Enciclopedia del Holocausto No Link Lines!


 

BUSCADOR INTERNO

 
 

 
 

TRADUCTOR INTERNO

 
 


 

OPCIONES

INICIO WEB

Volver al Juicio

Siguiente

Anterior

Galería fotográfica



Contador desde
31-07-2011


 

TRASCRIPCIONES DE LAS 10 PRIMERAS SESIONES DEL JUICIO CONTRA LA JERARQUÍA NAZI


Quinto Día: Lunes, 26 de noviembre de 1945 (5 de 10)


DR. SAUTER: Con la venia del Tribunal, querría presentar una petición. Soy el Dr. Sauter, y defiendo al acusado von Ribbentrop. El 30 de octubre, el acusado von Ribbentrop solicitó que su antigua secretaria, Margarete Blank, en aquel momento en la Prisión de Remand, en Nuremberg, pudiera verle para que así pudiera preparar su réplica a la Acusación, así como para que fuera testigo de la forma en que llevó a cabo sus tareas oficiales en los últimos siete u ocho años. Quería dictarle los hechos.

El 11 de noviembre de 1945 el Tribunal aceptó su petición. El acusado von Ribbentrop pudo así dictar durante unas pocas horas, pero esto se interrumpió por razones que no conoce. Al acusado von Ribbentrop no se le han devuelto todavía ni las notas ni los escritos a máquina hechos por Fraulein Blank. Solicita por tanto al Tribunal que el Presidente tenga la bondad de decretar que su antigua secretaria, Margarete Blank, esté a su disposición para transcribir los datos. Ese permiso parece ser esencial para la adecuada preparación de su testimonio y para la preparación del testimonio de los testigos de la defensa.

En particular, en el caso del acusado von Ribbentrop el material a tratares tan voluminoso que no nos parece que haya otra forma de tratarlo. Von Ribbentrop tiene otra petición que hacer. Ha solicitado repetidas veces que se traiga a Nuremberg como testigos a algunos de sus antiguos colegas, en concreto el Embajador Gauss, el Embajador von Rintelen, el Ministro von Sonnleitner, el Profesor Fritz Berber y el Vicesecretario de Estado Henke, y que se le permita hablar con estos testigos en presencia de su abogado. Esta petición ha sido rechazada en parte por el Tribunal el 10 de noviembre. Del resto no se ha tomado aún una decisión.

Es más bien imposible para el acusado von Ribbentrop, teniendo en cuenta la cuestión de toda la política exterior de los últimos siete u ocho años, dar un testimonio claro y exhaustivo si sólo se pone a su disposición un lápiz y un bloc de notas. No se le pudo proporcionar el Libro Blanco de Exteriores que pidió. A la vista de la voluminosa naturaleza del material producido por la política exterior alemana durante los últimos siete u ocho años, posiblemente el acusado von Ribbentrop no podrá recordar todos los detalles de los hechos, documentos y similares, a no ser que se le proporcione alguna ayuda exterior. No logrará recordar detalles a no ser que su memoria se vea estimulada por conversaciones con sus antiguos colegas.

Además, el acusado von Ribbentrop ha estado tomando una gran cantidad de somníferos durante los últimos cuatro años, en especial bromuro, y su memoria lo ha sufrido. Para tener una comprensión total de la verdad histórica en un campo que interesa no sólo al Tribunal, sino a la opinión pública universal en particular, poco se podría lograr si, durante su interrogatorio, tuviera que declarar una y otra vez que no logra recordar los detalles.

El acusado von Ribbentrop presenta así una solicitud al Tribunal y le ruega que se traiga aquí a los colegas a los que ha mencionado, y que se le dé permiso para hablar con ellos de cuestiones relativas al juicio, para que así pueda estar preparado para el proceso.

EL PRESIDENTE: El Tribunal ya le ha indicado a los abogados de la defensa que, en la medida de lo posible, se presenten todas las solicitudes por escrito, y que consideren que las solicitudes que se han hecho hasta ahora oralmente se hagan por escrito. El Tribunal analizará los hechos referidos a la solicitud hecha con respecto a la secretaria del acusado von Ribbentrop. Las otras solicitudes sobre testigos y documentos que se han hecho por escrito han sido o serán analizadas por el Tribunal.

DR. SAUTER: Sr. Presidente, querría además observar que las solicitudes que he presentado hoy se han interpuesto repetidas veces por escrito ante el Tribunal, y mi cliente teme sufrir dificultades en la preparación de su declaración y el interrogatorio de los testigos de la defensa.

EL PRESIDENTE: Como se anunció en la sesión del viernes, la acusación iba a tratar de llegar a un acuerdo con la defensa con respecto a la presentación de documentos en alemán. Así, la acusación se reunió con la defensa, y representantes de la acusación y de la defensa se presentaron ante el Tribunal, y el Tribunal ha elaborado provisionalmente el siguiente acuerdo. En el futuro, sólo aquellas partes de los documentos que sean leídas ante el Tribunal por la acusación serán en primera instancia parte del sumario. De esta forma, esas partes de los documentos serán comunicadas en alemán a los abogados de la defensa a través de la traducción simultánea. En segundo lugar, para que los acusados y su defensa puedan tener una oportunidad de inspeccionar esos documentos completos en alemán, se dejará una fotocopia y una copia en la sala de los abogados de la defensa a la vez que se presenten ante el Tribunal. En tercer lugar, los abogados de la defensa podrán en cualquier momento hacer referencia a cualquier otra parte de esos documentos. En cuarto lugar, la acusación proporcionará a la defensa diez copias de sus informes de juicio en inglés y cinco copias de sus libros de documentos en inglés en el momento en el que se presenten ante el Tribunal esos informes y libros. En quinto lugar, se proporcionará a la defensa una copia de cada una de las transcripciones del proceso. Es todo.

Llamo ahora a la acusación de los Estados Unidos.

SR. ALDERMAN: Con la venia del Tribunal, querría hacer una observación, Sr. Presidente, sobre su referencia a los informes de juicio.

En mi sección del caso no tengo previsto presentar al Tribunal informes de juicio. Todo lo que pueda considerarse informes de juicio se dirá a través del micrófono. Me pregunto si es correcto.

EL PRESIDENTE: Creo que lo dije se ajusta a ese caso.

SR. ALDERMAN: Eso pensaba.

EL PRESIDENTE: Porque lo que dije fue que se proporcionaría a la defensa diez copias de los informes de juicio en inglés en el momento en el que se presentaran ante el Tribunal. Por tanto, si usted no presenta informes de juicio al Tribunal, no se proporcionará ninguno a la defensa.

SR. ALDERMAN: Sí.

Cuando terminó la sesión el viernes, acababa de terminar una declaración introductoria previa a la presentación de pruebas sobre la parte de la guerra de agresión comprendida en esta sección del caso. En esa declaración introductoria había señalado algunas partes del Estatuto y de la Acusación que son relevantes para este aspecto del caso. También había analizado la relación entre la Historia registrada y las pruebas que se presentarán, indicando qué añadirán a la Historia registrada las evidencias de los documentos capturados.

Después le indiqué al Tribunal que procedería en primer lugar a presentar una serie de documentos capturados que, en nuestra opinión, demuestran lo más importante del delito de Guerra de Agresión, sin dejar lugar a dudas sobre el carácter agresivo de la guerra nazi, o sobre la premeditación conspiradora de esa guerra. Le indiqué al Tribunal que, después de demostrar el núcleo del crimen de esta forma, pasaría a la presentación de estas pruebas en un orden más o menos cronológico, presentando pruebas con mayor detalle sobre las actividades relevantes de los conspiradores de 1933 a 1941.

Como podrán comprender los miembros del Tribunal, es más fácil hacer planes sobre una presentación que cumplirlos. La necesidad ha introducido cambios en nuestros planes. Indiqué el viernes que hasta cierto punto el caso presentado por Estados Unidos según el Primer Cargo y el caso presentado por Gran Bretaña según el Segundo Cargo se cruzarían. El Fiscal Jefe de la Acusación de Gran Bretaña, Sir Hartley Shawcross, se ha visto forzado por las circunstancias a permanecer en Londres esta semana. Espera estar de vuelta la próxima semana. Lo que se pretende ahora es que haga su discurso de apertura sobre el Segundo Cargo de la Acusación y las partes interrelacionadas del Primer Cargo de la Acusación que no hayan sido todavía presentadas cuando vuelva el lunes.

Así pues, lo que está previsto ahora, si concuerda con el punto de vista del Tribunal, es que continuaré hasta donde pueda dos días de esta semana con la historia detallada de la Guerra de Agresión, para entonces alterar la presentación e introducir algunas otras cuestiones del Primer Cargo. Después, tras el discurso de apertura del Fiscal Jefe de la Acusación de Gran Bretaña, continuaremos conjuntamente con los Capítulos referidos a Polonia, Rusia y Japón, como partes tanto del Primer como del Segundo Cargo. Aunque pueda parecer no del todo lógico, creemos que es la mejor forma de proceder dadas las circunstancias.

Vuelvo ahora al periodo de tiempo entre 1933 y 1936, una época caracterizada por una ordenada secuencia planificada de preparativos para la guerra. Es el periodo cubierto por los Párrafos 1 y 2 de la sección IV(F) de la Acusación. Esto se encuentra en la página 7 del texto impreso en inglés de la Acusación.

El carácter esencial de este periodo fue la formulación y ejecución del plan para rearmarse y reocupar y fortificar Renania, en violación del Tratado de Versalles y otros tratados, para así adquirir fuerza militar y poder de negociación política para usarlo contra otras naciones.

La elocuencia de Hitler en un discurso secreto dado a todos los mandos supremos el 23 de noviembre de 1939 a las 12 horas es suficiente para caracterizar esta fase de la conspiración nazi. Este documento ha llegado aquí como un documento capturado encontrado en los archivos del OKW- el OKW es el Ober Kommando der Wehrmacht, el Alto Mando del Ejército, el Jefe del Alto Mando de las Fuerzas Armadas- y fue capturado en Flensburg. El documento tiene el número 789-PS en nuestra serie de documentos numerados.

Tengo en mis manos, Señoría, el original alemán de este documento en el estado en el que fue capturado, y quiero presentar el documento como prueba y darle el número de serie adecuado como prueba de la Acusación de Estados Unidos. El número de serie es, considero, prueba USA 23. Querría pedir que se entregue el texto alemán del original a los intérpretes, los intérpretes alemanes.

Con la venia del Tribunal, entendiendo la norma expuesta por el Juez Presidente, aunque he presentado el documento completo, es un discurso muy largo, y no lo introduciré en el sumario en su totalidad. Por supuesto, como dijo el Juez Presidente, la defensa puede introducir cualquier otra parte que desee.

Comenzaré leyendo al principio, y leeré un poco más de la mitad de la primera página del texto en inglés. Se me ha indicado que el original alemán tiene una marca de lápiz azul en el punto en el que dejaré de leer. Leeré la traducción al inglés:

"23 de noviembre de 1939, 12 horas. Conferencia con el Führer, a la que están convocados todos los Mandos Supremos. El Führer da el siguiente discurso:

El propósito de esta conferencia es darles una idea del mundo de mis pensamientos, qué pretendo, a la vista de los acontecimientos futuros, y explicarles mis decisiones. La construcción de nuestras fuerzas armadas fue sólo posible en conexión con la educación ideológica" -la palabra alemana es "weltanschaulich" - "del pueblo alemán por el Partido".

Querría hacer un comentario sobre esa interesante palabra alemana,"weltanschaulich". Creo que "ideológica" es la traducción más cercana posible, pero la palabra significa más que eso. Es toda una actitud hacia el mundo, la forma de ver el mundo.

"Cuando comencé mi trabajo en Política" -cito de nuevo- "en 1919, mi fuerte creencia en el éxito final se basaba en una cuidadosa observación de los hechos del día y el estudio de las razones por las que ocurrían. Por tanto, nunca perdí mis creencias en medio de los contratiempos que si no me habrían detenido durante mi periodo de lucha. La providencia ha tenido la última palabra y me ha llevado al éxito. Por encima de esto, reconocía claramente el curso probable de hechos históricos, y tenía la voluntad firme de tomar decisiones brutales. La primera decisión se tomó en 1919 cuando, tras un largo conflicto interno, me convertí en político y comencé la lucha contra mis enemigos. Fue la decisión más dura. Tenía sin embargo el firme convencimiento de que llegaría a mi objetivo. En primer lugar, deseé un nuevo sistema de selección. Quería educar a una minoría que se hiciera con el liderazgo. Tras 15 años he logrado mi objetivo, tras luchas extenuantes y muchos obstáculos. Cuando llegué al poder en 1933, tenía detrás de mi el periodo de lucha más difícil. Todo lo que existía antes se había colapsado. Tenía que reorganizar todo, comenzando por la masa popular, y extendiéndolo a las fuerzas armadas. En primer lugar, reorganización del interior, abolición de las manifestaciones de decadencia y las ideas derrotistas, educación para el heroísmo. Mientras reorganizaba el interior, llevé a cabo la segunda tarea: liberar a Alemania de sus ataduras internacionales. Se han de señalar dos hechos en particular: la retirada de la Liga de Naciones y la denuncia de la Conferencia de Desarme. Fue una decisión difícil. El número de profetas que predijeron que esto llevaría a la ocupación de Renania fue grande, el número de creyentes fue pequeño. La nación me apoyó y permaneció firme detrás mío cuando llevé a cabo mis intenciones. Después de esto, la orden de rearme. Aquí de nuevo hubo numerosos profetas que predijeron desgracias, y sólo unos pocos creyentes. En 1935, la introducción del servicio militar obligatorio. Después, la militarización de Renania, de nuevo un proceso que se creía imposible en ese momento. El número de personas que confiaron en mi fue muy pequeño. Después, el comienzo de la fortificación de todo el país, en especial el Oeste.

Un año después vino Austria" -supongo que quiso decir que llegó Austria- "Este paso también fue considerado dudoso. Ocasionó un considerable refuerzo del Reich. El siguiente paso fue Bohemia, Moravia y Polonia. Este paso tampoco era posible lograrlo en una sola campaña. En primer lugar, había que terminar la fortificación occidental. No era posible alcanzar el objetivo de un solo golpe. Tuve claro desde el primer momento que no podría bastarme con el territorio de los Sudetes alemanes. Eso era sólo una solución parcial. Se tomó la decisión de marchar sobre Bohemia. Después tuvo lugar la creación del Protectorado, y con ello se estableció la base para la acción contra Polonia, pero no tenía claro en ese momento si debía comenzar la lucha primero contra el Este y luego contra el Oeste, o viceversa".

Hay algunas curiosas antítesis de pensamiento en ese discurso, como en la mayoría de los discursos de Adolf Hitler. En una frase combina la guía de la Providencia con el empleo de decisiones brutales. Habla constantemente de la poca gente que estaba con él, y a continuación de cómo le apoyaba la masa popular alemana. Pero da un pequeño resumen de la esencia de lo que se contiene en las alegaciones de nuestra Acusación, sobre las que he llamado su atención: la organización de la masa popular, extendida después a las fuerzas armadas, y las diversas decisiones brutales que tomó, conocidas por la Historia.

Ese largo documento contiene más material de gran interés. Puede que volvamos a otras secciones más adelante. En este momento, sin embargo, tan sólo le he pedido al Tribunal que centre su atención en la cuestión sobre la que acabo de leer y su consideración en el desarrollo de la conspiración durante el periodo que va de 1933 a 1936.

Otro documento capturado es suficiente para demostrar los preparativos para la guerra en los que se embarcaron los conspiradores nazis durante este periodo. Me refiero a una carta de alto secreto con fecha del 24 de junio de 1935, del General von Brauchitsch a los Mandos Supremos del Ejército, la Armada y las Fuerzas Aéreas. Acompaña esta carta una copia de una ley secreta de defensa del Reich del 21 de mayo de 1935, y una copia de una decisión del Gabinete del Reich del 21 de mayo de 1935, sobre el Consejo para la Defensa del Reich.

Estos documentos se capturaron en los archivos del OKW en Fechenheim. Este grupo de documentos recibe el número 2261-PS en nuestra numeración. Consideramos que son una de las pruebas más significativas sobre los preparativos secretos y directos de la guerra de agresión.

Cometí un error tipográfico. Fue el General von Blomberg, no Brauchitsch.

Tengo los originales de estos documentos. Pido que se incluyan en las evidencias como prueba USA 24.

Leeré completa la primera página de ese documento, una carta firmada así: "von Blomberg, Berlín, 24 de junio de 1935, 'Alto Secreto'", y con el encabezamiento "Ministro de Guerra del Reich y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, nº 1820/35 Alto Secreto L IIa.

A: El Comandante Supremo del Ejército. El Comandante Supremo de la Armada. El Comandante Supremo de las Fuerzas Aéreas.

En el apéndice incluyo una copia de la ley de defensa del Reich del 21 de mayo de 1935 y de una decisión del Gabinete del Reich del 21 de mayo de 1935 sobre el Consejo de Defensa del Reich. La publicación de la Ley de Defensa queda suspendida temporalmente por orden del Führer y Canciller del Reich.

El Führer y Canciller del Reich ha nombrado al Presidente de la Dirección del Reichsbank, el Dr. Schacht, Plenipotenciario General para la economía de guerra.

Solicito que las copias de la Ley de Defensa del Reich requeridas para las unidades de las Fuerzas Armadas se pidan antes del 1 de julio de 1935 en la Oficina de las Fuerzas Armadas (L), donde se entregarán teniendo en cuenta que la ley sólo deberá distribuirse hasta el nivel de los Cuarteles Generales situados fuera del Ministerio de Guerra del Reich.

Señalo una vez más la necesidad del más estricto secreto".

Firmado por "von Blomberg." Debajo se incluye lo siguiente: "Berlín. 3 de septiembre de 1935; nº 1820/35 L Alto Secreto II a. Al Grupo de Defensa-Económico C-3, copia transmitida (firmado) Jodl".

Se incluye aquí, Señoría, la ley denominada Ley de Defensa del Reich del 21 de mayo de 1935, que fue aprobada por el Gabinete del Reich y comienza con la frase:

"El Gabinete del Reich ha aprobado la siguiente ley que se hace aquí pública".

A continuación viene una ley que cubre con detalle los preparativos del Estado para la defensa y movilización, el nombramiento de este plenipotenciario general para la economía de guerra, con autoridad plenipotenciaria para la preparación económica para la guerra, y una Tercera Parte sobre sanciones.

La ley es firmada por: "El Führer y Canciller del Reich, Adolf Hitler, el Ministro de Guerra del Reich, von Blomberg; el Ministro de Interior del Reich, Frick", uno de los acusados. Y al final está la siguiente nota. Es en la Hoja 4 del original alemán, creo:

"Nota sobre la ley de Defensa del Reich del 21 de mayo de 1935.

Se suspenderá la publicación de la Ley de Defensa del Reich del 21 de mayo de 1935. La ley pasará a ser efectiva el 21 de mayo de 1935.

El Führer y Canciller del Reich, Adolf Hitler".

Así que aunque el propio texto decía que la ley se haría pública, la publicación fue suspendida por Adolf Hitler, aunque la ley entró en vigor inmediatamente.

Se incluye además una copia de la decisión del Gabinete del Reich del 21 de mayo de 1935 sobre el Consejo de Defensa del Territorio que trata extensamente de la organización de la preparación económica para la guerra y que creo que fue analizada por mi colega, el Sr. Dodd, la semana pasada.

Es incuestionable que esta ley del 21 de mayo de 1935 fue la piedra angular de los preparativos de guerra de los conspiradores nazis. La relación del acusado Schacht con estos preparativos es clara a la vista de este documento capturado.

Hasta aquí por ahora sobre la fase de preparación de la conspiración que va de 1933 a 1936.

Como se indicó anteriormente, la siguiente fase de la agresión fue la formulación y ejecución de los planes para atacar Austria y Checoslovaquia, por este orden. Es la fase de la agresión cubierta en los párrafos 3(a), (b), y (c) de la Sección IV (F) de la Acusación, que aparecen en las páginas siete y ocho del texto impreso en inglés.

Uno de los documentos más impactantes y reveladores de todos los capturados que han llegado a nuestras manos es un documento que conocemos como las notas Hoszbach, sobre una conferencia en la Cancillería del Reich celebrada el 5 de noviembre de 1937, de las 16:15 a las 20:30, durante la cual Hitler señaló a los presentes las posibilidades y necesidades de expansión de su política exterior, y en la que pidió -cito- "Que estas declaraciones se consideren en caso de su muerte como su última voluntad y testamento". Así, con este documento presentaremos al Tribunal y al público la última voluntad y testamento de Adolf Hitler según él consideraba el 5 de noviembre de 1937. El documento llegó a través del Departamento de Estado de Estados Unidos. Tiene el número 386-PS en nuestra serie de documentos numerados. Lo presento como prueba USA 25.

Antes de leerlo, señalo para empezar que la persona que tomó acta de esta reunión, el Coronel Hoszbach, era el adjunto al Führer. También señalo la presencia en esta reunión conspiradora del acusado Erich Raeder. Estaba presente el acusado Constantin von Neurath. Estaba presente el acusado Hermann Wilhelm Goering. Las actas de esta reunión revelan una cristalización, hacia finales de 1937, de la política del régimen nazi. Austria y Checoslovaquia iban a ser adquiridas por la fuerza. Proporcionarían Lebensraum (espacio vital) y mejorarían la situación militar de Alemania para futuras operaciones. Aunque es cierto que los hechos reales tuvieron lugar de una forma ligeramente distinta de la expuesta en esta reunión, los propósitos expuestos en ella fueron esencialmente llevados a cabo. El documento elimina cualquier posible duda sobre la premeditación de los crímenes nazis contra la paz. Este documento es de una importancia tan grande que me siento obligado a leerlo en su totalidad para que pase al sumario.

"Berlín, 10 de noviembre de 1937. Notas sobre la conferencia en la Reichskanzelerei del 5 noviembre de 1937, de las 16:15 a las 20:30 horas.

Presentes: El Führer y Canciller del Reich;

El Ministro de la Guerra del Reich, Generalfeldmarshall v. Blomberg;

El Comandante en Jefe del Ejército, Generaloberst Freiherr von Fritsch;

El Comandante en Jefe de la Armada, Generaladmiral Dr. H. C. Raeder;

El Comandante en Jefe de la Luftwaffe, Generaloberst Goering;

El Ministro de Exteriores del Reich Freiherr v. Neurath;

Oberst Hoszbach (el adjunto que tomó acta)".

El Führer declaró inicialmente que el asunto de la conferencia de hoy era de tal importancia que su discusión detallada tendría lugar en otros Estados ante el Gabinete en una sesión plenaria. Sin embargo, él, el Führer, había decidido no discutir esta cuestión en el círculo más amplio del Gabinete del Reich dada su gran importancia. Sus declaraciones posteriores fueron el resultado de deliberaciones detalladas y de las experiencias de sus cuatro años y medio de gobierno; deseaba explicar a los presentes sus ideas fundamentales sobre las posibilidades y necesidades de expandir su política exterior, y en interés de una política con amplitud de miras pedía que sus declaraciones se consideraran, en caso de que muriera, como su última voluntad y testamento.

El Führer continuó diciendo: "El fin de la política alemana es la seguridad y preservación de la nación, y su propagación. Esto produce en consecuencia un problema de espacio. La nación alemana está formada por ochenta y cinco millones de personas que, debido al número de individuos y el compacto espacio habitable, forman un cuerpo racial europeo homogéneo, de unas características que no pueden encontrarse en ningún otro país. Por otro lado, justifica la demanda de un mayor espacio vital más que ninguna otra nación. Si no hubiera ninguna medida política para satisfacer las demandas de espacio vital de este cuerpo racial, el resultado de un desarrollo histórico que abarca varios siglos, y continuara esta condición política, representaría el mayor peligro para la preservación de la nación alemana (la palabra alemana usada aquí no es "nation", sino "Volkstum") en su alto nivel actual. Un freno al deterioro del elemento alemán en Austria y Checoslovaquia es algo tan poco posible como la preservación del estado actual en la propia Alemania.”

Considero que esto no es una buena traducción del alemán, porque para mi esta frase no tiene sentido.

"En lugar del crecimiento, aparecería la esterilidad, y como consecuencia, aparecerían tensiones sociales tras unos años, dado que las ideas políticas y filosóficas son permanentes sólo mientras puedan producir la base para la realización de las necesidades presentes para la existencia de una nación. El futuro alemán depende así exclusivamente de la solución de la necesidad del espacio vital. Dicha solución puede buscarse de forma natural sólo durante un periodo de tiempo limitado de entre una y tres generaciones.

Antes de tratar la cuestión de la solución de la necesidad de espacio vital, se ha de decidir si se puede lograr una solución a la situación alemana con un buen futuro optando, o por la autarquía, o por medio de una participación mayor en la industria y comercio universales.

Autarquía: su ejecución sólo será posible con una estricta política de Estado Nacionalsocialista, que es la base; (es decir, la base de la autarquía); asumiendo que esto pueda lograrse, los resultados son los siguientes:

A. En el ámbito de las materias primas se puede lograr una autarquía sólo limitada, no total:

1. Donde pueda usarse carbón para la extracción de materias primas, la autarquía es posible.

2. En el caso de los minerales, la situación es mucho más difícil. Las necesidades de hierro y metales ligeros pueden ser cubiertas por nosotros mismos. Sin embargo, no ocurre lo mismo con las de cobre y estaño.

3. Los materiales procedentes de la celulosa pueden ser cubiertos por nosotros mientras haya suficientes suministros de madera. No es posible una solución permanente.

4. Grasas comestibles- posible.

B. En el caso de los alimentos, la cuestión de la autarquía ha de responderse con un definitivo NO con mayúsculas. El incremento general de las condiciones de vida, comparadas con las de hace treinta o cuarenta años, provocó un incremento simultáneo de la demanda y un incremento del consumo personal entre los productores, los propios granjeros. Lo recaudado por el incremento de la producción en la agricultura ha sido usado para cubrir el incremento de la demanda, por lo que no representa ningún aumento absoluto en la producción. No es posible un incremento mayor de la producción pidiéndole más al suelo, debido a que ya muestra señales de deterioro por el uso de fertilizantes artificiales, y es por tanto seguro que, incluso con el mayor incremento posible de la producción, no se podría evitar la participación en el mercado mundial".

Debo añadir que si lo entiendo bien, quiere decir que "no se puede lograr la autarquía; tenemos que participar en el comercio mundial".

El considerable gasto de divisas para obtener alimentos importados que se da incluso en periodos en los que las cosechas son buenas se incrementa catastróficamente cuando la cosecha es realmente pobre. La posibilidad de catástrofe aumenta en proporción a la población, y el exceso anual de 560.000 nacimientos llevaría a un incremento del consumo de pan, dado que los niños consumen más pan que los adultos.

Contrarrestar permanentemente las dificultades en el suministro de alimentos disminuyendo la calidad de vida y racionando es imposible en un continente que ha desarrollado una calidad de vida aproximadamente equivalente en todos los países. Dado que la solución al desempleo ha puesto en marcha al completo el poder de consumo, serán posibles algunas pequeñas correcciones en nuestra producción agrícola nacional, pero no una alteración total de la norma de consumo de alimentos. Por tanto, la autarquía resulta imposible, en especial en el ámbito de los alimentos, así como en general.

Participación en la economía mundial. Hay límites que no podemos transgredir. La fluctuación del mercado sería un obstáculo a una base segura de la posición alemana; los acuerdos comerciales internacionales no ofrecen ninguna garantía de ejecución práctica. Se ha de considerar como un principio que desde la Guerra Mundial (1914-1918) ha tenido lugar una industrialización en países que antes exportaban alimentos. Vivimos en un periodo de imperios económicos, en el que la nueva tendencia a la colonización se aproxima a la condición que originalmente motivó la colonización; en Japón e Italia los motivos económicos son la base de su deseo de expansión, y la necesidad económica también llevará a Alemania a esto. Los países que están fuera de los grandes imperios económicos tienen especiales dificultades para expandirse económicamente.

La tendencia al alza en la economía mundial debida a la carrera armamentística nunca puede sentar bases permanentes para un crecimiento económico, y esto último también se ve dañado por la alteración económica producida por el bolchevismo. Se está dando una cada vez mayor debilidad militar en los Estados que basan su existencia en la exportación. Dado que nuestras exportaciones e importaciones viajan por rutas marítimas dominadas por Gran Bretaña, es más una cuestión de seguridad del transporte que de divisas, y esto explica la gran debilidad de nuestra situación alimentaría en tiempo de guerra. La única salida, una que puede parecer imaginaria, es asegurarse un mayor espacio vital, una tarea que siempre ha sido la causa de formación de Estados y movimientos de naciones. Es comprensible que esta tendencia no interese en Ginebra ni en Estados satisfechos. Si la seguridad de nuestra situación alimentaría fuera nuestro principal pensamiento, el espacio requerido para esto sólo podría buscarse en Europa, pero no copiaremos las políticas liberales capitalistas que se basan en la explotación de las colonias. No es una cuestión de conquista de un pueblo, sino de conquista de un espacio útil para la agricultura. Sería también con el fin de buscar territorio productor de materias primas en la Europa fronteriza con el Reich, en lugar de en ultramar, y esta solución debería llevarse a cabo en una o dos generaciones. Lo que pudiera requerirse adicionalmente a posteriori ha de quedar en manos de las generaciones venideras. El desarrollo de grandes organismos mundiales es naturalmente un proceso lento y el pueblo alemán, con su fuerte raíz racial - añado, se usa la palabra alemana "Volkstamm", raíz racial - "tiene para este fin la base más favorable en el corazón del continente europeo. La Historia en todas las épocas -Imperio Romano, Imperio Británico- ha demostrado que una expansión territorial sólo puede lograrse eliminando la resistencia y arriesgándose. Incluso los contratiempos son inevitables; ni antes ni hoy es posible encontrar espacio sin propietario; el atacante siempre se tropieza con el propietario".

(Receso)

SR. ALDERMAN: Con la venia del Tribunal, después de la algo confusa exposición que acabo de leer sobre teoría económica geopolítica y sobre la necesidad de expansión y "Lebensraum", Adolf Hitler, en estas notas Hoszbach, planteó la cuestión:

"La cuestión para Alemania es dónde se podría hacer la mayor conquista posible al menor precio.

Los políticos alemanes han de reconocer como sus dos odiosos enemigos a Inglaterra y Francia, para los que un fuerte coloso alemán en el centro de Europa sería intolerable. Ambos estados se opondrán a un mayor refuerzo de Alemania, tanto en Europa como en ultramar, y en esta oposición tendrán el apoyo de todos los partidos.

Ambos países considerarían la creación de puntos fuertes militares alemanes en ultramar como amenazas a sus comunicaciones de ultramar, como una medida de seguridad para el comercio alemán, y posteriormente como un refuerzo de la posición alemana en Europa.

Inglaterra no está en situación de cedernos ninguna de sus posesiones coloniales debido a la resistencia que sufre en sus dominios. Tras la pérdida de prestigio que ha sufrido Inglaterra al aceptar la cesión de Abisinia a Italia, no se puede esperar ya una vuelta al África Oriental. Cualquier resistencia por parte de Inglaterra consistiría en su mejor caso en mostrarse dispuesta a satisfacer nuestros deseos coloniales ofreciendo colonias que en este momento no estén en manos británicas, por ejemplo, Angola. La actitud francesa sería probablemente la misma.

Podría considerarse un estudio serio de nuestro retorno a las colonias sólo en un momento en el que Inglaterra esté en un estado de emergencia y el Reich Alemán sea fuerte y esté bien armado. El Führer no comparte la opinión de que el Imperio sea inamovible".

Entiendo que se refiere al Imperio Británico.

"Se ha de encontrar menos resistencia contra el Imperio en los territorios conquistados que en sus competidores. El Imperio Británico y el Imperio Romano no pueden compararse en términos de permanencia; tras las Guerras Púnicas, éste último no tenía ningún enemigo político serio. Sólo los efectos disgregadores que provocó el Cristianismo y los efectos de la edad que aparecen en todos los Estados hicieron que los antiguos alemanes pudieran someter a Roma.

Junto al Imperio Británico existe hoy día un cierto número de Estados que son más fuertes. La metrópoli británica puede defender sus posesiones coloniales sólo junto a otros Estados, no por si misma. ¿Sería capaz Inglaterra por sí sola, por ejemplo, de defender Canadá de un ataque de América, o sus intereses en Extremo Oriente de un ataque de Japón?

La elección de la Corona Británica como portadora de la unidad del Imperio es en sí misma un reconocimiento de que no se puede mantener permanentemente el Imperio Universal por medio del poder político. Lo que viene a continuación son ejemplos de este aspecto:

(a) La lucha por la independencia de Irlanda.

(b) Las disputas constitucionales en India, donde Inglaterra, con sus medidas a medias, dejó la puerta abierta a los indios para que en el futuro utilicen el incumplimiento de las promesas constitucionales como arma contra Inglaterra.

(c) El debilitamiento de la situación británica en Extremo Oriente por Japón.

(d) La oposición ejercida en el Mediterráneo por Italia que -en virtud de su Historia, empujada por la necesidad y dirigida por un genio- expande su posición de poder y debe en consecuencia afectar a los intereses británicos cada vez más. El resultado de la Guerra de Abisinia es una pérdida de prestigio para Gran Bretaña que Italia está dispuesta a aumentar extendiendo el descontento entre el mundo musulmán.

Se debe concluir que el Imperio no puede ser sostenido permanentemente por medio del poder político por 45 millones de británicos, a pesar de la solidez de sus ideales. La proporción de población en el Imperio, comparada con la de la metrópoli, es de nueve a uno, y debería servirnos como advertencia de que si nos expandemos en espacio, no debemos permitir que el nivel de nuestra población se vuelva demasiado bajo".

Entiendo que quiso decir: "Mantener la población de los territorios ocupados baja en comparación con la nuestra".

"La situación de Francia es más favorable que la de Inglaterra. El Imperio Francés está mejor situado geográficamente; la población de sus posesiones coloniales es un incremento militar potencial. Pero Francia se enfrenta a dificultades en su política interna. En este momento sólo un diez por ciento de las naciones del mundo tiene gobiernos parlamentarios, mientras que el 90 por ciento tiene regímenes totalitarios. Sin embargo, tenemos que considerar políticamente a los siguientes como factores de poder:

Gran Bretaña, Francia, Rusia y los Estados asociados más pequeños.

La cuestión alemana sólo puede resolverse por medio de la fuerza, y esto nunca puede lograrse sin riesgo. Las batallas de Federico el Grande por Silesia y las guerras de Bismarck contra Austria y Francia fueron un tremendo riesgo, y la rapidez de la acción prusiana en 1870 impidió a Austria participar en la guerra. Si tomamos la decisión de aplicar la fuerza con el riesgo de lo que vendrá a continuación, sólo nos queda responder a las preguntas 'cuándo' y 'cómo'. En esta cuestión tenemos que decidir según tres casos diferentes".

Añado: el Tribunal recordará la alegación específica incluida en la Acusación que decía que en esta reunión surgieron tres planes diferentes, pudiendo escogerse cualquiera de ellos.

"Caso 1. Periodo 1943-45: Tras esto, sólo podemos esperar un cambio a peor. El rearme del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, así como la formación del Cuerpo de Oficiales, están prácticamente concluidas".

Le recuerdo al Tribunal que esta reunión tuvo lugar el 5 de noviembre de 1937, pero contempla el periodo 1943-45.

"Nuestro material y armamentos son modernos; un mayor retraso incrementará el peligro de que queden desfasados. En particular, el secreto de las 'armas especiales' no puede mantenerse para siempre. El alistamiento de reservistas se limitaría a los actuales grupos en edad de reclutamiento y ya no sería posible una adición de grupos de más edad no entrenados.

En la cuestión del rearme, que habrá sido llevado a cabo en ese momento por otras naciones, perderemos poder relativo. Si no actuamos hasta 1943-45, entonces, dependiendo de la ausencia de reservas, cualquier año podría darse la crisis de alimentos, y para contrarrestarla no poseeremos las divisas necesarias. Esto debe considerarse como 'un punto débil del régimen'.

Por encima de esto, el mundo anticipará nuestra acción e incrementará las contramedidas anualmente. A medida que otras naciones se aíslen, nos veríamos forzados a la ofensiva.

Nadie conoce hoy en día la situación real en los años 1943-45. Es seguro, sin embargo, que no podemos esperar tanto.

Por un lado las grandes fuerzas armadas, con la necesidad de asegurarse su preparación, el envejecimiento del movimiento nazi y sus líderes, y por otro lado la posibilidad de un descenso del nivel de vida y una caída de la tasa de natalidad no nos dejan más opción que actuar. Si el Führer todavía vive, su decisión irrevocable será resolver el problema del espacio alemán no más tarde de 1943-45. La necesidad de acción antes de 1943-45 se considerará en los Casos 2 y 3.

Caso 2. Si las tensiones sociales en Francia llevan a una crisis política interna de tales dimensiones que absorba al Ejército francés y haga imposible su uso en una guerra contra Alemania, entonces ha llegado el momento de actuar contra Checoslovaquia.

Caso 3. Sería igualmente posible actuar contra Checoslovaquia si Francia estuviera tan enzarzada en una guerra contra otro Estado que no pudiera "proceder" contra Alemania.

Para mejorar nuestra situación política militar debe ser nuestro primer objetivo, en cualquier caso de implicación en una guerra, conquistar Checoslovaquia y Austria simultáneamente para eliminar cualquier amenaza desde los flancos en caso de un posible avance hacia occidente. En el caso de un conflicto con Francia difícilmente sería necesario asumir que Checoslovaquia declararía la guerra el mismo día que Francia. Sin embargo, el deseo de Checoslovaquia de participar en la guerra se incrementará proporcionalmente hasta el punto en el que nos veamos debilitados. Su participación real se podría sentir por un ataque sobre Silesia, hacia el norte o hacia el oeste.

Una vez conquistada Checoslovaquia -y conseguida una frontera común entre Alemania y Hungría- se podría confiar más en una actitud neutral por parte de Polonia en un conflicto franco-alemán. Nuestros acuerdos con Polonia son válidos mientras se mantenga inalterable la fuerza de Alemania; si Alemania se enfrentara a algún obstáculo, se debería tener en cuenta un ataque de Polonia a Prusia Oriental, quizás incluso contra Pomerania y Silesia.

Asumiendo un desarrollo de la situación que llevara a un ataque planeado por nuestra parte de 1943 a 1945, entonces habría que juzgar el comportamiento de Francia, Inglaterra, Polonia y Rusia de la siguiente manera:

El Führer considera personalmente que con toda probabilidad Inglaterra y quizás también Francia ya han abandonado silenciosamente a Checoslovaquia, y que se han hecho a la idea de que esta cuestión será resuelta algún día por Alemania. Las dificultades en el Imperio Británico y las perspectivas de verse envueltos en otra guerra europea a gran escala serán factores decisivos en la no participación de Inglaterra en una guerra contra Alemania. La actitud británica ciertamente influirá en la actitud francesa. Un ataque de Francia sin apoyo británico es algo difícilmente posible, asumiendo que su ofensiva se estancaría al llegar a nuestras fortificaciones occidentales. Sin el apoyo de Inglaterra tampoco sería necesario contar con una marcha de Francia a través de Bélgica y Holanda, y esto es algo a lo que nosotros tampoco deberíamos recurrir en caso de conflicto con Francia, ya que sin duda provocaría la enemistad de Gran Bretaña. Naturalmente, tendremos en cualquier caso que cerrar nuestras fronteras durante nuestros ataques contra Checoslovaquia y Austria. Se ha de considerar que las medidas de defensa de Checoslovaquia aumentarán su fuerza de año en año, y que también se dará una consolidación de la capacidad del ejército austriaco. Aunque la población de Checoslovaquia no es escasa, la absorción de Checoslovaquia y Austria supondrá de todas formas la conquista de alimentos para entre cinco y seis millones de personas, previendo que se efectuará una emigración obligatoria de dos millones de Checoslovaquia y de un millón de Austria. La anexión de ambos estados por Alemania, militar y política, constituirá un alivio considerable, proporcionando menores y mejores fronteras, la posibilidad de destinar a otras tareas a fuerzas de combate, y la posibilidad de crear nuevos ejércitos con una fuerza de hasta doce divisiones, una división por cada millón de personas.

No se espera oposición por parte de Italia a la eliminación de Checoslovaquia y Austria; sin embargo, no se puede juzgar hoy cuál será su actitud ante la cuestión austriaca, ya que dependerá en gran parte de si el Duce estará vivo entonces o no.

La amplitud y velocidad de nuestra acción decidirá la actitud de Polonia. Polonia tendrá pocas inclinaciones a entrar en una guerra contra una Alemania victoriosa con Rusia a sus espaldas.

La participación militar de Rusia ha de contrarrestarse con la velocidad de nuestras operaciones; cabría cuestionarse si esto ha de tenerse en consideración a la vista de la actitud de Japón.

Si se diera el segundo caso -paralización de Francia por una guerra civil- se debería aprovechar la situación en cualquier momento para actuar contra Checoslovaquia, ya que el enemigo más peligroso de Alemania quedaría eliminado.

El Führer considera que el Caso 3 amenaza con darse; se desarrollaría a partir de las tensiones existentes en el Mediterráneo, y si tuviera lugar, ha decidido sin dudar aprovechar la situación en cualquier momento, quizás incluso en una fecha tan temprana como 1938.

Según recientes experiencias en el desarrollo de los hechos de la guerra en España, el Führer no ve un rápido fin a las hostilidades allí. Teniendo en cuenta el tiempo que han requerido ofensivas anteriores de Franco -el texto inglés dice Francia; quiere decir Franco-, entran dentro de lo posible tres años más de guerra. Por otro lado, desde el punto de vista alemán, no es deseable una victoria al cien por cien de Franco; nos interesa más una continuación de la guerra y la preservación de la tensión en el Mediterráneo. Si Franco fuera el único poseedor de la Península Ibérica, sería el fin de la intervención italiana y de la presencia de Italia en las Islas Baleares. Dado que nos interesa la continuación de la guerra en España, debe ser tarea de nuestra política futura reforzar a Italia en su lucha para mantenerse en las Islas Baleares. Sin embargo, una consolidación de la posición italiana en las Baleares no puede ser tolerada por Francia o Inglaterra, y podría llevar a una guerra de Francia e Inglaterra contra Italia, en cuyo caso España, si estuviera completamente en sus manos (las de Franco), podría participar del lado de los enemigos de Italia. Un sometimiento de Italia en una guerra así parece muy improbable. Se podrían enviar materias primas adicionales a Italia desde Alemania. El Führer cree que la estrategia militar de Italia sería permanecer a la defensiva contra Francia en la frontera occidental y llevar a cabo operaciones contra Francia desde Libia, contra las posesiones coloniales francesas en el Norte de África.

Como se puede descartar un desembarco de tropas francesas y británicas en la costa italiana, y como una ofensiva francesa a través de los Alpes contra el norte de Italia sería extremadamente difícil, y posiblemente se estrellaría contra las potentes fortificaciones italianas, las líneas de comunicación francesas amenazadas por la flota italiana se verían ampliamente paralizadas para el transporte de tropas del Norte de África a Francia, así que en sus fronteras con Italia y Alemania, Francia dispondrá sólo de sus tropas metropolitanas”.

Creo que de nuevo aquí hay una traducción incorrecta al inglés. "las líneas de comunicación francesas amenazadas por la flota italiana" debe ser en realidad "líneas frescas" o algo similar.

"Si Alemania se aprovecha de esta guerra resolviendo las cuestiones checoslovaca y austriaca, se ha de asumir la probabilidad de que Inglaterra -al estar en guerra con Italia- no se decida a comenzar operaciones contra Alemania. Sin apoyo británico, una acción de guerra similar por parte de Francia contra Alemania tampoco es de esperar.

La fecha de nuestro ataque contra Checoslovaquia y Austria ha de ser independiente del transcurso de la guerra entre Italia, Francia e Inglaterra y no sería simultánea al comienzo de las operaciones militares por estos tres Estados. El Führer tampoco pensaba en acuerdos militares con Italia, sino que con completa independencia y aprovechando esta oportunidad favorable única, desea llevar a cabo operaciones contra Checoslovaquia. El ataque contra Checoslovaquia tendría que realizarse a la velocidad del rayo"

- se emplean las palabras alemanas "blitzartig schnell."

“El Feldmarshal von Blomberg y el Generaloberst von Fritsch, al hacer su estimación de la situación, señalaron repetidas veces que Inglaterra y Francia no deben ser considerados nuestros enemigos, y declararon que la guerra con Italia no implicaría tanto al ejército francés como para no encontrarse en situación de comenzar operaciones contra nuestra frontera occidental con fuerzas superiores. El Generaloberst von Fritsch estimó que las fuerzas francesas que presumiblemente se emplearían en la frontera de los Alpes con Italia rondarían las veinte divisiones, así que todavía se daría una fuerte superioridad francesa en nuestra frontera occidental. Los franceses tratarían, según el razonamiento alemán, de avanzar sobre Renania. Deberíamos considerar la gran destreza que Francia ha demostrado en la movilización, y aparte del muy pequeño valor de nuestras fortificaciones existentes en este momento - algo señalado en particular por el Feldmarshal von Blomberg - las cuatro divisiones motorizadas destinadas al Oeste serían más bien incapaces de moverse. Con respecto a nuestra ofensiva en dirección sureste, el Feldmarshal von Blomberg llamó la atención en especial sobre la fuerza de las fortificaciones checoslovacas, cuya construcción ha asumido el carácter de una Línea Maginot que presentaría dificultades extremas a nuestro ataque.

El Generaloberst von Fritsch mencionó que era el propósito de un estudio que había previsto para este invierno investigar las posibilidades de llevar a cabo operaciones contra Checoslovaquia, con especial consideración a la conquista del sistema de fortificaciones checoslovaco; el Generaloberst también dijo que dadas las condiciones, tendría que renunciar a realizar su viaje al extranjero, que iba a comenzar el 10 de noviembre. El Führer ordenó que no hiciera eso, dando como razón que la posibilidad del conflicto no debía considerarse tan inminente. En respuesta a las declaraciones del General Feldmarshal von Blomberg y el Generaloberst von Fritsch sobre la actitud de Inglaterra y Francia, el Führer repitió sus declaraciones anteriores y dijo que estaba convencido de la no participación británica y de que en consecuencia no habría una acción militar de Francia contra Alemania. Si el conflicto mediterráneo ya mencionado llevara a una movilización general en Europa, entonces deberíamos comenzar operaciones contra Checoslovaquia inmediatamente. Si, sin embargo, las potencias que no participaran en la guerra declararan su desinterés, entonces Alemania, por el momento, tendría que adoptar también esa actitud.

Al la vista de la información dada por el Führer, el Generaloberst Goering consideró imperativo plantear una reducción o abandono de nuestra intervención militar en España. El Führer dijo estar de acuerdo con esto, aunque consideraba que esta decisión debía posponerse a otra fecha más adecuada".

La segunda parte de la discusión se refirió a cuestiones de armamento.

(Firmado) "Hoszbach", y hay otras anotaciones.

En relación a esto traslado al Tribunal a la alegación del párrafo 3(a) de la Sección IV (F) de la Acusación, en la página 7 del texto impreso en inglés, sobre una reunión de un grupo influyente de conspiradores nazis el 5 de noviembre de 1937. El documento que acabo de presentar y leer proporciona pruebas suficientes de esta alegación.

El registro de lo que ocurrió después es algo bien conocido por la Historia. El Anschulss con Austria, bajo presión militar de los nazis, ocurrió en marzo de 1938. Les proporcionaremos pruebas detalladas sobre esto a su debido tiempo. También daremos pruebas sobre los detalles de la agresión contra Checoslovaquia, incluida la presión sobre Checoslovaquia que provocó el Pacto de Munich de septiembre de 1938, y la violación de ese mismo Pacto cometida por Alemania el 15 de marzo de 1939. Hay mucha información de interés en los documentos secretos referidos a esas agresiones.

En este punto, sin embargo, deseo que el Tribunal preste atención a otro documento capturado, que revela en toda su crudeza la verdad sobre el carácter deliberado de las agresiones contra Checoslovaquia. Este documento es un archivo, un archivo mantenido por el Coronel Schmundt, adjunto de Hitler. El archivo fue hallado por una de las unidades del 327º de Planeadores de Infantería en un sótano del Platterhof, Obersalzberg, cerca de Berchtesgaden. El archivo es un conjunto de originales y copias sobre los preparativos de la anexión de Checoslovaquia. Querría pedirle al Tribunal que examine en particular la fotocopia del original alemán de este archivo. Tenemos copias de esas fotocopias. Se pierde algo físico al transcribir una traducción. La imagen del archivo original incluidas las fotografías de los telegramas, da una idea de la realidad de las evidencias que se pierden en la traducción transcrita. El archivo tiene el número 388-PS en nuestra serie numerada de documentos. Tengo aquí el archivo original.

He pensado que quizás podría leer el título alemán. Es "Grundlagen zur Studie Gruen", es decir, el plan principal para el "Caso Verde", siendo Verde la palabra clave para referirse a la agresión contra Checoslovaquia.

Presento el archivo completo como prueba USA 26 y pediré que se pasen las fotocopias al Tribunal. Presento el archivo, con la venia del Tribunal, entendiendo, por supuesto, que sólo las partes que lea inmediatamente pasarán a formar parte de las evidencias; pero nos referiremos a otras partes de cuando en cuando después, a lo largo de la presentación del caso. El material de este archivo será analizado con mayor detalle en un momento posterior por la acusación. Sin embargo, en este punto, pido que se preste atención al elemento nº 2 del archivo.

El elemento nº 2 tiene fecha del 22 de abril de 1938. Es la segunda hoja de la traducción al inglés. Es un resumen, preparado por Schmundt, el adjunto, de una discusión del 21 de abril de 1938 entre Hitler y el acusado Wilhelm Keitel.

Este elemento, como el resto de elementos del archivo, se refiere al "Caso Verde". Como dije, "Caso Verde" era el nombre en clave de la operación planeada contra Checoslovaquia. Esta reunión tuvo lugar aproximadamente un mes después de la exitosa anexión de Austria. Al llevar a cabo la conspiración, se hizo necesario revisar el "Caso Verde" para tener en cuenta el cambio de actitud producto del éxito sin derramamiento de sangre contra Austria. Leeré ahora el elemento 2 de este archivo.

"Berlín, 22 de abril de 1938.

Bases del Análisis de 'Gruen'.

Resumen de la discusión entre el Führer y el General Keitel del 21 de abril

A. Aspecto Político.

(1) Un ataque por sorpresa estratégico repentino sin causa o posibilidad de justificación es algo que ha de ser desestimado. El resultado sería una opinión mundial hostil que podría llevar a una situación crítica. Una medida así sólo se justifica por la eliminación del último oponente en el continente.

(2) Acción tras un cierto número de incidentes diplomáticos que gradualmente lleven a una crisis y a la guerra.

(3) Acción relámpago como resultado de un incidente (por ejemplo, el asesinato de un embajador alemán en relación con una manifestación antialemana)

B. Conclusiones Militares.

(1) Se han de llevar a cabo los preparativos para las posibilidades políticas (2 y 3). el Caso 2 es el no deseado, ya que 'Gruen' habrá tomado medidas de seguridad.

(2) La pérdida de tiempo debida al transporte del grueso de las divisiones por tren- que es inevitable, pero debería reducirse al mínimo- no ha de impedir un golpe relámpago en el momento de la acción.

(3) Se han de llevar a cabo inmediatamente 'inserciones separadas' con la idea de atravesar las líneas enemigas de fortificaciones en numerosos puntos y en una dirección estratégicamente favorable. Las inserciones han de realizarse para averiguar hasta el último detalle (descubrimiento de carreteras, objetivos, composición de las columnas según sus tareas individuales). Ataques simultáneos del Ejército y la Fuerza Aérea.

La Fuerza Aérea ha de apoyar a las columnas individuales (por ejemplo, bombarderos en picado atacando instalaciones en puntos de penetración, impidiendo la llegada de tropas de reserva, destruyendo el tráfico de señales de comunicación y aislando así a las guarniciones)

(4) Políticamente, los primeros cuatro días de acción militar son los decisivos. Si no hay éxitos militares efectivos, sin duda se dará una crisis europea. Los hechos consumados han de demostrar el sin sentido de la intervención militar extranjera, arrastrar a los Aliados al sistema (división de restos) y desmoralizar a 'Gruen'.

Por tanto: se ha cubrir el hueco de tiempo entre la primera penetración y el empleo de las fuerzas a traer con un ataque decidido e implacable por parte de un ejército motorizado (por ejemplo, por Pilsen, por Praga)

(5) Si es posible, separación del movimiento de transporte para 'Rot' del de 'Gruen'".

'Rot' era la palabra en clave para su plan contra el Oeste.

"Una concentración estratégica simultánea de 'Rot' puede llevar a 'Rot' a ejecutar medidas no deseadas. Por otro lado, debería ser posible poner en marcha el 'Caso Rot' en cualquier momento.

C. Propaganda.

(1) Folletos sobre el comportamiento de los alemanes en Checoslovaquia (Gruenland)

(2) Folletos con amenazas para intimidar a los checos (Gruenen)".

(Iniciales de Schmundt)".

Al leer este documento, el Tribunal sin duda se habrá fijado en el párrafo 3, bajo el título "Aspecto Político", que dice lo siguiente: "Acción relámpago como resultado de un incidente (por ejemplo, el asesinato de un embajador alemán en relación con una manifestación antialemana)". El documento completo demuestra que los conspiradores planearon la creación de un incidente para justificar ante el mundo su agresión contra Checoslovaquia. Afirmo que demuestra que se estudió la posibilidad de asesinar al embajador alemán en Praga para crear el incidente requerido. Esto se alega en el párrafo 3(c) de la sección IV (F) de la Acusación, que aparece en la página 8 del texto impreso en inglés de la Acusación.

Durante la lectura de la Acusación en el inicio del juicio, cuando se llegó a este punto en particular, el acusado Goering negó con la cabeza, con un movimiento lento y solemne. Puedo entender que negara con la cabeza si consideraba que la alegación de la Acusación no era cierta. Durante el discurso de apertura del Sr. Letrado Jackson, cuando se hizo referencia a este mismo asunto, el acusado Goering de nuevo negó solemnemente con la cabeza. Sobre esta alegación, la acusación se mantiene en lo dicho con la prueba que se acaba de presentar, por mucho que niegue el acusado Goering.

Si le parece bien al Tribunal, este podría ser un buen momento para hacer un receso

EL PRESIDENTE: El Tribunal se retira hasta las 2 en punto.

(Receso hasta las 14:00 horas)

EL PRESIDENTE: Sr. Alderman...

SR. ALDERMAN: Con la venia del Tribunal. Como dije anteriormente, la siguiente fase de la agresión fue la formulación y ejecución del plan para atacar Polonia, y con ello el inicio de la guerra de agresión contra Polonia en septiembre de 1939. Esto se incluye en los párrafos 4 a) y b) de la Sección IV de la Acusación, en la página 9 del texto impreso en inglés.

De nuevo las anotaciones cuidadosas y meticulosas del Adjunto Schmundt nos proporcionan un documento de su puño y letra que saca todos los trapos sucios a la luz. Quizás será complicado traducir esta expresión. No sé. El documento consiste en el acta de una conferencia que tuvo lugar el 23 de mayo de 1939. El lugar de la conferencia fue el estudio del Führer en la Nueva Cancillería del Reich. El acusado Goering estaba presente

(El acusado Frick dijo en este momento algo en alemán que no fue traducido)

SR. ALDERMAN: Creo que uno de los acusados ha dicho que me he referido a un año incorrecto. En mis notas figura el 23 de mayo de 1939. Es lo que aparece en el documento original.

EL PRESIDENTE: ¿Cuál es el documento al que se refiere?

SR. ALDERMAN: Es el documento L-79. Como dije, el acusado Goering estaba presente, así como los acusados Raeder y Keitel. El tema de la reunión fue, y cito: "Exposición de la situación política y objetivos futuros". Este documento es de importancia histórica, no está ni siquiera por debajo de la voluntad política y testamento del Führer registrados por el Adjunto Hoszbach.

El original de este documento cuando fue capturado se abrió camino a través de complicados canales a través del Atlántico hasta Estados Unidos. Allí fue hallado por miembros del personal de la acusación americana, llevado por ellos a Londres, y de allí a Nuremberg. La "L" en el número de identificación indica que es uno de los documentos que se recopilaron en Londres y se enviaron a aquí desde allí. Creo que la validez del documento es incuestionable. Su autenticidad y precisión como registro de lo que ocurrió en la reunión del 23 de mayo de 1939 han sido admitidas por el acusado Keitel en uno de sus interrogatorios. Como he dicho, el documento tiene el número L-79 en nuestra serie de documentos. Lo presento como prueba USA 27.

Este documento es también de tan gran importancia histórica al incluir las cuestiones presentadas ante el Tribunal que me siento obligado a leer la mayor parte. En el encabezamiento: Geheime Reichssache, "Alto Secreto".

"A ser transmitido sólo por un oficial.

Actas de una Conferencia celebrada el 23 de mayo de 1939. 

Lugar: el Estudio del Führer, Nueva Cancillería del Reich.

Adjunto de servicio: Teniente Coronel (G.S.) Schmundt.

Asisten: El Führer, Mariscal de Campo Goering, Gran Almirante Raeder, Coronel-General Von Brauchitsch, Coronel-General Keitel, Coronel-General Milch, General (de artillería) Halder, General Bodenschatz, Contralmirante Schniewindt, Coronel (G.S.) Joschennek, Coronel (G.S.) Warlimont, Teniente Coronel (G.S.) Schmundt, Capitán Engel (Ejército), Capitán de Corbeta Albrecht, Capitán V. Below (Ejército)

Asunto: Exposición de la situación política y objetivos futuros.

El Führer definió como objetivo de la conferencia:

(1) Análisis de la situación.

(2) Definición de las tareas de las Fuerzas Armadas producidas por esa situación.

(3) Exposición de las consecuencias de esas tareas.

(4) Forma de asegurar el secreto de todas las decisiones y el trabajo producto de esas consecuencias. El secreto es la primera cuestión esencial para el éxito.

Las observaciones del Führer aparecen de forma sistematizada abajo. Nuestra situación actual ha de considerarse desde dos puntos de vista:

(1) El desarrollo actual de los hechos entre 1933 y 1939.

(2) La situación permanente y no cambiante en la que está Alemania.

En el periodo 1933-1939 se han hecho progresos en todos los campos. Nuestra situación militar mejoró enormemente.

Nuestra situación con respecto al resto del mundo ha permanecido igual.

Alemania se ha retirado del círculo de las Grandes Potencias. El equilibrio de poder se ha mantenido sin la participación de Alemania.

Este equilibrio se ve alterado cuando se dejan sentir las demandas de Alemania sobre sus necesidades vitales y Alemania resurge como Gran Potencia. Todas las demandas son consideradas 'abusos'. Los ingleses temen más los peligros en el ámbito económico que la simple amenaza de la fuerza.

Una masa de 80 millones de personas ha resuelto los problemas ideológicos. Así pues se han de resolver también los problemas económicos. Ningún alemán puede evitar la creación de las condiciones económicas necesarias para esto. La solución de los problemas requiere cobertura. El principio según el cual se evita la resolución del problema adaptándose a las circunstancias es inadmisible. En lugar de esto, las circunstancias han de adaptarse a los fines. Esto es imposible sin la invasión de otros Estados o sin ataques a la propiedad extranjera.

El espacio vital, en proporción a la magnitud del Estado, es la base de todo el poder. Se puede rechazar durante un tiempo afrontar el problema, pero finalmente se resuelve de una forma u otra.

Se ha de elegir entre avanzar o decaer. En quince o veinte años nos veremos obligados a encontrar una solución. Ningún estadista alemán puede evadir la cuestión durante tanto tiempo.

Estamos ahora en un estado de fervor patriótico, compartido con otras dos naciones: Italia y Japón.

El periodo de tiempo que ha pasado ante nosotros ha sido bien aprovechado. Todas las medidas se han tomado en el orden adecuado y de acuerdo con nuestros objetivos.

Después de seis años, la situación es hoy la siguiente:

Se ha logrado la unidad nacional-política de los alemanes, aparte de unas excepciones menores".

Supongo que se refiere a los que estaban en los campos de concentración.

"No se pueden obtener más éxitos sin derramamiento de sangre.

La demarcación de fronteras es de importancia militar.

El polaco no es un 'enemigo adicional'. Polonia siempre estará del lado de nuestros adversarios. A pesar de los tratados de amistad, Polonia siempre ha tenido la intención secreta de aprovechar cualquier oportunidad para hacernos daño.

Danzig no es en absoluto el objeto de la disputa. Es una cuestión de expansión de nuestro espacio vital en el Este y de asegurarnos nuestros suministros de alimentos, y de resolución del problema báltico. Sólo se pueden esperar suministros de alimentos de áreas poco pobladas. Aprovechando la fertilidad natural, la explotación intensiva alemana incrementará enormemente la producción.

Europa no tiene otra posibilidad.

Colonias: Cuidado con el territorio colonial regalado. Esto no resuelve el problema de los alimentos. Recuérdese- bloqueo.

Si el destino nos lleva a un conflicto con el Oeste, la posesión de áreas extensas en el Este será ventajosa. En tiempo de guerra podremos confiar en cosechas récord aún menos que en tiempo de paz.

La población de áreas no alemanas no realizará servicio militar, pero servirá como mano de obra. El problema polaco no se puede separar del conflicto con Occidente.

La capacidad interna de resistencia de Polonia al bolchevismo es dudosa. Por tanto, Polonia es de dudoso valor como barrera contra Rusia.

Es cuestionable si el éxito militar en el oeste se puede lograr con una decisión rápida; también es cuestionable la actitud de Polonia.

El gobierno polaco no resistirá la presión de Rusia. Polonia ve peligrosa una victoria alemana en el Oeste, y tratará de robarnos esa victoria.

Por tanto, no hay objeción a la eliminación de Polonia, y sólo nos queda esta decisión:

Atacar Polonia a la primera oportunidad".

Quiero indicarle al Tribunal que este texto aparece subrayado en el texto original alemán.

"No podemos esperar una repetición de la situación checa. Habrá guerra. Nuestra misión es aislar Polonia. El éxito del aislamiento será decisivo.

Por tanto, el Führer debe reservarse el derecho a dar la orden final de ataque.

No ha de haber un conflicto simultáneo con las Potencias Occidentales (Francia e Inglaterra)

Si no es seguro que un conflicto germano-polaco no lleve a una guerra en el Oeste, entonces la lucha deberá orientarse principalmente contra Inglaterra y Francia.

Por tanto, es fundamental: un conflicto con Polonia -que comience con un ataque a Polonia- sólo tendrá éxito si las Potencias Occidentales se mantienen al margen. Si esto es imposible, será mejor atacar en el Oeste y hacerse con Polonia al mismo tiempo.

El aislamiento de Polonia es una cuestión de política habilidosa. Japón es un problema de peso. Incluso aunque al principio, por diversas razones, su colaboración con nosotros parezca en cierta forma fría y restringida, Japón, por interés propio, debería tomar la iniciativa atacando a Rusia en un buen momento.

Las relaciones económicas con Rusia son posibles sólo si las relaciones políticas mejoran. Se puede ver una tendencia cautelosa en los comentarios de prensa. Existe la posibilidad de que Rusia muestre desinterés en la destrucción de Polonia. Si Rusia actuara para oponerse a nosotros, nuestras relaciones con Japón podrían estrecharse.

Si hubiera una alianza de Francia, Inglaterra y Rusia contra Alemania, Italia y Japón, nos veríamos obligados a atacar a Inglaterra y Francia con unos pocos golpes aniquiladores. El Führer duda de la posibilidad de un acuerdo pacífico con Inglaterra. Debemos prepararnos para el conflicto. Inglaterra ve en nuestro desarrollo la base de una hegemonía que la debilitaría. Inglaterra es por tanto nuestra enemiga, y el conflicto con ella será una lucha a vida o muerte.

¿Cómo será la lucha? (Subrayado en el original alemán)

Inglaterra no puede enfrentarse a Alemania y someterla con unos pocos golpes fuertes. Es imperativo para Inglaterra que la guerra tenga lugar lo más cerca posible de la cuenca del Ruhr. No se desperdiciará sangre francesa (Muro Occidental). La posesión de la cuenca del Ruhr determinará la duración de nuestra resistencia.

Las bases aéreas holandesas y belgas han de ser ocupadas por fuerzas armadas. Se han de ignorar las declaraciones de neutralidad. Si Inglaterra y Francia pretenden que la guerra entre Alemania y Polonia lleve a un conflicto, apoyarán la neutralidad de Holanda y Bélgica y les harán construir fortificaciones para finalmente forzarles a cooperar.

Aunque se haga bajo protestas, Bélgica y Holanda se someterán a la presión.

Por tanto, si Inglaterra pretende intervenir en la guerra polaca, debemos ocupar Holanda a la velocidad del rayo. Debemos buscar el asegurarnos una nueva línea de defensa en suelo holandés en el Zuider Zee.

La guerra con Inglaterra y Francia será una lucha a vida o muerte.

La idea de que podremos lograrlo fácilmente es peligrosa; no existe esa posibilidad. Debemos quemar las naves, y ya no es una cuestión de justicia o injusticia, sino de vida o muerte para 80 millones de seres humanos.

Pregunta: ¿guerra corta o larga?

Las fuerzas armadas o gobiernos de cualquier país han de tratar de conseguir una guerra corta. El gobierno, sin embargo, también ha de estar preparado para una guerra de entre 10 y 15 años de duración.

La Historia siempre ha demostrado que los pueblos han creído que las guerras debían ser cortas. En 1914, todavía prevalecía la opinión de que era imposible financiar una guerra larga. Incluso hoy esta idea todavía persiste en muchas mentes. Pero a la inversa, todos los Estados aguantarán el mayor tiempo posible, a no ser que inmediatamente sufran un grave debilitamiento (por ejemplo, la cuenca del Ruhr). Inglaterra tiene debilidades similares.

Inglaterra sabe que perder una guerra significará el fin de su poder mundial.

"Inglaterra es la fuerza impulsora contra Alemania" (la traducción literal habría sido: "Inglaterra es el motor que impulsa contra Alemania")

Supongo que es la expresión francesa "force motrice."

"Su fuerza radica en lo siguiente:

(1) Los británicos son orgullosos, valientes, tenaces, firmes en la resistencia y bien dotados para la organización. Saben cómo aprovechar cualquier nuevo avance. Tienen el amor por la aventura y la valentía de la raza nórdica. La calidad se ve reducida por su dispersión. La media alemana es superior.

(2) El poder mundial en sí. Ha sido constante durante 300 años. Ampliado por la adquisición de aliados, este poder no es meramente algo concreto, sino que también ha de considerarse como una fuerza psicológica que abarca a todo el mundo. Añádase esto a una inconmensurable riqueza, con el consiguiente crédito financiero.

(3) La seguridad geopolítica y la protección por una fuerte potencia naval y una valiente fuerza aérea.

Debilidad de Inglaterra.

Si en la Primera Guerra Mundial hubiéramos tenido dos acorazados y dos cruceros más, y si la Batalla de Jutlandia hubiera comenzado por la mañana, la Flota Británica habría sido derrotada e Inglaterra puesta de rodillas. Habría significado el final de esta guerra" -entiendo que es esa guerra- "Antes no era suficiente con derrotar a la Flota. Había que desembarcar para derrotar a Inglaterra. Inglaterra disponía de sus propios suministros de alimentos. Hoy eso ya no es así.

En el momento en el que se corten las rutas de suministro de alimentos a Inglaterra, se verá forzada a capitular en un día. Pero si se destruye la Flota, el resultado será la capitulación inmediata.

No hay duda de que un ataque por sorpresa puede llevar a una decisión rápida. Sería criminal, sin embargo, que el gobierno confiara enteramente en el elemento sorpresa.

La experiencia ha demostrado que la sorpresa puede verse anulada por:

(1) Revelación del secreto fuera del límite de los círculos militares implicados.

(2) La pura casualidad, que puede provocar el colapso de todo el plan.

(3) Errores humanos.

(4) Condiciones climatológicas.

La fecha final del ataque ha de fijarse con mucha antelación. Más allá de esa fecha no se puede mantener la tensión durante mucho tiempo. Se debe tener presente que las condiciones climatológicas pueden hacer imposible cualquier intervención por sorpresa de la Armada o la Fuerza Aérea.

Esto ha de considerarse como una base de acción de lo menos favorable.

(1) Se debe hacer un esfuerzo para darle al enemigo un golpe significativo o decisivo. No entra en este ámbito la consideración de lo bueno y lo malo o los tratados. Esto sólo será posible si no estamos implicados en una guerra con Inglaterra a cuenta de Polonia.

(2) Además del ataque por sorpresa, se han de hacer preparativos para una guerra larga a medida que se vayan eliminando oportunidades de Inglaterra en el Continente.

El Ejército tendrá que mantener posiciones esenciales para la Armada y la Fuerza Aérea. Si Holanda y Bélgica son ocupadas y conservadas con éxito, y si Francia también es derrotada, se habrán asegurado las condiciones fundamentales para una guerra exitosa contra Inglaterra.

Se podrá entonces bloquear Inglaterra desde el oeste de Francia estrechamente con la Fuerza Aérea, mientras que la Armada con sus submarinos podrá extender el alcance del bloqueo.

Consecuencias:

Inglaterra no podrá luchar en el Continente.

Los ataques diarios de la Fuerza Aérea y la Armada cortarán todas sus líneas vitales.

El tiempo no jugará a favor de Inglaterra.

Alemania no se desangrará hasta morir en tierra.

La Primera Guerra Mundial y operaciones militares posteriores han demostrado que esta estrategia es necesaria. La Primera Guerra Mundial es la responsable de las siguientes consideraciones estratégicas que son imperativas:

(1) Con una Armada más poderosa en el momento del estallido de la Guerra, o un movimiento motorizado del Ejército hacia los puertos del Canal, el final habría sido distinto.

(2) Un país no puede ser derrotado por una fuerza aérea. Es imposible atacar todos los objetivos simultáneamente, y el espacio de tiempo de unos pocos minutos puede permitir el uso de contramedidas de defensa.

(3) Es esencial el uso no restringido de todos los recursos.

(4) Una vez que el Ejército, en cooperación con la Fuerza Aérea y la Armada, haya tomado las posiciones más importantes, la producción industrial cesará de dirigirse hacia el pozo sin fondo de las batallas del Ejército y se podrá redireccionar para beneficiar a la Fuerza Aérea y la Armada.

El Ejército debe ser por tanto capaz de tomar esas posiciones. Se han de hacer preparativos sistemáticos para el ataque.

Estudiar esto hasta el fin es de una importancia primordial. El objetivo será siempre hacer que Inglaterra se arrodille.

Un arma sólo será de importancia decisiva para ganar batallas si el enemigo no la posee.

Esto se aplica al gas, los submarinos y la Fuerza Aérea. Sería cierto en el último caso, por ejemplo, si la Flota Inglesa no dispusiera de contramedidas; dejará de ser así en 1940 y 1941. Contra Polonia, por ejemplo, los tanques serán efectivos siempre y cuando el Ejército Polaco no disponga de contramedidas.

Allí donde la presión directa ya no se considere decisiva, ha de ser sustituida por el elemento sorpresa y por una ejecución maestra de las operaciones".

El resto del documento, Señoría, habla más en detalle de planes militares y preparativos. Creo que es innecesario seguir leyendo.

El documento que se acaba de leer como prueba demuestra específicamente las alegaciones del Párrafo 4(a) de la Sección IV (F) de la Acusación, que aparecen en la página 9 del texto impreso en inglés, sobre la reunión del 23 de mayo de 1939. Creo que no deja nada sin demostrar de estas alegaciones.

EL PRESIDENTE: Sr. Alderman, quizás debería usted leer la última página y las últimas cinco líneas, ya que se refieren a uno de los acusados.

SR. ALDERMAN: No leí esto, Sr. Presidente, simplemente porque estoy convencido de que la traducción al inglés no es correcta. No me importará leer el original alemán.

EL PRESIDENTE: Muy bien, si esa es su opinión.

SR. ALDERMAN: Podemos leerlo del original alemán.

EL PRESIDENTE: ¿Quiere decir que la traducción al inglés es incorrecta?

SR. ALDERMAN: Sí.

EL PRESIDENTE: Debería entonces habernos informado de que es incorrecta.

SR. ALDERMAN: ¿Tiene una referencia al último párrafo, con el título "Principios de Trabajo"?

EL PRESIDENTE: Sí, el que está después de eso.

SR. ALDERMAN: Sí. Puedo pedirle al intérprete alemán que lo lea, ya que puede traducirse a los otros idiomas. Está en la página 16 del original.

INTÉRPRETE: Página 16.

"Propósito:

(1) Estudio del problema en su totalidad.

(2) Estudio de los hechos.

(3) Estudio de los medios necesarios.

(4) Estudio del entrenamiento necesario.

En el mando debe haber hombres con gran imaginación y una elevada preparación técnica, así como oficiales con capacidades de comprensión sobrias y escépticas

Principios de trabajo:

(1) No deberá tomar parte en esto nadie que no deba saberlo.

(2) Nadie podrá averiguar más de lo que debe saber.

(3) ¿Cuándo deberá la persona en cuestión conocer todo hasta el final? Nadie debe saber nada hasta que sea necesario que lo sepa.

Ante una pregunta de Goering, el Führer decidió que:

(a) Las fuerzas armadas determinen qué se deberá construir.

(b) En el programa de construcción de buques, no se va a cambiar nada.

(c) Los programas de armamento se ajustarán en 1943 o 1944.

Schmundt certificó este texto.

SR. ALDERMAN: Sr. Presidente, la traducción era más correcta de lo que yo había dicho.

EL PRESIDENTE: Sí.

SR. ALDERMAN: Creemos, como ya he dicho, que este documento no deja nada sin demostrar de esas alegaciones de la Acusación. Demuestra que los conspiradores nazis estaban actuando de acuerdo con un plan. Demuestra la premeditación a sangre fría del asalto de Polonia. Demuestra que las cuestiones sobre Danzig, que los nazis habían agitado contra Polonia como pretexto político no eran cuestiones reales, sino falsas, cuestiones agitadas para ocultar el motivo de su expansión agresiva en busca de alimentos y "Lebensraum".

En esta presentación de documentos condenatorios sobre la iniciación de la guerra en septiembre de 1939 debo llamar la atención del Tribunal sobre un grupo de documentos referidos a un discurso de Hitler a sus altos mandos militares en Obersalzburg el 22 de agosto de 1939, justo una semana antes del lanzamiento del ataque contra Polonia.

Tenemos tres de estos documentos relacionados y que forman un único grupo. El primero no pretendo presentarlo como prueba. Sí presentaré los otros dos.

La razón de esta decisión es la siguiente: el primero de los tres documentos llegó a nuestras manos por medio de un periodista americano, pretendiendo ser las actas originales de esta reunión en Obersalzberg, transmitidas a este periodista americano por otra persona; y no se nos dio ninguna prueba de la entrega real al intermediario por la persona que tomó las notas. Por tanto, ese documento simplemente sirvió a nuestra acusación para mantenerla alerta en busca de algo mejor. Afortunadamente, conseguimos los otros dos documentos, que indican que Hitler ese día dio dos discursos, quizás uno por la mañana y otro por la tarde, como indican las actas originales que capturamos. Comparando esos dos documentos con el primero, concluimos que el primer documento era una mezcla algo revuelta de los dos discursos.

El 22 de agosto de 1939 Hitler había convocado en Obersalzberg a los tres Mandos Supremos de las tres ramas de las Fuerzas Armadas, así como a los generales al mando, con el título de "Oberbefehlshaber", Comandantes en Jefe.

He indicado cómo, tras descubrir el primer documento, la acusación trató de buscar mejores evidencias de lo que ocurrió ese día. La acusación tuvo éxito. En los archivos del O.K.W. en Flensburg, el "Oberkommamdo der Wehrmacht", Jefe del Alto Mando de las Fuerzas Armadas, se descubrieron dos discursos dados por Hitler en Obersalzberg el 22 de agosto de 1939. Estos documentos son el 798-PS y el 1014-PS en nuestra serie de documentos.

Para mantener en orden consecutivo los números de serie, con la venia del Tribunal, hemos marcado el primer documento, que no voy a presentar, como prueba USA 28. Y así, presento el segundo documento, 798-PS, como prueba USA 29, y el tercer documento, 1014-PS, como prueba USA 30.

Son una vez más, especialmente el primero, discursos más bien largos, y no necesariamente leeré todo el discurso

Leyendo el 798-PS, que es la prueba USA 29, el Führer se dirige a los Comandantes en Jefe el 22 de agosto de 1939. "Les he convocado..."

EL PRESIDENTE: ¿Hay algo que indique dónde tuvo lugar el discurso?

SR. ALDERMAN: Fue en Obersalzberg.

EL PRESIDENTE: ¿Cómo demuestra esto?

SR. ALDERMAN: ¿Quiere decir a partir del documento?

EL PRESIDENTE: Sí.

SR. ALDERMAN: Me temo que la referencia a "Obersalzberg" venía del primer documento que no he presentado como prueba. No tengo ninguna duda de que los acusados admitirán que Obersalzberg fue donde tuvo lugar este discurso.

El lugar no es muy significativo, lo es la fecha.

EL PRESIDENTE: Muy bien.

SR. ALDERMAN: (leyendo):

"Les he convocado para ofrecerles una imagen de la situación política para que puedan ver el interior del elemento individual en el que baso mi decisión de actuar, y para fortalecer su confianza. Después de esto, hablaremos de detalles militares.

Tenía claro que tarde o temprano habría un conflicto con Polonia. Ya tomé esta decisión en primavera". (Añado, creo que aquí se refiere al documento de mayo que ya he leído, el L-79). "Pero pensé que primero me volvería contra el Oeste en unos pocos años, y sólo después contra el Este. Pero no se puede cambiar la secuencia. Uno no puede cerrar los ojos incluso ante una situación amenazante. Quería establecer una relación aceptable con Polonia para luchar contra el Oeste, pero este plan, que me parecía aceptable, no pudo ser puesto en práctica, dado que los puntos clave han cambiado.

Tuve claro que Polonia nos atacaría en caso de un conflicto con el Oeste.

Polonia quiere acceso al mar.

El desarrollo posterior se hizo obvio tras la ocupación de la región de Memel, y tuve claro que bajo esas circunstancias podría tener lugar un conflicto con Polonia en un momento inoportuno.

Enumero como razones de esta reflexión, en primer lugar, a dos constituciones personales"-

Creo que quiere decir "personalidades". Posiblemente es una traducción torpe- "mi propia personalidad, y la de Mussolini. En esencial, depende de mi, mi existencia, debido a mis actividades políticas".

Hago un inciso para comentar la tremenda trascendencia del hecho de una guerra que implicó a casi todo el mundo y dependió de la personalidad de un hombre.

"Además, el hecho de que posiblemente nadie volverá a tener de nuevo la confianza de todo el pueblo alemán como la tengo yo. Puede que en el futuro nunca más haya un hombre con más autoridad. Mi existencia es, por tanto, un factor de gran valor. Pero puedo ser eliminado en cualquier momento por un criminal o un loco.

El segundo factor personal es Il Duce. Su existencia también es vital. Si algo le ocurre, la lealtad de Italia hacia la alianza dejará de ser segura. La actitud básica de la Corona Italiana es estar contra el Duce. Por encima de todo, la Corona ve en la expansión del imperio una carga. El Duce es el hombre con los nervios más templados de Italia.

El tercer factor favorable a nosotros es Franco. Sólo podemos pedirle una neutralidad benevolente a España, pero esto depende de la personalidad de Franco. Garantiza una cierta uniformidad y tranquilidad del sistema actual en España. Debemos tener en cuenta el hecho de que España no tiene todavía un Partido Fascista con nuestra unidad interna.

Por otro lado, una imagen negativa, en tanto en cuanto hablemos de personalidades decisivas. No hay ninguna personalidad destacada en Inglaterra o Francia".

Añado: creo que Adolf Hitler debe haber ignorado una en Inglaterra, quizás muchas.

(El Sr. Alderman continúa)

"Para nosotros es fácil tomar decisiones. No tenemos nada que perder, sólo podemos ganar. Nuestra situación económica es tal, debido a nuestras restricciones, que no podremos mantenerla más que unos pocos años. Goering puede confirmar esto. No tenemos otra elección; debemos actuar. Nuestros oponentes arriesgan mucho y sólo pueden ganar un poco. Los riesgos que corre Inglaterra en una guerra son inimaginablemente grandes. Nuestros enemigos tienen hombres que están por debajo de la media. No hay personalidades, ni amos, ni hombres de acción".

Hago otro inciso. Quizás la última frase explica a lo que se refiere con personalidades- ningún amo con la autoridad que él tenía sobre su nación.

"Aparte de la situación ventajosa en personalidades, la situación política también nos es favorable; la rivalidad mediterránea entre Italia, Francia e Inglaterra; en Oriente, tensión, que lleva a que el mundo musulmán esté en alerta.

En Imperio Británico no salió fortalecido de la última guerra. Desde un punto de vista marítimo, nada se logró; hubo un conflicto entre Inglaterra e Irlanda, la Unión Sudafricana se independizó, se tuvieron que hacer concesiones en India. Inglaterra está en un grave peligro, sus industrias no pasan un buen momento. Un hombre de estado británico sólo puede mirar al futuro con preocupación.

La situación de Francia también se ha deteriorado, en particular en el Mediterráneo.

Otros factores a nuestro favor son los siguientes:

Desde la creación de Albania, hay un equilibrio de poder en los Balcanes. Yugoslavia lleva dentro de sí la semilla del colapso debido a su situación interna.

Rumania no se ha fortalecido. Es posible atacarla y es vulnerable. Está amenazada por Hungría y Bulgaria. Desde la muerte de Kemal, Turquía ha sido gobernada por mentes pequeñas, hombres débiles e inseguros.

Todas estas circunstancias afortunadas no seguirán prevaleciendo en dos o tres años.

Nadie sabe cuánto viviré. Por tanto, es mejor que el conflicto sea ahora.

La creación de la Gran Alemania fue un gran logro político, pero militarmente fue cuestionable, dado que se logró a través de un farol de los líderes políticos. Es necesario poner a prueba a los militares, si es posible, no en general, sino resolviendo tareas individuales.

Las relaciones con Polonia se han vuelto insostenibles. Mi política hacia Polonia ha sido hasta ahora contraria a las ideas del pueblo. Mis propuestas a Polonia, el corredor de Danzig, fueron interrumpidas por la intervención de Inglaterra. Polonia cambió el tono empleado con nosotros. No se puede permitir que la iniciativa pase a estar en manos de otros. El momento es más favorable hoy de lo que será en dos o tres años. Un atentado contra mi vida o la de Mussolini cambiaría la situación en contra nuestra. No se puede estar eternamente frente a alguien con el rifle cargado. Un compromiso que fue sugerido habría requerido que cambiáramos nuestras convicciones y que hiciéramos gestos agradables. Nos hablaron de nuevo empleando el lenguaje de Versalles. Había peligro de pérdida de prestigio. Ahora aún es grande la probabilidad de que el Oeste no interfiera. Debemos aceptar el riesgo con una resolución temeraria. Un político debe aceptar riesgos tanto como un líder militar. Nos enfrentamos a la alternativa de golpear o ser destruidos con certeza más tarde o más temprano".

Nos saltamos un párrafo, dos párrafos.

"También es un gran riesgo. Nervios de hierro, resolución de hierro". A continuación viene una larga exposición que creo que no es necesario leer, y después, hacia el final, contando cuatro párrafos desde el final, resumo: "No debemos temer un bloqueo. El Este nos proporcionará grano, ganado, carbón, plomo y zinc. Es un gran objetivo que demanda grandes esfuerzos. Sólo temo que en último momento algún 'Schweinehund' proponga mediar". Y después, el último párrafo, de una línea: "Goering responde dando las gracias al Führer y asegurando que las Fuerzas Armadas harán su trabajo".

Creo que ya he presentado la prueba USA 30, que es una breve nota titulada, "Segundo discurso del Führer del 22 de agosto de 1939". Leo, pues, de esa prueba titulada "Segundo discurso del Führer del 22 de agosto de 1939":

"Podría resultar distinto con Inglaterra y Francia. No se puede predecir con certeza. Me imagino una barrera comercial, no un bloqueo, y con enfriamiento de las relaciones. Más determinación de hierro por nuestra parte. No retirarse ante nada. Todos verán así que estábamos decididos desde el principio a luchar contra las Potencias Occidentales. Una lucha a vida o muerte. Alemania ha ganado todas las guerras en las que ha permanecido unida. Una actitud de hierro, inquebrantable, por parte de todos los superiores, una confianza por encima de todo, fe en la victoria, superación del pasado acostumbrándose a las mayores presiones. Un largo periodo de paz no nos haría ningún bien. Por tanto, es necesario esperar cualquier cosa. Comportamiento varonil. No son las máquinas las que luchan unas contra otras, sino los hombres. Tenemos hombres de la mayor calidad. Los factores mentales son decisivos. El lado opuesto tiene pueblos más débiles. En 1918 la nación cayó porque los prerrequisitos mentales no fueron suficientes. Federico el Grande se aseguró el éxito final sólo a través de su poder mental.

Destrucción de Polonia principalmente. El objetivo es la eliminación de las fuerzas vivas, no el llegar hasta una línea determinada. Incluso aunque la guerra estalle en el Oeste, la destrucción de Polonia ha de ser el objetivo principal. Decisión rápida debido a la estación.

Daré una causa propagandística para el comienzo de la guerra, no importa el que sea plausible o no. Al vencedor no se le preguntará más adelante si dijo la verdad o no. Al comenzar y ejecutar una guerra, no son los Derechos lo que importa, sino la Victoria.

No tengan piedad. Actitud brutal. Ochenta millones de personas conseguirán algo a lo que tienen derecho. Se ha de asegurar la existencia. El más fuerte tiene derecho a ello. La mayor severidad.

Es necesario tomar decisiones rápidas. Fe inquebrantable en el soldado alemán. Sólo puede ocurrir una crisis si los líderes pierden los nervios.

Primer objetivo: avanzar hasta el Vístula y el Narev. Nuestra superioridad técnica hará que los polacos pierdan la calma. Toda fuerza polaca creada nueva será eliminada inmediatamente. Guerra de destrucción constante.

Una nueva frontera alemana según un principio saludable. Posiblemente un protectorado para mantener una zona intermedia. Las operaciones militares no se verán influidas por estas reflexiones. La destrucción completa de Polonia es el objetivo militar. Ser rápidos es lo principal. Continuar hasta la eliminación completa.

Convicción de que la Wehrmacht alemana cumple de sobra los requisitos. La orden de comienzo se dará posiblemente el sábado por la mañana".

Con esto termina la cita. El Tribunal recordará que de hecho la fecha de comienzo fue el 1 de septiembre.

DR. STAHMER (abogado del acusado Goering): querría exponer una cuestión o dar una explicación sobre los dos últimos documentos leídos. Ninguno de los dos, así como el tercero que no ha sido leído pero ha sido tenido en cuenta, son reconocidos por la defensa. Para evitar dar la impresión de que esta objeción ha sido presentada sin motivos reales, querría justificarla de la siguiente forma:

Los dos documentos que fueron leídos contienen una serie de errores actuales. No están firmados. Además, sólo tuvo lugar una reunión, y es en esto donde los documentos no son precisos. A ninguno de los presentes en esa reunión se le encomendó la tarea de tomar acta de los hechos de la reunión, y dado que faltan todas las firmas, no se puede determinar quién escribió los documentos o quién ha de responder por su fiabilidad. El tercer documento que no se ha leído, viendo la fotocopia que hay en la sala de documentos de la defensa, está escrito con una máquina de escribir. No hay indicación de lugar ni fecha.

EL PRESIDENTE: Bien, no tenemos que tratar el tercer documento, ya que no se ha leído.

DR. STAHMER: Sr. Presidente, sin embargo, este documento ha sido publicado en la prensa, y al parecer fue entregado por la prensa a la acusación. Tanto la defensa como los acusados tienen por tanto un vivo interés en dar una breve explicación de los hechos referidos a este documento.

EL PRESIDENTE: El Tribunal está juzgando este caso de acuerdo con las pruebas y no de acuerdo con lo que aparece en la Prensa, y el tercer documento no es una prueba presentada ante nosotros.

SR. ALDERMAN: Con la venia, entiendo que la defensa se pregunte de qué forma llegaron a nuestras manos estos dos documentos que acabo de leer. Nos llegaron a través de una fuente auténtica. Son documentos alemanes. Se encontraron en los archivos del O.K.W. Si no son un registro fiel de lo que ocurrió, nos sorprende, teniendo en cuenta lo meticulosos que eran los alemanes elaborando archivos precisos, que tuvieran estos documentos en sus archivos del O.K.W. si no son la verdad.

EL PRESIDENTE: Sr. Alderman, por supuesto, el Tribunal atenderá a las evidencias que los acusados quieran proporcionar en referencia a estos documentos.

SR. ALDERMAN: Se me ocurre en relación a esto que si alguno de los acusados posee una trascripción más correcta de las palabras del Führer de aquel momento, el Tribunal debería verla. En cuanto a la otra cuestión planteada por la defensa, me siento culpable en cierta forma. Es muy cierto que por un desliz mecánico, la prensa se hizo con el primer documento, que nunca pretendimos entregarles. Me siento en cierta forma responsable. Fue incluido en el libro de documentos que se entregó al Tribunal el viernes porque sólo teníamos intención de referirnos a él y asignarle una identificación, pero no presentarlo. Pensé que no se entregarían documentos a la prensa hasta que se presentaran como pruebas. Con una organización tan grande como tenemos, es muy difícil controlar estas cuestiones.

EL PRESIDENTE: Sr. Alderman, el Tribunal querría saber cuántos de estos documentos se han entregado a la prensa.

SR. ALDERMAN: No sabría responder a eso.

CORONEL STOREY: Con la venia, por lo que sé, a medida que se presentan documentos como pruebas, se ponen a disposición de la prensa.

EL PRESIDENTE: ¿En qué cantidad?

CORONEL STOREY: Creo que unas 250 copias de cada uno, entre 200 y 250 copias mimeográficas.

EL PRESIDENTE: El Tribunal considera que la defensa de los acusados debería tener copias de estos documentos antes de que se entregue cualquiera de ellos a la prensa. Quiero decir que la defensa de los acusados debería tener preferencia a la hora de recibir documentos frente a los caballeros de la prensa.

CORONEL STOREY: Señoría, con la venia del Tribunal, por lo que sé, estos caballeros recibieron los diez documentos la mañana del sábado o la del domingo. Los tuvieron durante 24 horas, copias de los originales de estos documentos que se han leído hoy, en el Centro de Información.

EL PRESIDENTE: Dije, de acuerdo con el acuerdo provisional al que se había llegado, y que fue decidido por sus representantes, que se deberían entregar a la defensa de los acusados diez copias de los informes de juicio y cinco de los volúmenes de documentos.

CORONEL STOREY: Señor, tengo los acuses de recibo que indican que se depositaron en la sala.

EL PRESIDENTE: Sí, pero lo que le estoy indicando, Coronel Storey, es que si se pueden dar 250 copias de los documentos a la prensa, la defensa de los acusados no debería verse limitada a recibir cinco copias.

CORONEL STOREY: Señoría, las 250 copias son las copias mimeográficas en inglés hechas cuando se presentan como pruebas. Tengo en mis manos o en mi maletín un acuse de recibo que indica que los libros de documentos y los informes fueron entregados con 24 horas de antelación.

EL PRESIDENTE: Parece que no comprende lo que le estoy diciendo: si se pueden permitir dar 250 copias de los documentos en inglés a la prensa, se pueden permitir dar más de cinco copias a la defensa de los acusados; una para cada uno.

CORONEL STOREY: Entiendo lo que Su Señoría plantea, y nosotros...

EL PRESIDENTE: Bien, no necesitamos seguir discutiendo esto. En el futuro se hará esto.

DR. DIX: Querría señalar que de los documentos empleados como pruebas, todos los abogados de la defensa deberían recibir una copia y no simplemente una para varios miembros de la defensa.

EL PRESIDENTE: Continúe, Sr. Alderman.

SR. ALDERMAN: Habiendo iniciado la guerra de agresión en septiembre de 1939, y habiendo derrotado a Polonia totalmente poco después de los asaltos iniciales, los agresores nazis convirtieron la guerra en una guerra general de agresión que se extendió por Escandinavia, los Países Bajos y los Balcanes. Según la división del caso asignada a cada uno de los cuatro Fiscales Jefes, este aspecto del asunto será presentado por el Fiscal Jefe británico.

Otro cambio que hemos hecho en nuestro plan que quizás debería mencionar es que tras el discurso de apertura del Segundo Cargo del Fiscal Jefe británico, esperamos volver al detalle de las fases finales de la fase de la guerra de agresión del caso. Los británicos, en lugar de los americanos, tratarán los detalles de la agresión contra Polonia. Después, esta expansión de la guerra en Europa, y después, como una parte analizada en conjunto a través del caso planteado por los americanos con el Primer Cargo y del caso planteado por los británicos con el Segundo Cargo, analizaré la agresión contra Rusia y la agresión japonesa con detalle. Así, las otras dos cuestiones que tendré que analizar con más detalle presentando documentos específicamente significativos son el ataque a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas de junio de 1941 y la colaboración entre Italia, Japón y Alemania y el ataque producto de ésta a Estados Unidos el 7 de diciembre de 1941.

En cuanto al caso sobre la agresión contra la Unión Soviética, presentaré en este punto dos documentos. El primero de ellos demuestra la premeditación y deliberación que precedió al ataque. Al igual que en el caso de la agresión contra Checoslovaquia los nazis tenían una palabra en clave para la operación secreta, "Caso Verde", en el caso de la agresión contra la Unión Soviética emplearon la palabra en clave "Caso Barbarroja".

EL PRESIDENTE: ¿Cómo deletrea eso?

SR. ALDERMAN: B-a-r-b-a-r-r-o-j-a, por el Emperador Federico Barbarroja. Tenemos una directiva secreta de los archivos del O.K.W. en Flensburg, la Número 21, emitida por el cuartel general del Führer el 18 de diciembre de 1940 sobre el "Caso Barbarroja". Esa directiva tiene una fecha seis meses anterior al ataque. Otras pruebas demostrarán que la planificación tuvo lugar incluso antes. El documento está firmado por Hitler y figuran las iniciales del acusado Jodl y el acusado Keitel. De esta orden secreta se emitieron nueve copias. El documento capturado es la cuarta de esas nueve copias. Es el documento 446-PS, según nuestra serie numerada.

Lo presento como prueba USA 31.

Con la venia del Tribunal, creo que bastará con que lea la primera página de esa directiva; la primera página de la traducción al inglés. La paginación puede ser distinta en el original alemán.

Viene con el encabezamiento "El Führer y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Alemanas", con un cierto número de iniciales cuyo significado no conozco excepto O.K.W. Parece indicar que está destinado a los jefes del O.K., que supongo que son los Jefes del General Kommando.

"Cuartel General del Führer, 18 de diciembre de 1940. Secreto. Sólo a través de Oficial. Nueve copias. Cuarta Copia. Directiva Número 21, caso Barbarroja.

Las Fuerzas Armadas Alemanas han de estar preparadas para aplastar a la Rusia Soviética en una rápida campaña antes del final de la guerra contra Inglaterra. (Caso Barbarroja)

A tal fin, el Ejército tendrá que emplear todas las unidades disponibles teniendo en cuenta que los territorios ocupados tendrán que ser vigilados para evitar ataques por sorpresa.

Para la campaña del Este la Fuerza Aérea tendrá que dejar libres unas fuerzas tan numerosas para apoyar al Ejército que se puede esperar una rápida finalización de las operaciones terrestres y que el daño a los territorios orientales alemanes se evitará lo más posible. Esta concentración del esfuerzo principal en el Este se ve limitado por la siguiente precaución: toda el área de combate y armamento dominada por nosotros ha de permanecer suficientemente protegida contra ataques enemigos aéreos y sin interrumpir los ataques contra Inglaterra, y en especial los suministros para estos ataques.

La concentración del esfuerzo principal de la Armada se mantiene sin lugar a dudas contra Inglaterra también durante una campaña en el Este.

Si surge la ocasión, ordenaré la concentración de tropas para la acción contra la Rusia Soviética ocho semanas antes del comienzo de operaciones planeado.

Los preparativos que requieran más tiempo para comenzar -si esto no se ha hecho ya- han de comenzar ahora y completarse hacia el 15 de mayo de 1941.

Se ha de ejercer una gran cautela para que no se reconozca la intención de atacar.

Los preparativos del Alto Mando se han de hacer en base a lo siguiente: 1. Propósito General: se ha de destruir la parte principal del Ejército ruso en Rusia Occidental con operaciones atrevidas abriendo grandes brechas en profundidad en sus líneas, y se ha de evitar la retirada de tropas intactas que no hayan combatido hacia los amplios espacios de Rusia.

Se ha de alcanzar rápidamente una línea desde la que la Fuerza Aérea Rusa ya no sea capaz de atacar territorio del Reich Alemán. El primer objetivo de las operaciones es proteger de la Rusia Asiática la línea general Volga-Archangelsk.

En caso de necesidad, la última área industrial en los Urales que le quede a Rusia podrá ser eliminada por la Luftwaffe.

Durante estas operaciones la Flota Rusa del Báltico perderá rápidamente sus bases y ya no podrá combatir.

Se ha evitar una intervención efectiva de la Fuerza Aérea Rusa por medio de duros golpes al comienzo de las operaciones".

Otro documento secreto capturado de los archivos del O.K.W....

EL PRESIDENTE: Sr. Alderman, quizás éste sería un buen momento para retirarse diez minutos.

(Receso)

SR. ALDERMAN: Con la venia. Otro documento secreto capturado de los archivos del O.K.W. demuestra, creemos, el motivo del ataque contra la Unión Soviética. También demuestra la total consciencia que tenían los conspiradores nazis de los crímenes contra la Humanidad que provocaría su ataque. El documento es un memorándum del 2 de mayo de 1941 sobre el resultado de una discusión celebrada ese día por los Secretarios de Estado sobre el "Caso Barbarroja". El documento lleva las iniciales de un tal Mayor von Giessavet, miembro del personal del General Thomas, y expone las medidas a tomar para gestionar la explotación económica del territorio ocupado por los alemanes durante su agresión contra Rusia. El documento lleva el número 2718-PS en nuestra serie numerada de documentos y se presenta como prueba USA 32.

Simplemente leeré los dos primeros párrafos de este documento, incluida la introducción:

"Cuestión Importante; 2 copias; primera copia a archivos 1a. Segunda copia para el General Schubert, 2 de mayo de 1941. Memorándum sobre el resultado de la discusión de hoy con los Secretarios de Estado sobre Barbarroja.

(1) La guerra sólo puede continuar si todas las Fuerzas Armadas son alimentadas por Rusia a partir del tercer año de guerra.

(2) No hay duda de que como resultado muchos millones de personas morirán de hambre si tomamos del país las cosas necesarias para nosotros".

Este documento ya ha sido comentado y citado en el discurso de apertura del Sr. Letrado Jackson. Las terribles implicaciones de ese documento son difíciles de concebir. Según las palabras del documento, el motivo del ataque fue que la guerra que los conspiradores nazis habían provocado en septiembre de 1939 sólo podía ser continuada si todas las Fuerzas Armadas eran alimentadas por Rusia a partir del tercer año de guerra. Quizás nunca se vio escrita frase más siniestra que la que en este documento dice:

"No hay duda de que como resultado muchos millones de personas morirán de hambre si tomamos del país las cosas necesarias para nosotros".

Todos conocemos el resultado.

Me centraré ahora en la colaboración nazi con Italia y Japón y el ataque resultante contra Estados Unidos el 7 de diciembre de 1941. Con el comienzo de la guerra de agresión contra la Unión Soviética en junio de 1941, los conspiradores nazis, y en particular el acusado Ribbentrop, pidieron al co-arquitecto oriental del Nuevo Orden, Japón, que atacara por la retaguardia. Nuestras pruebas demostrarán que incitaron y mantuvieron en marcha una fuerza razonablemente calculada para provocar un ataque a los Estados Unidos. Por un tiempo, mantuvieron su preferencia por no implicar a Estados Unidos en el conflicto, dándose cuenta de las consecuencias militares de una entrada en la guerra de Estados Unidos. Sin embargo, su incitación provocó el ataque a Pearl Harbour, y mucho antes de ese ataque, le habían asegurado a los japoneses que le declararían la guerra a Estados Unidos si estallaba un conflicto entre Estados Unidos y Japón. Fue confiando en esas garantías que los japoneses atacaron Pearl Harbour.

Durante este análisis de esta fase del caso, presentaré sólo un documento para demostrar este punto. El documento fue capturado en los archivos del Ministerio de Exteriores alemán. Consiste en notas fechadas el 4 de abril de 1941, firmadas por "Schmidt", sobre discusiones entre el Führer y el Ministro de Exteriores japonés Matsuoka, en presencia del acusado Ribbentrop. El documento tiene el número 1881-PS en nuestra serie numerada de documentos y lo presento como prueba USA 33. El original está escrito a máquina en letras grandes y en alemán. Leeré lo que parecen ser las partes pertinentes de este documento, comenzando con los cuatro párrafos, primero leyendo el encabezamiento, que dice:

"Notas sobre la discusión entre el Führer y el Ministro de Exteriores japonés Matsuoka, en presencia del Ministro de Exteriores del Reich y Ministro de Estado del Reich, Reissner, en Berlín, el 4 de abril de 1941.

Matsuoka expresó entonces la petición de que el Führer debía ordenar a las autoridades apropiadas en Alemania que satisfacieran con la mayor amplitud de miras posible los deseos de la Comisión Militar japonesa. Japón necesitaba ayuda alemana en particular en la guerra de submarinos, ayuda que se les podía proporcionar poniendo a su disposición las últimas experiencias de la guerra, así como los últimos adelantos técnicos e invenciones".

Para que conste en el sumario, leo lo que es la página seis del original alemán.

"Japón haría todo lo posible para evitar una guerra con Estados Unidos. Si Japón tuviera que decidir atacar Singapur, por supuesto la Armada japonesa tendría que estar preparada para luchar contra Estados Unidos, porque en ese caso América posiblemente ayudaría a Gran Bretaña. Él (Matsuoka) consideraba personalmente que se podría disuadir a Estados Unidos por la vía diplomática de entrar en la guerra del lado de Gran Bretaña. El Ejército y la Armada tenían, sin embargo, que prever la situación peor, es decir, la guerra contra América. Opinaban que una guerra así duraría cinco años o más y adoptaría la forma de guerra de guerrillas en el Pacífico, combatiéndose en los Mares del Sur. Por esta razón las experiencias alemanas en guerra de guerrillas eran de gran valor para Japón. La cuestión era cuál sería la mejor forma de llevar a cabo una guerra así, y cómo las mejoras técnicas en los submarinos, en todos los detalles, como los periscopios y demás objetos, podrían ser mejor explotadas por Japón.

Resumiendo, Matsuoka le pidió al Führer que hiciera que las autoridades alemanas pertinentes pusieran a disposición de los japoneses los desarrollos e invenciones para la Armada y el Ejército que los japoneses necesitaban.

El Führer prometió esto y señaló que Alemania también consideraba que un conflicto con Estados Unidos no era deseable, pero que ya había hecho previsiones para esa contingencia. En Alemania se era de la opinión de que las contribuciones de América dependían de las posibilidades de transporte, y esto a su vez depende del tonelaje disponible. La guerra de Alemania contra el tonelaje, así, supone un debilitamiento decisivo no sólo de Inglaterra, sino también de América. Alemania ha hecho sus preparativos para que ningún americano pueda pisar tierra europea. Llevará a cabo una lucha más enérgica contra América con sus buques y su 'Luftwaffe', y debido a su experiencia superior, que todavía ha de ser adquirida por Estados Unidos, será ampliamente superior, y esto sin contar con el hecho de que por naturaleza los soldados alemanes están por encima de los americanos.

En la discusión posterior, el Führer señaló que Alemania, por su parte, asumiría las consecuencias en caso de que Japón entrara en guerra con Estados Unidos. No importaba con quién entraría en guerra primero Estados Unidos, fuera Alemania o Japón. Siempre tratarían de eliminar un país cada vez, no para llegar a un entendimiento posterior con el otro país, sino para también liquidarlo. Por tanto, Alemania atacaría, como ya se ha dicho, sin tardanza, en caso de conflicto entre Japón y América, porque la fuerza de los poderes tripartitos recae en su acción conjunta; su debilidad aparecería si se dejaran golpear individualmente.

Matsuoka repitió una vez más su petición, que el Führer podía dar las instrucciones necesarias para que las autoridades alemanas pertinentes pusieran a disposición de los japoneses los últimos avances e invenciones que son de interés para ellos porque la Armada japonesa tenía que prepararse inmediatamente para un conflicto con Estados Unidos.

En cuanto a las relaciones americano-niponas, Matsuoka explicó que siempre ha dicho en su país que tarde o temprano sería inevitable una guerra con Estados Unidos si Japón continuaba actuando como hasta ahora. En su opinión este conflicto ocurriría tarde o temprano. Continuando su argumentación, dijo que por tanto, ¿por qué Japón no debía golpear decisivamente en el momento adecuado y arriesgarse a una lucha contra América? Quizás así evitaría una guerra durante generaciones, en particular si ganaba importancia en los Mares del Sur. En su opinión sin duda había en Japón muchos que desearían seguir esa tendencia. Matsuoka era considerado en esos círculos como un hombre peligroso con pensamientos peligrosos. Sin embargo, dijo que si Japón continuaba por el camino actual, tendría que luchar de todas formas algún día, y esto ocurriría bajo circunstancias menos favorables que las actuales.

El Führer respondió que podía entender bien la situación de Matsuoka, porque él mismo había estado en situaciones similares (la ocupación de Renania, la declaración de Soberanía de las Fuerzas Armadas, etc.). También opinaba que tenía que explotar las condiciones favorables y aceptar el riesgo de una lucha de cualquier manera inevitable en un tiempo en el que todavía era joven y estaba lleno de vigor. Los hechos probaron lo correcta que fue su actitud. Europa era ahora libre. No dudaría un momento en responder instantáneamente a cualquier extensión de la guerra, fuera con Rusia o con América. La providencia favorece a los que en lugar de dejar que los peligros vengan, los afrontan valientemente. Matsuoka respondió que Estados Unidos, o más bien los políticos que los gobiernan, habían tratado recientemente de ejecutar una última maniobra hacia Japón, declarando que América no lucharía contra Japón por China o los Mares del Sur siempre y cuando Japón admitiera el libre paso de caucho y estaño hacia América. Sin embargo, América lucharía contra Japón en el momento en que sintiera que Japón entraba en la guerra con la intención de ayudar a la destrucción de Gran Bretaña. Un argumento así, naturalmente, tuvo efecto en los japoneses debido a la educación según doctrinas inglesas recibida por muchos de ellos.

El Führer comentó sobre esto que esta actitud de América no significaba sino que Estados Unidos tenía la esperanza de que, mientras existiera el Imperio Británico, un día podrían atacar a Japón con Gran Bretaña, mientras que, en caso de colapso del Imperio Mundial, se verían totalmente aislados y no podrían hacer nada contra Japón.

El Ministro de Exteriores del Reich añadió que los americanos quieren sin duda bajo todas las circunstancias mantener la posición de poder de Inglaterra en Extremo Oriente, pero por otro lado, su actitud demostraba hasta qué punto temen una acción conjunta de Japón y Alemania.

Matsuoka continuó diciendo que le parecía importante exponerle al Führer una descripción totalmente clara de la actitud real dentro de Japón. Por esta razón también tenía que lamentar informarle del hecho de que él, Matsuoka, como Ministro de Asuntos Exteriores japonés, no podría decir en Japón ni una sola palabra de todo lo que había expuesto ante el Führer y el Ministro de Exteriores del Reich con respecto a sus planes, ya que esto le causaría un grave dañó en círculos políticos y financieros. Hubo una vez en que cometió el error, antes de ser Ministro de Asuntos Exteriores del Japón, de decir a un amigo íntimo algo sobre sus intenciones. Parece ser que este amigo habló de estas cosas y provocó así toda clase de rumores que él, como Ministro de Exteriores tuvo que negar enérgicamente, aunque la norma dice que una mentira siempre cuenta una verdad. Bajo estas circunstancias tampoco podía indicar cuándo podría informar sobre las cuestiones analizadas al Premier japonés o al Emperador. Tendría que estudiar cuidadosamente y con exactitud en primer lugar la situación en Japón para así decidir cuál sería el momento adecuado para dar la cara y exponer sus planes al Príncipe Konoye y al Emperador. Tendría que tomar esa decisión en pocos días, si no, los planes se vendrían abajo por las habladurías.

Si él, Matsuoka, fracasaba en lograr sus intenciones, eso demostraría que carecía de influencia, poder de convicción y capacidades tácticas. Sin embargo, si tenía éxito, esto demostraría que tenía una gran influencia en Japón. Confiaba en que tendría éxito.

A su vuelta, al preguntársele, admitiría ante el Emperador, el Premier y los Ministros de la Armada y el Ejército que se había hablado de Singapur; sin embargo, diría que sólo planteando hipótesis.

Aparte de esto, Matsuoka decidió expresamente no enviar ningún cable sobre el asunto de Singapur porque tenía razones para temer que un envío por cable podría revelar algo. Si era necesario, enviaría un mensajero.

El Führer dijo estar de acuerdo y le aseguró que a pesar de todo, podría confiar plenamente en la reticencia alemana.

Matsuoka respondió que ya creía en la reticencia alemana, pero desafortunadamente no podía decir lo mismo de Japón.

La reunión terminó tras el intercambio de algunas palabras personales de despedida.

Berlín, 4 de abril de 1941 (Firmado) "Schmidt".

Esto completa la presentación de lo que he denominado el "grupo de documentos seleccionados", presentados no como un tratamiento detallado de ninguna de estas guerras de agresión, sino simplemente para demostrar la planificación deliberada, la premeditación deliberada con la que se llevaron a cabo estas agresiones.

Paso ahora a una presentación más detallada y más o menos cronológica de las diversas etapas de la agresión.

EL PRESIDENTE: Se levanta la sesión hasta las diez en punto de mañana.



Recomienda
esta página


 

Resolución óptima recomendada para visualizar perfectamente esta web en Google Chrome y Mozilla Firefox: 1024 X 768

Esta página web se mantiene gracias a tu interés en la publicidad.

Normativa     Sobre el autor     Sobre la web     Enlaces recomendados     Mapa web     Librería     Contacto    Facebook     ® 00/2007/1322