Enciclopedia del Holocausto No Link Lines!

INICIO WEB

INICIO OTROS

PÁGINA ANTERIOR

PÁGINA SIGUIENTE

GALERÍA FOTOGRÁFICA


BUSCADOR PROPIO



Desde 12-05-2014
(Con Java)


Contador desde 31-07-2011

 

   OSKAR SCHINDLER Y SUS LISTAS


Enlace recomendado: Las Listas traducidas en la web con detalle de nombre y apellido, puesto de trabajo, número de prisionero, número en la lista y fecha de nacimiento de cada uno de ellos así como elogios de los judíos salvados dedicados a Schindler.

Enlace recomendado: Las Listas originales en la web.

Libro recomendado: EL ARCA DE SCHINDLER, por Thomas Keneally.

Enlace recomendado: Las PARTITURAS MUSICALES DE LA PELÍCULA "LA LISTA DE SCHINDLER" en la web.


Extracto del libro digital "los 1.098 judíos de Oskar Schindler":

Extracto del libro en papel "los 1.098 judíos de Oskar Schindler":

INFANCIA, ADOLESCENCIA Y JUVENTUD

Los judíos de SchindlerOskar nació un Martes 28 de Abril de 1908 en la ciudad de Zwittau (actualmente Svitary), Moravia, que en aquella época pertenecía al Imperio Austrohúngaro y ahora integrada en la República Checa.

La familia, de religión católica practicante, estaba compuesta por su padre Johann Schindler, que era un rico y próspero comerciante dedicado a la fabricación y venta de motores agrícolas modernos, y su madre Franziska Luser que atendía los cuidados del hogar y de sus hijos Oskar y Elfriede, nacida en 1915. 

Aunque de habla alemana y entorno cristiano, Oskar tenía vecinos de origen judío y compartió una educación primaria junto a compañeros de escuela semitas sin que en ningún momento mostrase un especial aprecio o discriminación hacia el judaísmo; carecía de ideología racial o religiosa extremista. 

Desde muy joven Oskar ya demostró una inclinación a la mecánica debido principalmente a la influencia empresarial de su padre al que ayudaba en los talleres. Es por esto que decidido a seguir los pasos de su progenitor y tras terminar la Educación Secundaria empieza la carrera de Mecánica Industrial. No empieza bien ya que sus estudios dejan mucho que desear; está acostumbrado a una vida holgada y ociosa en donde las fiestas y comidas con amigos centran su vida y aunque es una persona sagaz e inteligente no es capaz de someterse a los horarios y normas de la Escuela Técnica. 

Su trayectoria hacia el abismo educativo está despejada. No estudia y comete pequeños hurtos siendo conocido entre sus compañeros de clase como “Schindler el ladrón”. Tras obtener unas calificaciones desastrosas decide ocultarlas a su padre para evitar el consiguiente enfado y falsifica los resultados pensando en que nadie se dará cuenta. Error, la dirección de la Escuela tiene conocimiento de la falsificación y en 1924 expulsa directamente a Oskar. 

Su padre Johann quiere que Oskar estudie una carrera y le fuerza a que se gradúe para poder acceder a la Universidad, necesita apartarle de sus costumbres libertinas y sacar provecho de su afición por la mecánica. 

Es durante esta época, en 1926 y con apenas 18 años, cuando compra una flamante motocicleta italiana marca Galloni de 500 centímetros cúbicos y de color rojo con la que se pasea por las carreteras checas ante la atónita mirada de todo el mundo ya que este medio de transporte es un invento reciente del que muy pocos mortales podían presumir. Su destreza al manillar de la moto y la pasión por la velocidad le llevan a competir en algunas carreras locales con notable éxito. Para 1928 ya posee una motocicleta Guzzi de 250 centímetros cúbicos preparada para la competición profesional y se lanza a disputar pruebas deportivas nacionales de montaña ganando algunas de ellas pero sin llegar a convertirse en un corredor profesional; sencillamente se divierte con estas competiciones.

El deporte de las carreras de motocicletas y una vida licenciosa no le empujan a la Universidad; obtiene su Graduación pero ni siquiera se presenta a los exámenes de acceso al Campus y su padre no desiste en que obtenga alguna carrera. Lo envía a la Escuela de Comercio de Brno (Checoslovaquia) pero siguiendo su línea de escaso o nulo interés por estudiar abandona.

Johann Schindler acepta con resignación el fracaso educativo de su hijo Oskar, que ya tiene 21 años, y decide incorporarlo a la empresa familiar para que aprenda los entresijos del negocio. Parece que los talleres de motores le mantienen sujeto a un oficio.

EMILE PELZL

A finales de Enero de 1928 Oskar y su padre están en la localidad checa de Alt Moletein para vender unos motores eléctricos a un acaudalado agricultor llamado Josef Pelzl; durante el trato de la venta aparece la hija de Josef llamada Emile; entre Oskar y ella hay unas miradas de complicidad y comienzan a salir juntos; Emile, nacida el 22 de Octubre de 1907 y 6 meses mayor que Oskar, tiene delante a un elegante y apuesto muchacho de ojos azules y se enamora perdidamente de él. 

Tras regresar a Zwittau, Oskar está deseando volver a ver a Emile y a la semana siguiente le pide a su madre Franziska que le acompañe a la casa de ella para que le ayude a formalizar una relación de noviazgo. Durante esta entrevista entre ambas familias Oskar pide la mano de Emile a sus progenitores y aceptan viendo a un joven de economía holgada, apuesto, con futuro y locamente enamorado de su hija. 

La relación entre ambos se formaliza y el noviazgo es intenso y muy corto; mes y medio después de haberse conocido, el 6 de Marzo de 1928, se casan en un modesto hotel de Zwittau. Emile viste un corto vestido blanco de novia y lleva entre sus manos un sencillo ramo de flores naturales. 

Aunque la economía familiar es holgada no le permite comprar una casa independiente para el nuevo matrimonio y se quedan a vivir en el segundo piso de la vivienda de los padres de Oskar. La permanencia en esta casa es conflictiva; entre Johann y Oskar hay continuos enfrentamientos sobre todo cuando este observa las frecuentes y tardías llegadas de su padre ebrio tras mantener relaciones extramatrimoniales mientras su hermana Elfriede dedica gran parte del día al cuidado de la madre de ambos que por su delicada salud suele estar encamada. Este será el domicilio de Oskar y Emile durante los siguientes 7 años.

No pasa mucho tiempo para que el innato gusto por la buena vida de Oskar se manifieste. Oskar comienza a salir a fiestas nocturnas, partidas de cartas con apuestas, comidas copiosas junto a sus amigos y gasta dinero en exceso; pronto la falta de liquidez se hace patente y termina hasta gastando las 100.000 coronas checas de la dote matrimonial en la compra de artículos de lujo y un automóvil de clase alta. No se resigna a llevar unos gastos adaptados a sus ingresos.

Emile observa desde el silencio la vida inmadura de Oskar; comienza a saber que le es infiel con mujeres de dudosa reputación social con las que con mayor frecuencia comparte cama nocturna y las ausencias aumentan día a día. Las discursiones por estas infidelidades son frecuentes y Oskar pide perdón continuamente prometiendo cambiar su estilo de vida; todo es mentira, tras el paso de la tormenta conyugal regresa a un estilo de vida que no se puede permitir. Emile protesta cada vez menos, su fracaso matrimonial es patente pero guarda silencio para no hacer daño a sus padres. El distanciamiento entre ambos cada vez es mayor. Emile, en 1994, comentó sobre Oskar: "Las amantes de Oskar no me daban rabia, más bien pena. Él las seducía con su poder, las usaba y luego las abandonaba. Siempre fue un seductor y sabía muy bien cómo conquistar a una mujer”.

OSKAR EL OPORTUNISTA. EL EJÉRCITO. DELINCUENCIA HABITUAL

A principios de 1929 el negocio paterno de motores eléctricos comienza a decaer; Johann Schindler está cada día más inmerso en un casi crónico alcoholismo debido a los problemas conyugales con Franziska y el declive comercial de su empresa por lo que se ve obligado a reducir el sueldo que paga a su hijo; el negocio no da para alimentar dos familias.

Oskar comienza a buscar un empleo que le permita seguir llevando el tren de vida al que está acostumbrado pero debe ser adaptado a su posición social; rechaza puestos de trabajo en los que se realizan esfuerzos físicos y acepta aquellos que requieren inteligencia y palabrería. Al final encuentra trabajo en una escuela de conducción en Schönberg, que ya comienzan a florecer con el auge del automóvil, y como representante de la empresa Sociedad Electrotécnica de Moravia dedicada al equipamiento eléctrico industrial en la región que le da nombre.

Para mediados de este año Oskar es llamado a realizar su Servicio Militar en las Fuerzas Armadas de Checoslovaquia y con sus recién cumplidos 21 años es destinado durante 18 meses al 10º Regimiento de Infantería de 31º Ejército en donde llegó a ser Cabo.

Para finales de 1929 la Gran Depresión de Estados Unidos afecta de forma directa a Europa y especialmente a Alemania, Austria y Checoslovaquia. La fábrica de motores eléctricos de Johann Schindler cierra por quiebra y Oskar se queda sin un recurso económico al que agarrarse cuando regrese de su Servicio Militar.

Finalizado su compromiso militar a finales de 1930, Oskar llega a su natal Zwittau encontrándose un panorama desalentador; la empresa familiar ya no existe y tiene la responsabilidad de mantener a su esposa Emile que le ha esperado pacientemente. Aquella vida que antaño llevaba se ha esfumado pero no ha renunciado a sus tendencias inmaduras; quiere seguir divirtiéndose como tiempo atrás. 

Oskar solicita regresar a su puesto de trabajo en la empresa de equipamiento eléctrico y es aceptado por lo que ve una modesta fuente de ingresos que le permitirá seguir con el costoso estilo de vida al que está acostumbrado. Emile sufre la infidelidad y el vacío el que Oskar le tiene sometida. Los escasos ingresos que aporta Oskar se van en borracheras casi diarias y debe pasar la vergüenza de que sea detenido en varias ocasiones por escándalo público durante sus estados de embriaguez. En 1931 Oskar conduce el coche totalmente ebrio y medio desnudo por lo que es detenido y pasa casi dos días en el calabozo tras los insultos proferidos a los agentes que lo arrestan. 

Desde 1931 Oskar mantiene una trayectoria delictiva como estafador que durará varios años. El Zwittau es conocido como “Schindler el ladrón” por sus estafas y peleas callejeras lo que le lleva a diversas detenciones y condenas. 

Si en este año ya fue detenido por conducir ebrio, en 1932 es arrestado en 2 ocasiones; la primera le conlleva 4 días de prisión y una multa de 200 coronas checas. La segunda le obliga a pasar más de 8 horas en dependencias policiales de Zwittau.

La principal condena que le llevó a prisión fue en 1938; acusado de robo de fondos del banco para el que trabaja, es sometido a Juicio y sentenciado a 2 meses de cárcel permaneciendo encerrado desde el 17 de Febrero al 21 de Marzo de este año. Vuelve a quedarse sin trabajo arrastrando una fama de pendenciero, estafador y ladrón. Oskar sigue los pasos de su padre que ya que ambos son alcohólicos empedernidos. Volverá a prisión por temas políticos pero trataré este tema más adelante.

La crisis económica europea sigue machacando a Checoslovaquia; en los primeros meses de 1931 la empresa eléctrica en la que trabaja Oskar cierra sus puertas y el desempleo le abofetea con dureza ya que se ve sin recursos económicos ni opciones laborables. Sólo la ayuda pecuniaria de sus suegros Josef y Marie le permite poner un plato de sopa en la mesa. 

Durante 1931 compra una pequeña granja de pollos pero a los pocos meses debe cerrarla por la escasa rentabilidad. Oskar está forzado a renunciar, de momento, a su costoso estilo de vida y buscar un trabajo siempre dentro de sus gustos. En la capital checa, Praga, se encuentra la sede del Banco Jaroslav Simek que está abriendo oficinas en las principales ciudades del país; Oskar recorre los 148 kilómetros distantes hasta Praga para ofrecerse como comercial del banco en Zwittau y consigue su propósito; ahora es un agente comercial que ofrece productos bancarios a la par que vende Lotería Nacional. Este puesto le permite recuperar la posición social que tiempo atrás disfrutaba. 

El 28 de Abril de 2008 se conmemoró el centenario del nacimiento de Oskar Schindler, el más conocido de los héroes, gracias al director de cine Steven Spielberg, que durante los años del nazismo arriesgaron su vida para arrancar de las garras del exterminio a cuantos judíos pudieron ayudar.

En el caso de Schindler y durante el tiempo que mantuvo su fábrica de estampados metálicos y esmaltados en funcionamiento, hasta el 7 de Mayo de 1945, consiguió salvar de los trenes hacia los campos de la muerte a un total de 1.098 prisioneros de los que la inmensa mayoría eran judíos.

Elaboró dos listas, una para hombres y otra para mujeres; en ellas venían reflejados los nombres de trabajadores esclavizados traídos de los campos de concentración que por sus cualidades profesionales eran imprescindibles para el correcto funcionamiento de su fábrica que suministraba material bélico. Mediante estas listas y una cantidad ingente de dinero pagado tanto por la compra de los prisioneros como sobornos a los cargos nazis entre los que se encontraba el comandante del campo Plaszow (Cracovia-Polonia) consiguió que nunca fuesen deportados.

Schindler presenció el vaciado del ghetto de Cracovia (Polonia) y su actitud negativa hacia los judíos cambió; montó una fábrica de estampado y esmaltado en Brněnec, en las cercanías de Cracovia, pero con los contratos militares para elaborar cápsulas para obuses comenzó a aumentar su plantilla de obreros esclavos a los que intentó salvar en su inmensa mayoría.

Colaboró como pudo para acelerar el fin de la guerra con diversos trucos siendo el principal el estropear las cápsulas de 75 y 88 milímetros que fabricaba con lo que al ser defectuosas no pudiesen efectuar disparos.

Oskar Schindler

Emile Schindler


Recomienda esta página

Su vida posterior fue azarosa, reclamado en principio como colaborador de la SS huyó a Argentina junto a su esposa Emile en donde gestionó una granja de gallinas y nutrias pero los negocios no funcionaron y aprovechando que el gobierno israelí tramitó en 1955 su perdón, tres años después abandonó a Emile y regresó a Alemania, su país de origen, en donde fue reconocido y a pesar de que muchos judíos le quisieron ayudar económicamente e incluso el gobierno de Israel le invitó a vivir allí con una pensión vitalicia nunca lo aceptó y murió el 9 de Octubre de 1974 en Hildesheim (Alemania) rodeado de la más absoluta indigencia. Su cuerpo fue trasladado a Jerusalén (Israel) en donde tras ser nombrado “Justo entre las Naciones” y plantar un árbol con su nombre en la Avenida de los Justos de esta ciudad recibió sepultura en el cementerio católico.

Antes de su huída de la fábrica, los ex-prisioneros entregaron a Schindler una carta firmada por el Dr. Hilfstein Chaim Salpeter, en calidad de antiguo Presidente de la Ejecutiva del Movimiento Sionista en Cracovia para Galicja y Silesia, y por Isaak Stern, uno de los oficinistas de la fábrica; la carta decía así:

"Hermanos!

Nosotros, los abajo firmantes somos Judíos de Cracovia, reclusos del campo de concentración de Plaszow, desde 1942 trabajamos en el negocio de Herr Director Schindler. Desde que Herr Direktor Schindler se hizo cargo de la gestión de la empresa, su único objetivo fue protegernos del confinamiento y reasentamiento, que habría significado para nosotros definitivamente la muerte. Durante todo el período en el que hemos trabajado para Herr Director Schindler, él hizo todo lo posible para salvar la mayor cantidad de personas posible, a pesar de las enormes dificultades, sobre todo cuando en ciertos momentos esto le causó enormes dificultades con las autoridades. Herr Director Schindler se hizo cargo de nuestro sustento, y como resultado de ello, durante todo el período de nuestro trabajo en la fábrica, no hubo un solo caso de muerte no natural. Todos los que trabajaban en la fábrica, más de 1000 judíos en Cracovia, fueron trasladados. Como la primera línea rusa se acercó se hizo necesario trasladar a un campo de concentración diferente, Herr Director Schindler trasladó su empresa a Bruennlitz cerca de Zwittau.

Había enormes dificultades relacionadas con el sustento de la empresa de Herr Director Schindler, y él realizó grandes esfuerzos para seguir con el plan de salvarnos. El hecho de que se alcanzó el permiso para establecer un campamento en el que no sólo las mujeres y los hombres, sino también las familias pudiesen permanecer juntas haciéndola única en todo el territorio del Tercer Reich. Especial mención debe tenerse en cuenta el hecho de que nuestro reasentamiento a Bruennlitz se llevó a cabo por medio de una lista de nombres, reunida en Cracovia y aprobada por la Administración Central de todos los campos de concentración en Oranienburg (caso único). Después que los hombres habían sido internados en el campo de concentración de Gross Rosen por no más de unos dos días y las mujeres por 3 semanas en el campo de concentración de Auschwitz, podemos confiar plenamente en que con nuestra llegada a Bruennlitz debemos nuestras vidas únicamente a los esfuerzos de Herr Director Schindler y su trato humanitario hacia nosotros los trabajadores. Herr Director Schindler se hizo cargo de la mejora de nuestro nivel de vida al darnos comida y ropa. No se escatimó dinero y su única meta era la humanitaria salvando nuestras vidas de una muerte inexorable.

Es sólo gracias a los incesantes esfuerzos y de las intervenciones de Herr Director Schindler con las autoridades en cuestión, que nos quedamos en Bruennlitz, a pesar del peligro existente, ya que, con la primera línea que se aproximaba, habría significado nuestro fin. Esto lo declaramos hoy, en este día de la declaración final de la guerra, como estamos a la espera de nuestros oficiales de liberación y la oportunidad de regresar a nuestros hogares junto a unas familias ya destruidas. Aquí estamos, una asamblea de 1.100 personas, 800 hombres y 300 mujeres.

Todos los trabajadores judíos, que fueron internados en en los campos de concentración de Gross Rosen y Auschwitz, declaran de todo corazón su gratitud hacia el Herr Director Schindler, y hemos estado de acuerdo que es exclusivamente debido a sus esfuerzos, que nos permitimos ser testigos de este momento, el fin de la guerra.

En cuanto a Herr Director Schindler y el trato de los judíos, un evento que tuvo lugar durante nuestra internación en Bruennlitz en Enero de este año, merece una mención especial por una casual orden de transporte de reclusos judíos, que habían sido evacuados del campo de concentración de Auschwitz, hacia el puesto avanzado de Goleschow y en el que nos incluyeron. Consistió exclusivamente en el transporte de más de 100 enfermos de un hospital que había sido limpiado durante la liquidación del campo. Estas personas llegaron congeladas y casi incapaces de seguir con vida después de haber vagado durante semanas. Ningún otro campo abría estado dispuesto a aceptar este transporte y Herr Director Schindler se hizo cargo personalmente de estas personas, dándoles refugio en su empresa, aunque no había la menor posibilidad de que pudieran ser empleados en la fábrica. Dio sumas considerables de dinero de sus propios fondos privados, para permitir su recuperación lo más rápido posible. Organizó la asistencia médica y estableció una sala especial del hospital para aquellas personas que se encontraban en cama. Fue sólo a causa de su cuidado personal que fue posible salvar a 80 de estas personas de la muerte.

Sinceramente pedimos que usted ayude a Herr Director Schindler de cualquier manera posible y, sobre todo, a fin de que pueda establecer una nueva vida, a causa de todo lo que hizo por nosotros, tanto en Cracovia como en Bruennlitz sacrificando toda su fortuna".

Bruennlitz, a 8 de Mayo de 1945

De toda la lista de sobrevivientes salvados por Oskar Schindler el único que hoy queda con vida es Feiwel Wichter (nº de orden 371 y nº de prisionero 69.218).

Su familia fue asesinada en los campos de exterminio pero salvado por Schindler ahora vive en Argentina en donde, en 2005, publicó su libro “Undécimo Mandamiento” y en que relata su vida de prisionero del régimen nazi y de su posterior amistad con Oskar y Emile Schindler a quienes encontró casualmente en ese país.

Extracto de sus memorias:

“Un genocidio precisa cómplices activos y pasivos, precisa indiferencia y permisividad, Con muchos Oskar y Emilie Schindler la masacre no hubiera sido posible; también por eso quise rendirles homenaje a ellos en esta historia. Emilie está por cumplir noventa años. Pequeñita, simple, tierna y femenina, se pasea por su terreno cuidando toda la vida que hizo crecer a su alrededor. Justa entre muchos, ella no exhibe su ejemplo, vive con serenidad y modestia. Su existencia nos reconcilia con la especie humana y nos muestra que entre los múltiples modos de heroísmo hay algunos muy simples pero nada fáciles: resistirse a ceder a las circunstancias cuando las circunstancias nos repugnan, y defender nuestra conciencia aunque sea caro, porque tal vez sea la conciencia la única riqueza que tenemos los humanos, tal vez lo único que merezca conservarse hasta la muerte”.

 (Segunda edición. 192 páginas. ISBN 987-43-8818-8)

El pasado día 7 de Enero de 2014 recibí un correo electrónico remitido por Menashe Zugman en que me indica que hay otro sobreviviente de la Lista de Schindler vivo; se trata de Kalman Goldberg (número de la lista 343) y que actualmente vive en la ciudad de Boston (Massachusetts - Estados Unidos). Gracias a Menashe Zugman por su valiosa aportación. Menashe Zugman es actualmente guía turístico en Israel; su teléfono es el +972526379084 y su correo electrónico es tzugman@gmail.com

Emile Schindler, nacida el 22 de Octubre de 1907, falleció el 5 de Octubre de 2001 y hasta su muerte se mantuvo con la pensión vitalicia de 900 dólares USA que le concedió el gobierno argentino en Enero de 2000 y los 50.000 que le regaló el director de cine Steven Spielberg.

Quien salva una vida, salva al mundo (del Talmud)

   VÍDEO RELACIONADO: LAS LISTAS DE SCHINDLER


   IMÁGENES RELACIONADAS


Anverso de la carta de Schindler a Stern

Reverso de la carta de Schindler a Stern

En esta carta, Oskar Schindler hace referencia directa a las atrocidades experimentadas por los judíos en Auschwitz. También se menciona a Poldek (Leopoldo) Pfefferberg (1913-2001), un sobreviviente polaco-estadounidense del Holocausto que inspiró a Thomas Keneally para escribir el libro "La Lista de Schindler" que a su vez fue la base para la película de Steven Spielberg "La Lista de Schindler". 

La carta se subastó en California desconociendo la cantidad pagada por ella ni quien la adquirió.


Resolución óptima para visualizar perfectamente esta web en Google Chrome (recomendado): 1024 X 768

 

Normativa     Sobre el autor     Sobre la web     Enlaces recomendados     Mapa web     Contacto     ® 00/2007/1322