentos. Entregué a la defensa el original de mi copia del interrogatorio antes de la hora de comer, y cuando me lo devolvió después de comer, le entregué el calco. No entiendo muy bien su alegación sobre documentos presentados que no se habían proporcionado al acusado. Presentamos el libro de documentos.

EL PRESIDENTE: ¿Está este documento en el libro de documentos?

SR. ALDERMAN: Que yo sepa, el libro de documentos contenía completo el documento del que se habla en este interrogatorio. No incluía el interrogatorio.

EL PRESIDENTE: Entonces él está en lo cierto.

SR. ALDERMAN: Está en lo cierto con respecto a este interrogatorio, sí.

EL PRESIDENTE: Usted está de acuerdo con él, entonces. Puede leer lo que quiere leer ahora, y no es necesario que lea esa parte por la que él presenta objeciones.

SR. ALDERMAN: Creo que entiendo su objeción a que lea algo distinto a la parte que habla del C-156, pero adelanto que puede que mañana desee leer las otras partes.

Esto habla del libro que presenté como prueba esta mañana, el documento C-156, prueba USA 41. El acusado Raeder identificó ese libro y explicó que la Armada tenía que cumplir lo acordado en el Tratado de Versalles y al mismo tiempo avanzar en el desarrollo naval. Leo la parte del interrogatorio al acusado Raeder que decidimos leer:

PREGUNTA: Tengo aquí un documento, el C-156, que es una fotocopia de una obra elaborada por el Alto Mando de la Armada y habla de la lucha de la Armada contra el Tratado de Versalles de 1919 a 1935. Le pregunto en primer lugar si conoce esta obra.

RESPUESTA: Conozco este libro. Lo leí una vez, cuando fue publicado.

P: ¿Era una publicación oficial de la Armada Alemana?

R: El Capitán Schuessler (el autor) era Comandante en el Almirantazgo. Publicado por el O.K.M., este libro era una idea de este oficial sobre la coordinación de estas cuestiones.

P: ¿Recuerda las circunstancias en las que se le autorizó a elaborar dicha obra?

R: Creo que me dijo que escribiría un libro así, como dice en el prólogo.

P: ¿Y en la preparación de esta obra tuvo acceso a los archivos oficiales de la Armada y basó su obra en los elementos que contenían?

R: Sí, creo que sí. Habló con otras personas y obtuvo los documentos necesarios.

P: ¿Sabe si antes de que se publicara la obra se hizo circular un borrador entre los oficiales del Almirantazgo para que lo comentaran?

R: No, no creo. No antes de que se publicara. Lo vi cuando se publicó.

P: ¿Circuló libremente tras su publicación?

R: Era un asunto secreto, creo que todos los Altos Mandos de la Armada lo conocían.

P: ¿No circuló fuera de los círculos de la Armada?

R: No.

P: ¿Cuál es entonces su opinión sobre los comentarios contenidos en la obra sobre la forma de evitar lo previsto por Versalles?

R: No recuerdo muy exactamente lo que decía. Sólo puedo recordar que la Armada siempre tuvo como objetivo cumplir lo estipulado en el Tratado de Versalles, pero para lograr ciertas ventajas, los pilotos eran entrenados un año antes de que entraran en la Armada. Hombres muy jóvenes. Así se cumplía con lo acordado en el Tratado de Versalles. No pertenecían a la Armada, ya que eran entrenados para volar, y los submarinos fueron desarrollados no en Alemania y no por la Armada, sino en Holanda. Había una Oficina Civil, y en España hubo una Oficina Industrial; en Finlandia también, y sólo fueron construidos mucho después, cuando empezamos a discutir con el Gobierno Inglés sobre el Tratado de pasar de treinta y cinco a cien, porque vimos que entonces el Tratado de Versalles sería destruido al lograr un acuerdo así con Inglaterra, así que para mantener lo acordado en Versalles, tratamos de cumplirlo, pero a la vez tratamos de obtener ventajas.

P: ¿Sería correcto decir que el Alto Mando de la Armada estaba interesado en evitar las limitaciones del Tratado de Versalles sobre personal y la limitación de armamentos, pero que trató de cumplir lo acordado aunque en realidad evitó hacerlo?

R: Ese era su objetivo.

SR. ALDERMAN: Lo que viene a continuación es la parte que la defensa del acusado me pidió que leyera.

P: ¿Por qué se adoptó esa política?

R: Después de la primera guerra nos vimos amenazados por el peligro de que los polacos atacaran Prusia Oriental, y por tanto, tratamos de fortalecer un poco nuestras muy, muy débiles fuerzas de combate de esta forma; así, todos nuestros esfuerzos se orientaron hacia el objetivo de tener un poco más de fuerza para luchar contra los polacos si nos atacaran. Sería una tontería pensar que habríamos atacado a Polonia en ese momento y con la Armada. Un segundo objetivo era lograr un cierto grado de defensa contra la posible entrada de fuerzas francesas en el Ostsee (el Báltico), dado que sabíamos que los franceses tratarían de venir en ayuda de los polacos. Sus barcos entraron en el Ostsee, y así la Armada se convirtió en una defensa contra un ataque polaco y contra una invasión francesa por el Ostsee. Objetivos meramente defensivos.

P: ¿Cuándo surgió este temor a un ataque de Polonia entre los círculos oficiales alemanes?

R: En los primeros años, cuando se tomó Vilna. Sentimos que igualmente podían ir a por Prusia Oriental. No estoy seguro del año exacto, dado que estas opiniones surgieron en los Ministerios alemanes y fueron expuestas por los Ministros del Ejército y la Armada, Groner y Nocke.

P: ¿Y este punto de vista, en su opinión, se sostuvo en general hasta 1919/1920, después del final de la Primera Guerra Mundial?

R: La situación general era más bien incierta, y no puedo describir con mucha precisión el principio de aquellos años, ya que entonces trabajé dos años en los Archivos de la Armada, escribiendo un libro sobre la Guerra y sobre cómo combatieron los cruceros en ella. Así que durante dos años estuve ocupado con esas cuestiones.

De una forma similar aparecen los mismos planes y objetivos en el índice de una historia de la Armada Alemana de 1919 a 1939 encontrada en archivos oficiales capturados de la Armada Alemana. Aunque no hemos encontrado una copia del libro, el proyecto fue escrito por el Coronel Scherff, historiador militar especial de Hitler. Hemos encontrado el índice: se refiere con números a grupos de documentos y notas sobre los documentos, que claramente eran material de trabajo como base de los capítulos a escribir de acuerdo con el índice. Los títulos de este índice exponen sin lugar a dudas el plan y preparativos de la Armada para deshacerse del Tratado de Versallles y reconstruir la fuerza de la Armada necesaria para la guerra de agresión.

Tenemos el documento original capturado que es, como dije, el índice escrito a máquina en alemán del proyecto de esta obra, con una cubierta en alemán, escrita a máquina y titulada "Geschichte der Deutschen Marine, 1919-1939 (Historia de la Armada Alemana, 1919-1939)". Lo hemos identificado en nuestra serie como C-17 y lo presentamos como prueba USA 42. Este índice incluye encabezamientos más bien generales, pero quizás sea mejor que los lea:

“Parte A (1919 - El Año de Transición). Capítulo VII. Primeros esfuerzos para evitar las restricciones del Tratado de Versalles y limitar sus efectos.

(a) Desmilitarización de la Administración, incorporación de las Oficinas Navales en Ministerios Civiles, etc., por ejemplo: incorporación de secciones mayores de la estación de observación marítima y del sistema de señales en el mar alemanes en Heligoland y Kiel, del Canal Ems-Jade, etc. en el Ministerio de Transporte del Reich hasta 1934;

(b) Protección de la destrucción de fortificaciones y cañones costeros.

1. Mar del Norte (refuerzo de las fortificaciones con nuevas baterías y cañones modernos entre la firma y la entrada en vigor del Tratado de Versalles); acuerdos con la Comisión de Control- información, esquemas, visitas de inspección, resultado de los esfuerzos realizados”. 

Refiriéndose al grupo de documentos con el número 85:

"2. Báltico. Toma por parte de la Armada de las fortalezas de Pillau y Swinemunde; rescate para el Ejército de ciento ochenta y cinco cañones móviles y morteros situados allí.

3. Los comienzos de la defensa costera.

Parte B. (1920-1924. - El Nuevo Orden Organizativo)

Capítulo V.

La Armada.

Cumplimiento y elusión del Tratado de Versalles.

Otros países.

(a) Las Comisiones de Control interaliadas.

(b) Medidas de defensa contra el cumplimiento del Tratado de Versallles y armamento independiente a espaldas del Gobierno del Reich y los órganos legislativos.

1. Dispersión de artillería y municiones, de armas manuales y automáticas.

2. Limitación de los trabajos de demolición en Heligoland.

3. Intento de reforzar el personal de la Armada desde 1923.

4. Actividades del Capitán Lohmann (fundación de numerosas asociaciones en el país y en el extranjero, participaciones, formación de clubs y asociaciones de 'deportes', fomento del interés de la industria cinematográfica en el reclutamiento naval)

5. Reparación para el restablecimiento del arma de submarinos alemana desde 1920.
(Proyectos y envíos a Japón, Holanda, Turquía, Argentina y Finlandia. Pruebas de torpedos)

6. Participación en los preparativos para la creación de la Luftwaffe (preservación de aeródromos, construcción de aviones, cursos, instrucción de guardiamarinas en defensa antiaérea, entrenamiento de pilotos)

7. Intentos de fortalecer la rama de minas. 

Parte C- (1925-1932. Sustitución de Tonelaje)

Capítulo IV. La Armada, el Tratado de Versalles.

Otros países.

(a) Las actividades de la Comisión de Control Interaliada (hasta el 31 de enero de 1927; abandono de la Comisión de Paz Naval). Medidas de armamento independientes a espaldas del Gobierno del Reich y órganos legislativos hasta el caso Lohmann.

1. Actividades del Capitán Lohmann (continuación), su importancia como base para el trabajo rápido de reconstrucción a partir de 1935.

2. Preparación para el refuerzo del arma de submarinos alemana desde 1925 (continuación), los méritos de Lohmann en relación a la preparación de la construcción rápida en 1925, relación con España, Argentina y Turquía: la primera construcción de posguerra de submarinos de la Armada Alemana en España desde 1927; ejemplar de 250 toneladas en Finlandia, preparación para el montaje rápido; torpedo eléctrico; entrenamiento de personal de submarinos en España y Finlandia. Formación de la escuela de submarinos en 1932 camuflada de escuela antisubmarina

3. Participación en la preparación para la reconstrucción de la Luftwaffe (continuación). Preparación de un Arma Aérea Naval, Compañía de Financiación de Aeronaves Sevra, después Luftdienst CMRH; Escuela de Vuelo Naval de Warnemende; Lista de Estación Aérea, instrucción de candidatos a cadetes de la Armada, cuestiones de táctica militar, 'Viajes de Defensa Aérea', desarrollo técnico, planificación de estación experimental, pruebas, desarrollo del hidroavión DOX, etc. catapulta de aviones, armamento, motores, organización en tierra, torpedos para aviones, el Vuelo del Deutschland, 1925 y la Carrera de Hidroaviones, 1926.

4. Rearme económico (El Tebeg - Compañía de Asesoría Técnica y Suministro, Oficina Naval camuflada dedicada en el extranjero a investigar la situación de materias primas de uso industrial y otras cuestiones de economía de guerra)

5. Medidas diversas. (La Compañía Aerogeodésica NV- investigaciones secretas)

(c) Trabajo de Armamento Planificado con la aprobación tácita del Gobierno del Reich, pero a espaldas de los órganos legislativos (de 1928 a la toma del poder)

1. El efecto del caso Lohmann en los preparativos secretos; abandono de trabajos que no podían recomendarse; reanudación y ejecución de otros trabajos.

2. Cuestiones financieras. ('Fondos Negros' y el Presupuesto Especial)

3. El Comité de Trabajo y sus objetivos.

(d) La cuestión de los Agregados Navales. (La continuación bajo camuflaje; renombramiento abierto 1932-1933)

(e) La cuestión del Desarme de la Armada en el extranjero y en Alemania.

(La Conferencia de Desarme de Ginebra de 1927; el Tratado Naval de Londres de 1930; el Acuerdo Anglo-Francés-Italiano de 1931. La Conferencia de Desarme de la Liga de Naciones, 1932)

Parte D (1933-1939)- La Armada Alemana durante el Periodo de Libertad Militar;"

que va más allá del periodo de tiempo del que estoy hablando ahora. Un vistazo a los encabezamientos del Capítulo que viene a continuación de eso indicarán el alcance de este proyecto de trabajo. Desconozco el hecho de si la historia fue realmente escrita por Scherff.

Querría llamar la atención sólo sobre los primeros dos o tres encabezamientos bajo esto:

"Parte D- La Armada Alemana durante el Periodo de Libertad Militar;

I. El Nacionalsocialismo y la cuestión de la Flota y el prestigio en el mar.

II. Incorporación de la Armada en el Estado Nacionalsocialista".

Y el encabezamiento principal III en mitad de la página, "El Rearme de la Armada bajo la Dirección del Gobierno del Reich de una Forma Camuflada". El desarrollo de la Armada también se ve desde el lado financiero. La organización planificada del presupuesto de la Armada para medidas de armamento se basó en una coordinación de desarrollos militares y objetivos políticos. El desarrollo político militar se aceleró tras la retirada de la Liga de Naciones.

Tengo aquí, con la venia del Tribunal, un documento capturado, en alemán, con el título "Der Chef der Marineleitung, Berlín, 12 de mayo de 1934", y con una marca grande en azul, "Geheime Kommandosache" - "Cuestión del Mando Secreto" - que está identificado como nuestro C-153. Tiene la firma facsímil de Raeder al final. Asumo que es el facsímil; puede haber sido escrita con una plantilla o un estilo, no sabría decirlo. Lo presento como prueba USA 43. Lleva como encabezamiento el título "Plan de Armamento (P.A.) para la Tercera Fase de Armamento". Este documento es del 12 de mayo de 1934 y habla de tareas de guerra, planes operacionales y de guerra, objetivos de armamento, etc. y se puede ver que se distribuyó a buena parte del Alto Mando de la Armada. Demuestra que un objetivo principal era estar preparado para una guerra sin ningún periodo de alerta.

Cito de los tres párrafos numerados:

"Esta organización de medidas de armamento es necesaria para la realización de este objetivo; esto nuevamente requiere unos gastos coordinados y planeados en tiempo de paz. Esta organización de medidas financieras durante un cierto número de años de acuerdo con el punto de vista militar se encuentra en el programa de armamento y proporciona

(a) a los líderes militares una base sólida para sus consideraciones operacionales; y

(b) a los líderes políticos una imagen clara de lo que se puede lograr con los medios militares disponibles en un momento dado". 

Otra frase del párrafo 7 de ese documento:

"Todas los A-preparativos" (supongo que son Preparativos de Armamentos) "teóricos y prácticos han de llevarse a cabo teniendo como fin principal su disponibilidad para una guerra sin ningún periodo de alerta".

Las características conspirativas de esos planes y preparativos nazis mucho antes de la ruptura de hostilidades quedan ilustradas de otras muchas formas. Por ejemplo, en 1934, Hitler le ordenó a Raeder que mantuviera en secreto el programa de construcción de submarinos, así como el desplazamiento y velocidad reales de ciertos buques. Como se ha indicado, se había trabajado en los submarinos en Holanda y España.

La teoría nazi era muy inteligente en esto. El Tratado de Versalles prohibía el rearme practicado por alemanes en Alemania, pero dijeron que no les prohibía rearmarse en Holanda, España y Finlandia.

El secreto fue igualmente importante entonces debido a las negociaciones navales pendientes con Inglaterra. Tenemos un documento capturado que es un manuscrito en alemán de una conversación entre el acusado Raeder y Adolf Hitler en junio de 1934. No está firmado por el acusado Raeder. Querría preguntarle a su abogado si tiene alguna objeción a mi alegación según la cual el acusado Raeder en un interrogatorio practicado el 8 de noviembre de 1945 admitió que era un documento que registraba esta conversación y que estaba escrito con su letra, aunque no firmó su nombre al final.

Ese documento está identificado en nuestra serie como C-159, y lo presento como prueba USA 44.

Lleva el encabezamiento "Conversación con el Führer en junio de 1934 por motivo de la renuncia del Oficial al Mando del 'Karlsruhe'.

1. Informe del Comandante en Jefe de la Armada sobre el desplazamiento incrementado de D y E (armas defensivas)

Instrucciones del Führer: no se ha de hacer ninguna mención a un desplazamiento de 25-26.000 toneladas, sólo a buques de 10.000 toneladas mejorados. Asimismo, se puede mencionar la velocidad por encima de 26 millas náuticas.

2. El Comandante en Jefe de la Armada expresa la opinión de que más adelante, de todas formas, se deberá desarrollar la Flota para oponerse a Inglaterra, y que por tanto a partir de 1936 los buques grandes deberán llevar cañones de 35 milímetros (como los de la clase King George)

3. El Führer indica que se ha de mantener completamente en secreto la construcción de los submarinos. También se considera un plebiscito sobre el Sarre".

Para continuar con el vital crecimiento de la Armada, como se planeó, ésta necesitaba más fondos de los que tenía disponibles; así que Hitler propuso que se pusiera a disposición de la Armada fondos del Frente de Trabajo.

Tenemos otro memorándum de Raeder sobre una conversación entre Raeder y Hitler del 2 de noviembre de 1934. Tengo una fotocopia del memorándum escrito a máquina en alemán, identificado como nuestro C-190. Este tampoco está firmado, pero se encontró en los archivos personales de Raeder y creo que no negará que el memorándum es suyo.

Lo presento como prueba USA 45.

El encabezamiento es:

"Conversación con el Führer del 2 de noviembre de 1934 en el momento del anuncio del Oficial al Mando del 'Emden'.

(1) Cuando mencioné que el total de los fondos que se proporcionarían a las fuerzas armadas en 1935 representaría posiblemente tan sólo una fracción de la suma requerida, y que por tanto era posible que la Armada viera limitados sus planes, contestó que no consideraba que los fondos se verían grandemente reducidos. Consideró necesario que la Armada fuera incrementada con rapidez hacia 1938 cumpliendo los plazos mencionados. En caso de necesidad haría que el Dr. Ley pusiera a disposición de la Armada entre 120 y 150 millones del Frente de Trabajo, ya que el dinero todavía supondría un beneficio para los trabajadores. Más tarde, en una conversación con el Ministro Goering y yo mismo, continuó diciendo que consideraba vital que la Armada se incrementara según lo planeado, ya que no se podría llevar a cabo ninguna guerra si la Armada no era capaz de proteger las importaciones de minerales desde Escandinavia.

(2) Entonces, cuando mencioné que sería de desear tener seis submarinos listos en el momento de la situación crítica del primer trimestre del año siguiente, 1935, dijo que tendría en cuenta este punto, y me dijo cuándo la situación requeriría que comenzara el montaje".

A continuación hay un asterisco y una nota al pie:

"No se dio la orden. Los primeros buques se botaron a mediados de junio de 1935, según lo previsto".

El desarrollo de la industria de armamento empleando mercados extranjeros fue un programa llevado a cabo por la Armada, para que así esta industria pudiera proporcionar lo requerido por la Armada en caso de necesidad.

Tenemos un documento alemán original, de nuevo con el encabezamiento "Geheime Kommandosache" - "Cuestión del Mando Secreto" - una directiva del 31 de enero de 1933 del acusado Raeder para que la industria alemana apoyara el armamento de la Armada.

Está identificado en nuestra serie como C-29.

Lo presento como prueba USA 46.

"ALTO SECRETO DIRECTIVAS GENERALES PARA EL APOYO DADO A LA ARMADA ALEMANA POR LA INDUSTRIA DE ARMAMENTO ALEMANA

Los efectos de la actual depresión económica han llevado a la conclusión entre algunos círculos de que no tiene futuro la participación activa de la industria de armamento alemana en el extranjero, incluso si los términos de Versalles dejan de respetarse. No hay ningún provecho en ellos, y por tanto no merece la pena promoverlo. Es más, se ha adoptado el punto de vista de que la creciente autosuficiencia haría en cualquier caso dicha participación superflua.

Por obvias que parezcan estas opiniones, surgidas de la situación actual, me veo obligado a exponer los siguientes puntos contradictorios para corregirlas:

(a) La crisis económica y sus efectos actuales sin duda terminarán tarde o temprano.

Aunque hoy no se reconoce del todo la igualdad de derechos en la política de guerra, se logrará, por la asimilación de armas, en algún momento, al menos hasta cierto punto.

(b) La posterior estimación de las tareas de la industria de armamento alemana recae principalmente en la esfera militar-política. Es posible para esta industria satisfacer, militar y económicamente, la creciente demanda recibida limitando sus entregas a nuestras Fuerzas Armadas. Su capacidad debe sin embargo incrementarse por medio de la entrega de suministros a otros países por encima de nuestras necesidades.

(c) Casi todos los países están trabajando con el mismo fin hoy en día, incluso aquellos que a diferencia de Alemania no se ven limitados por restricciones. Gran Bretaña, Francia, Norteamérica, Japón, y en especial Italia, están haciendo esfuerzos enormes para asegurar mercados para sus industrias de armamento. El uso de sus representaciones diplomáticas, de los viajes de propaganda de sus buques más modernos, del envío de misiones y recurrir a garantizar préstamos y seguros frente al déficit, no se hace meramente para obtener pedidos comercialmente ventajosos para sus industrias de armamento, sino por encima de todo para ampliar su alcance desde el punto de vista de la política militar.

(d) Es justo en el momento en el que los esfuerzos para librarse de las restricciones que se nos habían impuesto han triunfado cuando la Armada Alemana tienen un interés creciente y realmente vital en incrementar las dimensiones de la industria de armamento alemana y preparar la vía en todas direcciones para su lucha competitiva contra el resto del mundo.

(e) Sin embargo, si la industria de armamento alemana va a competir en países extranjeros, ha de inspirar confianza entre los compradores. La condición para esto es que el secreto de nuestros fines no se lleve demasiado lejos. La cantidad de material a mantener en secreto bajo cualquier circunstancia, en interés de la defensa de nuestro país, es relativamente pequeña. Querría lanzar una advertencia contra la suposición de que en este momento de desarrollo técnico en otros Estados industriales, si nosotros hemos resuelto un problema de importancia militar vital, allí aún no lo han resuelto. Las soluciones que se encuentran hoy, que pueden ser conocidas si se comunican a una tercera persona por una siempre típica posible indiscreción, han sido con frecuencia superadas por nuevas y mejores soluciones por nuestra parte, incluso en ese momento después de que se ha hecho la copia. Es de gran importancia que mantengamos un alto nivel técnico en cualquier cuestión fundamental en lugar de mantener en secreto asuntos menos importantes de forma innecesaria y excesiva.

(f) Concluyendo: le doy una importancia particular a garantizar el continuo apoyo de la industria relacionada con la Armada, incluso después de que se hayan relajado las actuales restricciones. Si los compradores no confían en que se les ofrece algo mejor, la industria no será capaz de soportar la batalla de la competitividad y así no podrá suministrar lo necesario a la Armada alemana".

El rearme subrepticio, en violación del cumplimiento de tratados, que comenzó incluso antes de que los nazis llegaran al poder, queda reflejado en una orden de 1932 del acusado Raeder, Jefe del Mando Naval, dirigida al Mando Naval principal, sobre la colocación a escondidas de tubos de torpedos en patrulleras. Ordenó que se retiraran esos tubos de torpedos y se almacenaran en el Arsenal Naval, pero listos para volver a colocarlos de inmediato. Usando sólo el número permitido -es decir, el permitido por el Tratado- en un determinado momento y almacenándolos después de que superaran las pruebas, el número real de patrulleras operacionalmente efectivas se incrementó constantemente.

Tenemos esta orden en alemán, con la firma facsímil de Raeder, donde dice "Der Chef der Marine Leitung, Berlín, 10 de febrero de 1932". Su número en nuestra serie es el C-141. Lo presento como prueba USA 47, la orden para el armamento secreto de patrulleras. Leo el C-141 desde el primer párrafo del texto:

"A la vista de nuestras obligaciones con respecto al tratado y la Conferencia de Desarme, se han de dar pasos destinados a evitar que la Primera Media Flotilla de Patrulleras, que en pocos meses consistirá en patrulleras idénticas recién construidas, aparezcan abiertamente como una formación de naves con torpedos" -se usa la palabra Torpedotraeger- “y se pretende que esas patrulleras cuenten como parte del número de buques con torpedos que se nos permiten.

Por tanto ordeno:

1. Las naves de la S2 a la S5, se trasladarán al astillero Luerssen, Vegesack, sin armamento, y se les colocarán cubiertas de metal fácilmente eliminables en los espacios necesarios para los tubos de torpedos. Lo mismo hará la T.M.I." -una nota de traducción al final dice que la T.M.I. es la Inspección de Torpedos y Minas- "coordinada con el Arsenal naval para que la S-1 desmantele sus tubos de torpedos al completar las prácticas de tiro y que se instalen en otra nave.

2. Los tubos de torpedos de todas las patrulleras se almacenarán en el Arsenal Naval listos para su inmediata instalación. Durante las pruebas los tubos de torpedos se llevarán a bordo uno tras otro durante un corto espacio de tiempo para instalarlos y hacer prácticas de tiro, de forma que sólo una nave a la vez lleve torpedos. Como información pública se dirá que esta nave estará de servicio para que la T.V.A. haga pruebas temporales".

Supongo que no es la Autoridad del Valle del Tennesee. La nota del traductor indica que es el Departamento de Investigación Técnica.

"No debería anclar junto al resto de naves desarmadas de la Media Flotilla debido a las obvias similitudes de la clase. La duración de las prácticas, y por tanto el tiempo que los tubos de torpedos permanecerán a bordo ha de ser la menor posible.

3. Se prevé instalar los tubos de torpedos en todas las naves tan pronto como la situación del control político lo permita". 

Resulta interesante que ese memorándum del acusado Raeder, escrito en 1932, hable ya de "tan pronto como la situación del control político lo permita". La toma del poder tuvo lugar al año siguiente.

De forma similar, la Armada también preparaba en secreto cruceros auxiliares, bajo la denominación de camuflaje de Buques de Transporte "O". Los preparativos puestos en marcha por esta orden debían completarse el 1 de abril de 1935. En el mismo momento de la construcción de estos buques como buques comerciales se hicieron planes para su conversión.

Tenemos el documento alemán original, de nuevo Alto Secreto, identificado con nuestro número C-166, orden de la Oficina del Mando de la Armada, con fecha del 12 de marzo de 1934, y firmado como borrador por Groos. Tiene el sello del Reichsministerium, Marineleitung, sobre la firma. Lo presento como prueba USA 48.

Creo que el acusado Raeder admitirá, o al menos no negará, que es un documento oficial.

"Asunto: Preparación de Cruceros Auxiliares.

Se pretende que se incluya en la Organización de Instalación 25 (AG-Aufstel-lungsgliederung) un cierto número de cruceros auxiliares que se prevé utilizar en Alta Mar.

Para ocultar la intención y todos los preparativos, se hará referencia a los buques como 'Buques de Transporte O'. Se solicita que en el futuro se emplee esta designación.

Los preparativos han de prever su finalización el 1 de abril de 1935".

Entre los documentos oficiales de la Armada, documentos del O.K.M., que poseemos, hay notas escritas de año en año, de 1927 a 1940, sobre la reconstrucción de la Armada alemana, y en esas notas hay numerosos ejemplos de las actividades y conducta de la Armada, de los que querría mostrar unos pocos.

Uno de estos documentos revela que el desplazamiento de los acorazados "Scharnhorst", "Gneisenau" y "F/G" -no sabemos cuál es- era en realidad mayor que los tonelajes notificados a los británicos cumpliendo el tratado. Este documento, nuestro C-23, lo presento como prueba USA 49. En realidad es un conjunto de tres documentos. Leo de ese documento:

"El desplazamiento real de los acorazados "Scharnhorst", "Gneisnau" y "F/G" excede en un 20 por ciento en cada caso el desplazamiento del que se ha informado a los británicos".

Y a continuación hay una tabla, con referencias a diferentes buques, y dos columnas con el encabezamiento "Desplazamiento por Tipo", una de ellas es el "Desplazamiento Actual", y la otra el "Desplazamiento Notificado".

El desplazamiento real del "Scharnhorst" era de 31.300 toneladas, se notificaron 26.000. En cuanto al "F" -real, 41.700, notificado, 35.000. El "HI", real, 56.200 toneladas, notificadas, 46.850, y la lista continúa. No necesito leer toda.

En el segundo documento de ese grupo, hacia el final, página 2 de la versión inglesa, está esta frase: "con un decidido programa de construcción, el Führer y Canciller del Reich ha asignado a la Armada la tarea de llevar a cabo los objetivos de su política exterior".

La Armada alemana constantemente planeó y cometió violaciones de las limitaciones de armamentos, y con la característica precisión alemana había preparado pretextos superficiales para explicar estas violaciones,

Después de una conferencia con el jefe de la sección "A", se preparó y recopiló una elaborada lista en la que figuraban con detalle las cantidades y tipos de armamento naval y munición alemanes disponibles en fabricación o construcción, y en muchos casos proponía una declaración de la justificación o defensa que se podía usar en los casos en los que se violara el Tratado de Versalles o en los que excedieran sus limitaciones.

La lista contenía treinta elementos bajo el apartado "Medidas Materiales", y catorce en "Medidas de Organización". La variedad de detalles incluidos necesariamente involucraba a varias fuentes dentro de la Armada, que debieron darse cuenta de su importancia. Según tengo entendido, la sección "A" era el departamento militar de la Armada.

Tenemos este muy interesante documento entre los documentos capturados, identificado con nuestro número C-32. Lo presento como prueba USA 50. De nuevo es una Geheime Kommandosache y lleva como título "Un Informe del Armamento Naval Alemán con el Jefe de la Sección "A", 9 de septiembre de 1933". Fue capturado en archivos oficiales de la Armada alemana.

Es un documento largo, Señorías, pero querría llamar la atención sobre unos pocos de los elementos interesantes.

Hay tres columnas, una encabezada por "Medida", la otra por "Medidas Materiales, Detalles", y la más interesante lleva el encabezamiento "Observaciones". Las observaciones contienen el pretexto o justificación que explica las violaciones del tratado. Los elementos están numerados, así que puedo referirme a ellos con los números.

"Número 1. Exceder el número permitido de minas". A continuación se dan cifras. "Observaciones: Se están pidiendo más minas, y otras cuantas están siendo entregadas".

"Número 2. Almacenamiento continuo de cañones del área del Mar del Norte para baterías de artillería en el Báltico". En la columna de observaciones: "Justificación. Necesidad de puesta a punto. Reparaciones más baratas".

Pasando al Número 6,

"Instalación de plataformas de cañones en el área de Kiel". "Observaciones, la infracción por encima de todo en el Número de Serie 3 recae en que se prohíben las fortificaciones en el área de Kiel. Esta justificación la hace menos severa: simples medidas defensivas".

"Número 7. Exceder el calibre permitido a las baterías costeras". "Explicación: Una posible justificación es que, aunque el calibre es mayor, el número de cañones es menor".

"Número 8. Armamento de dragaminas". "La respuesta a cualquier protesta contra esta violación: los cañones proceden de los almacenes de reserva de la Flota, y han sido instalados temporalmente tan sólo para prácticas. Todas las naciones tienen sus fuerzas de dragaminas (igualdad de derechos)".

Aquí va uno más bien divertido:

"Número 13. Exceder el número de ametralladoras, etc. permitidas". Observaciones: "Se puede hablar de ello como algo sin importancia".

"Número 18. Construcción de piezas de submarinos". Esta observación es característica. "Difíciles de detectar. Si es necesario se puede negar".

"Número 20. Armamento de barcos de pesca". Observaciones: "Para disparos de advertencia. Minimizarlo". Y así continúa la lista.

Creo que es bastante obvio que debió usarse como guía para los negociadores que asistieron a la Conferencia de Desarme sobre la postura que debían adoptar.

Pasamos ahora al párrafo IV (F) 2 b) de la Acusación: la alegación que dice que: "El 14 de octubre de 1933 llevaron a Alemania a abandonar la Conferencia Internacional de Desarme y la Liga de Naciones".

Es un hecho histórico del que pido que el Tribunal tome nota. Los nazis emplearon esta oportunidad para romper las negociaciones internacionales y adoptar una postura agresiva en un tema que no sería suficientemente serio como para provocar represalias por parte de otros países. Al mismo tiempo Alemania le dio tanta importancia a esta acción que consideraron la posibilidad de la aplicación de sanciones por parte de otros países. Anticipándose a la posible naturaleza de dichas sanciones y a los países que podrían aplicarlas, se hicieron planes de preparativos militares para la resistencia armada por tierra, mar y aire, a través de una directiva del Ministro de Defensa del Reich, Blomberg, dirigida al Jefe del Alto Mando del Ejército, Fritsch, al del Alto Mando de la Armada, Raeder, y al Ministro del Aire del Reich, Goering.

Tenemos este documento capturado en nuestra serie, el C-140, que presento como prueba USA 51. Es una directiva con fecha del 25 de octubre de 1933, once días después del abandono de la Conferencia de Desarme y la Liga de Naciones.

"Párrafo 1: La directiva de este documento expone la base de los preparativos de las fuerzas armadas en caso de que se apliquen sanciones contra Alemania.

Párrafo 2. Solicito a los Jefes del Alto Mando del Ejército y de la Armada y al Ministro del Aire del Reich que lleven a cabo los preparativos de acuerdo con los siguientes puntos: a) El más estricto secreto. Es de la mayor importancia que ningún hecho se dé a conocer en el exterior del que se puedan deducir preparativos para resistir las sanciones, o que sean incompatibles con los compromisos actuales de Alemania en la esfera de la política exterior con respecto a la zona desmilitarizada. Si es necesario, los preparativos tendrán que ocupar un segundo lugar frente a esta necesidad".

Creo que esto demuestra lo que alego sin necesidad de leer más.

Una de las consecuencias inmediatas de la acción fue que tras la retirada de la Liga de Naciones, el programa de armamento de Alemania se incrementó aún más.

Ya presenté esta mañana el documento C-153 como prueba USA 43. En este momento quiero leer de él el párrafo 5. Como recordarán, es del 12 de mayo de 1934.

Párrafo 5: "Debido a la velocidad del desarrollo militar político desde que Alemania abandonó Ginebra, y en base al avance del Ejército, sólo se llevará a cabo el nuevo Plan-A durante dos años. La tercera fase "A" durará así del 1 de abril de 1934 al 31 de marzo de 1936".

A continuación, con la venia del Tribunal, la siguiente alegación de la Acusación:

"El 10 de marzo de 1935 el acusado Goering anunció que Alemania estaba creando una Fuerza Aérea Militar".

Es un hecho histórico del que pido al Tribunal que tome nota, y estoy seguro de que el acusado Goering no lo discutirá.

Tenemos una copia de la publicación alemana titulada "Das Archiv" -supongo que se pronuncia así- de marzo de 1935, y me referiré a la página 1890; la presentaré como prueba, la USA 52, y la identifico con nuestro número 2292-PS. Es un anuncio sobre la Fuerza Aérea alemana:

"El Ministro de Aviación del Reich, General de los Aviadores, Goering, en su discurso con el corresponsal especial del Daily Mail, Ward Price, habló de la Fuerza Aérea alemana.

El General Goering dijo:

En la extensión de nuestra Defensa Nacional (Sicherheit) fue necesario, como he dicho repetidas veces al mundo, hacerse cargo de la defensa en el aire. En lo que a mi concierne, me limité a las medidas que fueron absolutamente necesarias. Las directrices de mis acciones fueron no la creación de una fuerza de agresión que amenazaría a otras naciones, sino tan sólo la creación de una aviación militar suficientemente fuerte como para repeler en cualquier momento ataques contra Alemania".

Y al final de esa sección del artículo de "Das Archiv":

"Para terminar, el corresponsal le pregunta si la Fuerza Aérea alemana será capaz de repeler ataques contra Alemania. El General Goering respondió a eso literalmente de esta forma:

La Fuerza Aérea alemana está tan apasionadamente imbuida de que hará lo que sea para defender la Madre Patria como convencida, por otro lado, de que nunca será empleada para amenazar la paz de otras naciones".

Como dije, creo, esta mañana, el citar garantías de esa clase dadas por líderes nazis no evita que demostremos que tenían intenciones diferentes a lo que anunciaban.

La siguiente alegación de la Acusación es la promulgación de la ley de servicio militar obligatorio, servicio militar universal.

Habiendo llegado tan lejos como pudieron en el rearme y entrenamiento secreto de personal, el siguiente paso necesario para el programa de la guerra de agresión fue un incremento a gran escala de la fuerza militar. Esto ya no podía hacerse con subterfugios y camuflajes, y habría sido descubierto por el mundo. Así, el 16 de marzo de 1935 se promulgó una ley de servicio militar universal, en violación del Artículo 173 del Tratado de Versalles.

Pido al Tribunal que tome nota judicial de esa ley tal y como aparece en el Reichsgesetzblatt, que es la publicación oficial de leyes, en el Título I del Volumen 1, volumen anual de 1935, o Jahrgang, página 369, y creo que no tengo que presentar el libro o la ley como prueba.

El texto de la ley en sí es muy breve, y puedo leerlo; es justo al final del artículo. La referenciaré como nuestro documento 1654-PS para identificarla.

"Con esta idea, el Gabinete del Reich Alemán ha aprobado hoy las siguientes leyes: Ley de Organización de las Fuerzas Armadas del 16 de marzo de 1935.

El Gabinete del Reich ha aprobado la siguiente ley que aquí se expone:

Sección 1.

El servicio en las Fuerzas Armadas se basa en servicio militar obligatorio.


Sección 2.

En tiempo de paz, el Ejército Alemán, incluyendo las tropas de policía transferidas a él, se organiza en: 12 Cuerpos y 36 Divisiones".

Hay un error tipográfico en la versión en inglés. Pone "16 Divisiones", pero el original alemán dice que son 36 Divisiones.

"Sección 3.

Se encomienda al Ministro de la Guerra del Reich presentar inmediatamente al Ministerio del Reich leyes detalladas sobre el servicio militar obligatorio".

Firmado, Berlín, 16 de marzo de 1933".

Está firmada primero por el Führer y Canciller del Reich Adolf Hitler, y después por otros muchos cargos oficiales, incluidos los siguientes acusados: von Neurath; Frick; Schacht; Goering; Hess; y Frank.

¿Tiene el Tribunal previsto un breve receso?

EL PRESIDENTE: Nos retiraremos durante diez minutos.

(Receso)

CORONEL STOREY: Con la venia, la acusación espera mañana presentar como prueba algunas películas capturadas al enemigo y para darle a la defensa de los acusados una oportunidad de verlas antes de que se presenten como prueba, y en respuesta a la petición que hicieron al Tribunal hace un tiempo, la proyección de estas películas para la defensa tendrá lugar en esta Sala esta tarde a las 8 en punto.

EL PRESIDENTE: Muy bien, Coronel Storey.

SR. ALDERMAN: Con la venia, he llegado ahora al Párrafo IV, F, 2(e) de la Acusación, que alega:

"El 21 de mayo de 1935 anunciaron falsamente al mundo, con intención de engañar y disipar los temores a intenciones agresivas, que respetarían las limitaciones territoriales del Tratado de Versalles y cumplirían lo acordado en el Pacto de Lucerna".

Como parte de su programa para debilitar la resistencia en posibles Estados enemigos, los nazis llevaron a cabo una política de falsas garantías, tendiendo así a crear confusión y una falsa sensación de seguridad. De esta forma, el mismo día en que Alemania renunciaba a los acuerdos sobre armamento del Tratado de Versalles, Hitler anunciaba la intención del Gobierno alemán de respetar las limitaciones territoriales de Versalles y Lucerna.

Presenté como prueba esta mañana la prueba USA 38, nuestro documento 2288-PS, el correspondiente volumen del ejemplar del Volkischer Beobachter que contenía el discurso de Hitler ante el Reichstag de aquel día.

En ese discurso dijo:

"Por tanto, el Gobierno del Reich Alemán respetará totalmente todos los demás artículos sobre la cooperación "Euzammenleben" que realmente pretendan la convivencia en armonía de las naciones, incluidos los acuerdos territoriales. Las revisiones que serán inevitables a medida que pase el tiempo se llevarán a cabo por medio sólo del diálogo amistoso.

El Gobierno del Reich Alemán tiene la intención de no firmar ningún tratado que considere que no se verá capaz de cumplir. Sin embargo, cumplirá al pie de la letra cualquier tratado firmado voluntariamente incluso si se hizo antes de que el actual Gobierno llegara al poder. Por tanto, concretamente, respetará todo lo acordado en el Pacto de Lucerna mientras el resto de firmantes del pacto lo respeten".

Como referencia, las limitaciones territoriales de los Tratados de Lucerna y Versalles incluyen las siguientes:

Pacto del Rhin de Lucerna, 16 de octubre de 1925, Artículo 1:

"Las Partes Firmantes, colectiva e individualmente, garantizan, de la forma prevista en los siguientes artículos: el mantenimiento del status quo territorial en las fronteras entre Alemania y Bélgica, y entre Alemania y Francia, y la inviolabilidad de dichas fronteras según se fijaron en, o en cumplimiento de, el Tratado de Paz firmado en Versalles el 28 de junio de 1919, así como el cumplimiento de lo estipulado en los Artículos 42 y 43 de dicho Tratado sobre la zona desmilitarizada".

Esto hace referencia, por supuesto, a la zona desmilitarizada de Renania.

Y del Tratado de Versalles del 28 de junio de 1919, Artículo 42:

"Se prohíbe a Alemania mantener o construir cualquier fortificación en la margen izquierda o derecha del Rhin al oeste de la línea trazada a cincuenta kilómetros del Este del Rhin.

Artículo 43: en el área definida anteriormente, el mantenimiento y agrupación de fuerzas armadas, permanente o temporalmente y las maniobras militares de cualquier clase, así como el mantenimiento de cualquier clase de trabajo de movilización, quedan igualmente prohibidos".

La siguiente alegación de la Acusación (f):

"El 7 de marzo de 1936 reocuparon y fortificaron Renania en violación del Tratado de Versalles y el Pacto del Rhin de Lucerna del 16 de octubre de 1925, y anunciaron falsamente al mundo que 'no tenemos pendiente ninguna demanda territorial en Europa'".

La zona desmilitarizada de Renania obviamente era una herida sangrante para los nazis ya desde su creación tras la Primera Guerra Mundial. No sólo era un golpe a su creciente orgullo, sino que además era una limitación a cualquier oposición fuerte que Alemania quisiera plantear en cualquier cuestión vital. En el caso de cualquier sanción contra Alemania, en forma de acción militar, los franceses y otras potencias se habrían adentrado en Alemania, al este del Rhin, antes de que Alemania pudiera plantear cualquier resistencia. Por tanto, cualquier plan alemán destinado a amenazar o romper acuerdos internacionales, o a cualquier tipo de agresión, requería primeramente la reocupación y refortificación de este territorio abierto de Renania. Los planes y preparativos para la reocupación y refortificación de Renania comenzaron muy pronto.

Tenemos un documento, un documento alemán capturado, en letra manuscrita en alemán, que identificamos como C-139 y que parece ir firmado con la letra de Blomberg. Lo presento como prueba USA 53.

El documento habla de lo que denomina la "Operación Schulung", que significa instrucción o entrenamiento. Lleva fecha del 2 de mayo de 1935, y se refiere a discusiones del Estado Mayor sobre la cuestión. Va dirigido al Jefe del Mando del Ejército, que creo que en aquel tiempo era Fritsch; al Jefe del Alto Mando de la Armada, Raeder; y al Ministro del Aire del Reich, Goering.

No utiliza el nombre "Renania" y no se refiere a ésta con ningún término. Consideramos que es un plan militar para la reocupación militar de Renania, en violación del Tratado de Versalles y el Pacto del Rhin de Lucerna.

Leo de la primera parte del documento, que lleva el encabezamiento "Alto Secreto":

"A la operación, sugerida en la última Charla de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, le doy el nombre en clave Schulung (entrenamiento)

La dirección suprema de la operación 'Schulung' recae en el Ministro de Defensa del Reich ya que es una operación conjunta de las tres armas.

Los preparativos para la operación comenzarán de inmediato siguiendo estas directrices:

I. Generales.

(1) La operación debe, al enviarse las palabras clave "Llevar a cabo Schulung", realizarse por medio de un golpe por sorpresa a la velocidad del rayo. Durante los preparativos se requiere el secreto más estricto y sólo se debería informar y utilizar en la elaboración de informes, diagramas, etc., al menor número posible de oficiales, e informarles en persona.

(2) No hay tiempo para movilizar a las fuerzas que tomarán parte. Se emplearán con su fuerza y equipo de tiempo de paz.

(3) Los preparativos de la operación se llevarán a cabo sin tener en cuenta el actual estado inadecuado de nuestro armamento. Toda mejora del estado de nuestro armamento hará posible un grado mayor de preparación y por tanto tendrá como resultado unas mayores perspectivas de éxito".

El resto de la Orden habla de detalles militares y creo que no es necesario leerla.

Hay ciertos puntos, a la vista de esta Orden, que no concuerdan con ninguna teoría que diga que tan sólo era una orden de entrenamiento, o de que podía ser de carácter defensivo. La operación se iba a llevar a cabo con un golpe por sorpresa a la velocidad del rayo (Schlagartig als Überfall)

Las Fuerzas Aéreas proporcionarían apoyo al ataque. Habría refuerzos de la división de Prusia Oriental. Además, la fecha de este documento es 2 de mayo de 1935, unas seis semanas después de la promulgación de la Ley de Servicio Militar del 16 de marzo de 1935, así que difícilmente podría haberse planeado como una medida defensiva contra cualquier sanción que se pudiera aplicar por la aprobación de la Ley de Servicio Militar.

Por supuesto, la reocupación real de Renania no tuvo lugar hasta el 7 de marzo de 1936, por lo que este plan temprano necesariamente tuvo que ser totalmente revisado para que se ajustara a las condiciones existentes y objetivos específicos. Como digo, aunque el plan no menciona Renania, todo indica que es un Plan de Operación en Renania. El que los detalles de este plan concreto no fueran finalmente los que se llevaron a cabo al reocupar Renania no obvia el hecho vital de que ya el 2 de mayo de 1935 los alemanes habían planeado esa operación, y no como un mero plan de Estado Mayor, sino como una operación definida. Evidentemente, no estaba en sus previsiones llevar a cabo la operación tan pronto si se podía evitar. Pero se prepararon para ello, por si era necesario, para resistir sanciones francesas contra su Ley de Servicio Militar.

Es importante señalar que la fecha de este documento es la misma que la fecha de la firma del Pacto Franco-Ruso, con el que los nazis argumentaron su excusa para la reocupación de Renania.

Las órdenes militares en base a las que se llevó a cabo el 7 de marzo de 1936 la reocupación de Renania, fueron dadas el 2 de marzo de 1935 por el Ministro de la Guerra y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, Blomberg, yendo dirigidas al Comandante en Jefe del Ejército, Fritsch, el Comandante en jefe de la Armada, Raeder, y al Ministro del Aire y Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, Goering. Tenemos esa orden firmada por Blomberg, con el encabezamiento habitual, "Alto Secreto", identificada por nosotros como documento C-159. Lo presento como prueba USA 54.

La copia alemana de ese documento lleva la inicial del acusado Raeder en lápiz verde, con una nota en lápiz rojo: "Entregar al Comandante en Jefe de la Armada".

La primera parte de la Orden dice así:

"Alto Mando de la Armada:

El Führer y Canciller del Reich ha tomado la siguiente decisión:

Debido a la alianza franco-rusa, los compromisos adquiridos por Alemania en el Tratado de Lucerna, en lo que respecta a los Artículos 42 y 43 del Tratado de Versalles, que se referían a la zona desmilitarizada, han de considerarse obsoletos.

2. Por tanto, se transferirán secciones del Ejército y la Fuerza Aérea simultáneamente en un movimiento por sorpresa a las guarniciones de la zona desmilitarizada. Para ello, doy las siguientes órdenes:"

Y a continuación vienen las órdenes detalladas de la operación militar.

Tenemos también las órdenes para la cooperación naval. El documento alemán original que identificamos como C-194 fue emitido el 6 de marzo de 1936 en forma de una orden en nombre del Ministro de la Guerra del Reich, Blomberg, firmada por Keitel y dirigida al Comandante en Jefe de la Armada, Raeder, dando instrucciones detalladas para el Comandante en Jefe de la Flota y los Almirantes al mando del Báltico y el Mar del Norte. Lo presento como prueba USA 55.

La breve carta que lo acompaña dice lo siguiente:

"Al Comandante en Jefe de la Armada:

El Ministro ha decidido lo siguiente tras la reunión:

1. Se ha aprobado el reconocimiento aéreo discreto en la bahía alemana, sin sobrepasar la línea Texel-Doggerbank, a partir del mediodía del Día Z. El Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea ordenará al VI mando aéreo que a partir del mediodía del 7 de marzo mantenga preparado un avión de reconocimiento a disposición del Comandante en Jefe de la Flota.

2. El Ministro se reservará la decisión de preparar un reconocimiento submarino hasta la tarde del 7 de marzo. Se ha aprobado la transferencia inmediata de submarinos de Kiel a Wilhelmshafen.

3. Las medidas anticipadas propuestas en su mayor parte exceden el Grado de Emergencia A, y por tanto son sin duda las primeras contramedidas a tomar contra preparativos militares de los Estados vecinos. Es mucho más importante examinar las medidas anticipadas incluidas en el Grado de Emergencia A para ver si se puede o no omitir alguna de las otras medidas especiales camufladas.

Y va firmado con "Keitel."

El resto de los documentos son órdenes navales detalladas, órdenes operacionales, y creo que no hace falta leerlos.

Para el énfasis histórico de esta ocasión, Hitler dio un discurso trascendente el 7 de marzo de 1936. Tengo el volumen del "Volkischer Beobachter", Berlín, domingo, 8 de marzo de 1936, nuestro documento 2289-PS, que presento como prueba USA 56.

Es un discurso largo que el mundo recuerda y del que sólo leeré un breve fragmento.

"¡Hombres del Reichstag Alemán! Francia ha respondido a las repetidas ofertas amistosas y garantías pacíficas dadas por Alemania infringiendo el Pacto del Rhin a través de una alianza militar con la Unión Soviética, únicamente dirigida contra Alemania. De esta forma, el Pacto del Rhin de Lucerna ha perdido su significado esencial y en la práctica ha dejado de existir. En consecuencia, Alemania considera que por su parte ya no se ve atada por el Tratado disuelto. El Gobierno Alemán ha de afrontar ahora la nueva situación creada por esta alianza, una situación que se ve aún más clara teniendo en cuenta el hecho de que el Tratado Franco-Soviético se ha visto acompañado de un Tratado de Alianza entre Checoslovaquia y la Unión Soviética totalmente paralelo en su forma. De acuerdo con el derecho fundamental de una nación a asegurar sus fronteras y garantizar sus posibilidades de defensa, el Gobierno Alemán ha restaurado hoy la soberanía total y sin restricciones sobre la zona desmilitarizada de Renania".

La cuestión de la reocupación alemana de la zona desmilitarizada de Renania causó amplias repercusiones internacionales. Como resultado de las protestas habidas en la Liga de Naciones, el Consejo de la Liga hizo una investigación y anunció las siguientes conclusiones; pido al tribunal que tome nota judicial, tal y como aparece en el Resumen Mensual de la Liga de Naciones, marzo de 1936, volumen 6, página 78. También se cita en un artículo de Quincy Wright, en la Revista Americana de Ley Internacional, página 487, 1936.

Estas son las conclusiones:

"El Gobierno Alemán ha cometido una violación del Artículo 43 del Tratado de Versalles haciendo que el 7 de marzo de 1936 entraran fuerzas militares y se establecieran en la zona desmilitarizada, definida en el Artículo 42 y siguientes de ese Tratado, y en el Tratado de Lucerna. Al mismo tiempo, el 7 de marzo de 1936, mientras los alemanes reocupaban Renania en flagrante violación de los Tratados de Versalles y Lucerna, de nuevo trataron de disipar los miedos de otras potencias europeas, y llevarles a una falsa sensación de seguridad anunciándole al mundo que 'no tenemos pendiente ninguna demanda territorial en Europa'".

Eso aparece en este mismo discurso de Hitler, que he presentado como prueba USA 56, nuestro documento 2369-PS. El texto figura en la página 6, columna 1: "No tenemos pendiente ninguna demanda territorial en Europa. Sabemos sin ninguna duda que todas las tensiones producto de falsos asentamientos territoriales o de la desproporción en el número de habitantes con respecto a su espacio vital no se puede resolver en Europa por medio de la guerra".

Considero que la mayoría de los actos expuestos en el párrafo de la Acusación que he estado analizando no requieren una prueba judicial porque son hechos históricos. Hemos sido capaces de exponerles unos cuantos documentos interesantes que ilustran esa historia. La existencia de planes y preparativos anticipados es indiscutible viendo la naturaleza de los hechos. El método y secuencia de esos planes, así como su cumplimiento, son claros indicativos del carácter progresivo y cada vez más agresivo de los objetivos nazis, sin tener en cuenta ni sus compromisos internacionales ni consideraciones humanitarias.

La detallada exposición de las violaciones de tratados y de la Ley Internacional será presentada por nuestros colegas británicos para demostrar el Segundo Cargo de la Acusación.

Ahí se demuestra claramente la determinación de los conspiradores nazis a usar cualquier medio que fuera necesario para anular y eliminar el Tratado de Versalles y sus restricciones sobre el armamento y la actividad militar de Alemania. En este proceso conspiraron y realizaron un rearme e instrucción en secreto, fabricaron también en secreto munición, y crearon una fuerza aérea. Abandonaron la Conferencia Internacional de Desarme y la Liga de Naciones el 14 de octubre de 1933. Instituyeron el servicio militar universal el 16 de marzo de 1935. El 21 de mayo de 1935 anunciaron falsamente al mundo que respetarían los límites territoriales definidos en Versallles y Lucerna. El 7 de marzo de 1936 reocuparon y fortificaron Renania y a la vez anunciaron falsamente que no harían demandas territoriales en Europa.

Los objetivos de los conspiradores eran vastos y poderosos, requiriendo preparativos largos y extensos. El proceso incluía la evasión y violación de compromisos internacionales y tratados: no se detuvieron ante nada.

El logro de todas estas cosas, unido a apartar del camino Versalles, constituyeron la apertura de las puertas hacia las agresiones concretas que tuvieron lugar después.

Con la venia del Tribunal, paso al siguiente punto, la presentación de la agresión contra Austria. No sé si Su Señoría prefiere o no que comience. Por mi parte, estoy dispuesto a ello.

EL PRESIDENTE: ¿Va a usar este volumen de documentos, el "H", mañana?

SR. ALDERMAN: Se usará uno nuevo, marcado con una "N".

EL PRESIDENTE: El Tribunal se retirará hasta las 10 en punto de mañana por la mañana.

(Se levantó la sesión hasta el 28 de noviembre de 1945 a las 10:00 horas)



Resolución óptima recomendada para visualizar perfectamente esta web en Google Chrome y Mozilla Firefox: 1024 X 768

Normativa     Sobre el autor     Sobre la web     Enlaces recomendados     Mapa web     Librería     Contacto     ® 00/2007/1322