Enciclopedia del Holocausto No Link Lines!


BUSCADOR INTERNO

 



Contador desde
31-07-2011

 


 

LIBROS RELACIONADOS


ADOLF HITLER, EL MUNDO EN LLAMAS:

LA REPUBLICANA:

LOS CAMPOS DE CONCENTRACIÓN Y EXTERMINIO NAZIS:

651 FOTOGRAFÍAS DE CAMPOS DE CONCENTRACIÓN Y EXTERMINIO NAZIS:

HISTORIA GENERAL DEL HOLOCAUSTO (Vol. 1/2):

HISTORIA GENERAL DEL HOLOCAUSTO (Vol. 2/2):

 

  CAMPO DE TRÁNSITO VERNET (FRANCIA)

Creado el 10-02-1939

Cerrado el XX-XX-1942

Fallecidos: 1.200

  HISTORIA DEL CAMPO

Fue ubicado en el Pirineo francés, en el departamento de Ariège, entre los pueblos de Le Vernet y Saverdun.

Vernet era un campamento militar francés construido en 1918 que sirvió como almacén de material militar en el espacio comprendo entre el fin de la Primera Guerra Mundial y el comienzo de la Segunda. En 1939 se convierte en campo destinado a la recepción de exiliados españoles y presos comunes.

El primer transporte de prisioneros llegó el día de su apertura, el 10 de Febrero de 1939, con unos 5.000 prisioneros siendo en su mayoría ex-combatientes de las Brigadas Internacionales. Es en este año, 1939, cuando el campo se amplia para la acogida de 12.000 combatientes españoles de la 26ª División Durruti que, después de la derrota de la Segunda República Española, habían traspasado la frontera con Francia y se encontraban recluidos en Latour-de-Carol. También llegaron al campo unos 4.000 combatientes españoles de la 24ª División García Vivancos.

En total unas 40.000 personas de 58 nacionalidades fueron encarceladas en este campo, principalmente hombres, aunque también fueron a parar a él mujeres y niños.

En una extensión de cincuenta hectáreas, el campo se dividió en cuatro zonas, A, B, C y T, separadas por alambradas de espino. Dentro de toda la zona de prisión, había 48 barracones de 210 m2 cada uno.

La Zona A albergaba 8 barracones y a ella fueron a parar los criminales comunes. Los 19 barracones de la Zona B fueron reservados para los prisioneros políticos. En la Zona C, que albergaba 18 barracones, se internó a los sospechosos y peligrosos.

Los 3 barracones de la Zona T, estaban destinados a los internos de tránsito, a partir de 1942, cuando esa zona del campo fue controlada por la Gestapo. En ella se ubicaron provisionalmente a los judíos que habían sido arrestados en los territorios bajo el control del gobierno de Vichy.

Así mismo, el campo disponía, junto a la zona A, de 7 barracones destinados a hospital y a enfermería y 5 barracones para intendencia. Los cuarteles de la administración del campo estaban al lado de las Zonas A y B, y separados por un paseo.

A partir del 12 de Octubre de 1939, numerosos trenes repletos de extranjeros procedentes de Roland Garros, llegaron al campo.

Las condiciones de vida en el campo fueron relatadas por Arthur Koestler en su libro La escoria de la tierra (Scum of the earth):

"Era un campo de concentración terrible, la comida era malísima, era un lugar mugriento, los ratones y las ratas hormigueaban, los barracones estaban superpoblados, había más hombres de los que cabían, uno se helaba, en fin, pasé allí unos meses horribles".

En Agosto de 1939, después de la inspección del campo por el General Gamelin, las condiciones de vida mejoraron algo: comida más variada y edificación de una enfermería. Al declararse la guerra con Alemania, el prefecto de Ariège ordenó que se cerrara el campo.

El campo se vació de la mayoría de su población a pesar de las nuevas llegadas de civiles y combatientes de las Brigadas Internacionales: los refugiados fueron conducidos hacia otros campos o Compañías de Trabajadores Extranjeras. Estas últimas, un total de cuatro, engendraron una mano de obra barata para las granjas, las fábricas, la construcción de pantanos hidroeléctricos, las minas...

Las condiciones de vida eran, al igual que en el resto de los campos nazis, duras ya que las instalaciones carecían de suelo firme y los prisioneros debían andar entre caminos de barro y nieve. Respecto a la alimentación recibían ayuda de las organizaciones partisanas de la región (sobre todo españoles exiliados del régimen franquista) que lograban introducir a través de las alambradas paquetes de alimentos, dinero y cartas de familiares. En Agosto de 1939, Vernet recibe la visita del general francés Gamelin que da la orden de mejorar las condiciones sanitarias del campo y se construye una enfermería.

En 1942 Alemania invade Francia y el Prefecto de la zona, Ariège, manda cerrar Vernet por lo que la mayoría de sus prisioneros son divididos en 4 Compañías de Trabajadores Extranjeros y destinados a otros campos de concentración en donde se les utilizó como mano de obra esclava en la construcción de pantanos y extracción de minerales en las minas.

Vernet, con la llegada de los alemanes, se convierte en campo para la reunificación de judíos y opositores al régimen que serán llevados por tren tanto a Dachau (Alemania) para trabajos forzados como a Auschwitz (Polonia) para su exterminio.

  EL HACINAMIENTO Y EL TRABAJO

Los primeros internos españoles llegaron al campo el 10 de Febrero de 1939. En el campo únicamente había 19 barracones, pero rápidamente se construyeron los otros 29.

En Septiembre de 1939, el campo paso a ser de un campo de internamiento a un campo disciplinario, ya que en el mismo se internó a refugiados provenientes de otros campos y prisiones de la costa mediterránea francesa, calificados por las autoridades francesas como republicanos españoles extremistas, y combatientes de las Brigadas Internacionales. Entre Marzo y Septiembre murieron en el campo 57 españoles a causa del frío y del hambre.

A partir del 12 de Octubre de 1939, numerosos trenes repletos de extranjeros, procedentes de Roland Garros, llegaron al campo.

El 13 de Octubre de 1939, la población del campo era de 915 prisioneros, a principios de Noviembre de ese mismo año 1.233 y 1.725 el 1 de Diciembre.

En los primeros meses de 1940 pocos españoles quedaban en el campo, el resto habían sido destinados a compañías de trabajo y a trabajos individuales en la agricultura, la industria o en las minas.

En Febrero de 1940 la población del campo ya era de 2.063 prisioneros, de los que 800 eran judíos. En Abril de 1940 llegaron al campo 150 alemanes y austriacos y en el mes de Mayo 1.050, que precedió a otro contingente de 1.800 personas, principalmente italianos detenidos en París el 18 de de Junio.

La División del general alemán Ernst Kundt confinó a 3.728 personas el 17 de Agosto de 1940, alcanzando el campo su máxima población. A partir de 1940, y poco a poco, los internos serán incorporados a explotaciones agrícolas, obras, fábricas, etc ...

La población judía de tránsito en el campo se incremento a partir del verano de 1942, y ese mismo verano, 419 judíos del campo fueron transferidos al campo Drancy (Francia) para, posteriormente, ser transportados a Auschwitz (Polonia).

Los golpes por parte de los guardianes a los internos, formaban parte de la vida cotidiana. Los internos se morían por la falta de asistencia médica. La mitad de los prisioneros del campo dormían sin ningún tipo de ropa de abrigo, soportando temperaturas muy por debajo de los cero grados. A causa de ello la mortandad era elevada.

En una primera fase de las llegadas de convoyes al campo, hasta el 30 de Noviembre de 1940, diversas alas del hospital de la ciudad sirvieron como lugar de internamiento de los deportados que llegaban enfermos o que eran demasiado viejos. Tras un intervalo de tiempo en que no llegaron convoyes al campo, mediados de 1942, se volvió a utilizar el hospital para los mismos fines hasta el 19 de Junio de 1943.

En 1944, los prisioneros, y en especial los recluidos españoles fueron obligados a trabajar en minas, tala de árboles, etc…

  LAS DEPORTACIONES

El 1 de Septiembre de 1942 salió el primer transporte de judíos con destino a Auschwitz (Polonia), el último tren partió del campo el 19 de Mayo de 1944. Ese mismo día, el campo Vernet será testigo del único caso de retroceso en las deportaciones programadas por las autoridades de Vichy; 40 niños judíos que estaban internados en el castillo de La Hille (municipio de Montégut-Plantaurel), conducidos al campo el 26 de Agosto, fueron liberados justo en el momento en que iban a embarcar en los vagones de tren en la estación de Vernet.

En total desde Vernet fueron deportados a Auschwitz un total de 1.196 judíos entre hombres, mujeres y niños. El 30 de Junio de 1944, los 403 últimos prisioneros del campo fueron evacuados hacia Burdeos para ser deportarlos en el "tren fantasma" a Dachau (Alemania). Algunos lograron evadirse a lo largo de aquel viaje tan largo. Fueron 291 del campo de Vernet los que llegaron a Dachau el 28 de Agosto de 1944.

El 30 de Junio de 1944, 403 prisioneros del campo fueron transferidos en camiones y autobuses al cuartel de Caffarelli (Toulouse). Los prisioneros eran de 18 nacionalidades, y entre ellos se encontraban 221 españoles.

El 3 de Julio de 1944, los 403 prisioneros evacuados del campo, junto con 150 prisioneros de la prisión de Saint-Michel y 23 mujeres, fueron reunidos en la estación de Toulouse, desde donde, a bordo de un tren destinado al transporte de caballos, partieron hacia Bordeaux, donde llegaron el mismo día. Al día siguiente el convoy partió en dirección a Angouleme, ciudad en la que permaneció hasta el 8 de Julio. Ese día partió de nuevo a Bordeaux donde los hombres son apeados del tren y llevados a la Sinagoga de la ciudad, permaneciendo en ella 28 días, hasta el 9 de Agosto.

El 9 de Agosto partirá el tren con 124 detenidos más (62 mujeres entre ellos) que se unirán a los del convoy inicial y el 12 de Agosto el tren llegará a Remoulins y de ahí a Roquemaure el día 18. Ese mismo día los alemanes deciden abandonar el tren y trasladar a los prisioneros a pie hasta Sorgues, en un trayecto de 17 kilómetros; el día 19 el tren llegará a Pierrelatte y Montélimar.

La etapa del día 20 de Agosto, fue Mentélimar-Livron Loriol-Valence, población desde la cual partirá el convoy el día 21 llegando a Pont de l’Isère. En tren llegará a Dijon el día 24, desde donde partirá hacia Sabrebrück llegando el día 26. Finalmente el tren alcanzó su destino, Dachau, el 28 de Agosto de 1944, transportando en su interior a 543 prisioneros (numerados del 93.834 al 94.376). De los 543 prisioneros, 291 procedían del campo Vernet, entre ellos 4 mujeres. 23 mujeres de Toulouse y las 62 de Bordeaux siguieron camino al campo Ravensbruck (Alemania).

Durante los 58 días que duró la odisea del convoy, se escaparon del mismo, en diferentes lugares del trayecto, 159 prisioneros: 3 mujeres y 156 hombres entre los que se encontraban 39 españoles.

El primero en fugarse del tren fue el español Ángel Álvarez que lo hizo el día 3 de Julio en Sainte Bazeille (trayecto entre Toulouse y Bordeaux). Al día siguiente lo hizo Ramiro Arcas junto con dos franceses en Parcoul-Medillac.

El día 10 de Agosto se produjo una fuga importante en Dieupentale (trayecto entre Bordeaux y Toulouse); se fugaron 14 personas entre las que se encontraba el español Miguel Pedro.

El día 18 de Agosto se evadió José Sotura en la zona de Aramón (trayecto entre Remoulins y Roquemaure). Este mismo día en Roquemaure se evadió Isaac Díaz y Vicente Muzas en Chateauneuf du Pape (trayecto a pie entre Roquemaure y Sorgues). En Sorgues, también en este día, se evadieron 19 personas, entre las cuales se encontraban los españoles Félix Calleja, Pedro Díaz, Demetrio Gimeno, Francisco López, José Pozuelo, Juan Roca, Esteve Sanz, Pedro Vázquez y Gumersindo Puente.

En Pierrelatte, el día 19 se escapó Nuncio Titonel, y su hermano César se evadió en Montélimar ese mismo día.

El día 21 de Agosto en Valence, se fugaron 11 personas, entre las que se encontraban 8 españoles: Manuel Cubel, Manuel Ivrania, Manuel Navarro, Huge Parellada, Eugenio Sánchez García, José Urcelay y Gregorio Villelas. Ese mismo día se evadieron Plinio Valls, José Fontán Pérez en Livrol-Loriol.

La mayor evasión de prisioneros se produjo en Lecourt (Merrey), 80 prisioneros en total entre los que se encontraban los españoles: León Barragué, Eloy Barriere, Joan Berenguer, Antonio Cervera, Antonio Nicolás, Albert Robert, Benito Ruiz Berlanga, Pelegrino Santi, Juan Serrano Sánchez, José Sors Cannet, Manuel Mediavilla, Severiano Mirons y Juan Esteve.

  PRISIONEROS FAMOSOS

Antonio Ortiz Ramírez: Miembro del grupo de afinidad "Nosotros".

Arthur Koestlet: Periodista y novelista húngaro, autor de "Scum of the earth" (La escoria de la tierra)

Francesc (Quico) Sabaté Llopart: Máximo exponente de la guerrilla urbana en Cataluña.

Francisco Boix Campo: De Barcelona. Fotógrafo y militante antifascista español. 

Francisco Fausto Nitti: Periodista italiano.

Francisco Ponzán Vidal: Su "grupo Ponzán" formaba parte de la red O’Leary.

Friedrich Wolf: Médico, poeta y dramaturgo alemán.

Helios Gómez: Pintor cartelista y poeta sevillano. Conocido como "el artista de corbata roja".

Joan Català Balanyà: De Lérida. Escritor y miembro de la red O’Leary.

José Ester i Borrás ("Minga"): Miembro de la resistencia.

Max Aub Mohrenwitz: Escritor hispano-mexicano de origen alemán. 

Miguel García Vivancos: Pintor español.

Rudolf Leonhard: Poeta alemán.



 

PELÍCULA RELACIONADA


Fotografías antiguas del campo Vernet.

 

  PLANOS Y MAPAS



Resolución óptima recomendada para visualizar perfectamente esta web en Google Chrome y Mozilla Firefox: 1024 X 768

Normativa     Sobre el autor     Sobre la web     Enlaces recomendados     Mapa web     Librería     Contacto     ® 00/2007/1322