Enciclopedia del Holocausto No Link Lines!

  BUSCADOR PROPIO

   OSKAR SCHINDLER Y SUS LISTAS


Enlace recomendado: Las Listas traducidas en la web con detalle de nombre y apellido, puesto de trabajo, número de prisionero, número en la lista y fecha de nacimiento de cada uno de ellos así como elogios de los judíos salvados dedicados a Schindler.

Enlace recomendado: Las Listas originales en la web.

Libro recomendado: EL ARCA DE SCHINDLER, por Thomas Keneally.

Enlace recomendado: Las PARTITURAS MUSICALES DE LA PELÍCULA "LA LISTA DE SCHINDLER" en la web.


El 28 de Abril de 2008 se conmemoró el centenario del nacimiento de Oskar Schindler, el más conocido de los héroes, gracias al director de cine Steven Spielberg, que durante los años del nazismo arriesgaron su vida para arrancar de las garras del exterminio a cuantos judíos pudieron ayudar.

En el caso de Schindler y durante el tiempo que mantuvo su fábrica de estampados metálicos y esmaltados en funcionamiento, hasta el 7 de Mayo de 1945, consiguió salvar de los trenes hacia los campos de la muerte a un total de 1.098 prisioneros de los que la inmensa mayoría eran judíos.

Elaboró dos listas, una para hombres y otra para mujeres; en ellas venían reflejados los nombres de trabajadores esclavizados traídos de los campos de concentración que por sus cualidades profesionales eran imprescindibles para el correcto funcionamiento de su fábrica que suministraba material bélico. Mediante estas listas y una cantidad ingente de dinero pagado tanto por la compra de los prisioneros como sobornos a los cargos nazis entre los que se encontraba el comandante del campo Plaszow (Cracovia-Polonia) consiguió que nunca fuesen deportados.

Schindler presenció el vaciado del ghetto de Cracovia (Polonia) y su actitud negativa hacia los judíos cambió; montó una fábrica de estampado y esmaltado en Brněnec, en las cercanías de Cracovia, pero con los contratos militares para elaborar cápsulas para obuses comenzó a aumentar su plantilla de obreros esclavos a los que intentó salvar en su inmensa mayoría.

Colaboró como pudo para acelerar el fin de la guerra con diversos trucos siendo el principal el estropear las cápsulas de 75 y 88 milímetros que fabricaba con lo que al ser defectuosas no pudiesen efectuar disparos.

Oskar Schindler

Emile Schindler

Su vida posterior fue azarosa, reclamado en principio como colaborador de la SS huyó a Argentina junto a su esposa Emile en donde gestionó una granja de gallinas y nutrias pero los negocios no funcionaron y aprovechando que el gobierno israelí tramitó en 1955 su perdón, tres años después abandonó a Emile y regresó a Alemania, su país de origen, en donde fue reconocido y a pesar de que muchos judíos le quisieron ayudar económicamente e incluso el gobierno de Israel le invitó a vivir allí con una pensión vitalicia nunca lo aceptó y murió el 9 de Octubre de 1974 en Hildesheim (Alemania) rodeado de la más absoluta indigencia. Su cuerpo fue trasladado a Jerusalén (Israel) en donde tras ser nombrado “Justo entre las Naciones” y plantar un árbol con su nombre en la Avenida de los Justos de esta ciudad recibió sepultura en el cementerio católico.

Antes de su huída de la fábrica, los ex-prisioneros entregaron a Schindler una carta firmada por el Dr. Hilfstein Chaim Salpeter, en calidad de antiguo Presidente de la Ejecutiva del Movimiento Sionista en Cracovia para Galicja y Silesia, y por Isaak Stern, uno de los oficinistas de la fábrica; la carta decía así:

"Hermanos!

Nosotros, los abajo firmantes somos Judíos de Cracovia, reclusos del campo de concentración de Plaszow, desde 1942 trabajamos en el negocio de Herr Director Schindler. Desde que Herr Direktor Schindler se hizo cargo de la gestión de la empresa, su único objetivo fue protegernos del confinamiento y reasentamiento, que habría significado para nosotros definitivamente la muerte. Durante todo el período en el que hemos trabajado para Herr Director Schindler, él hizo todo lo posible para salvar la mayor cantidad de personas posible, a pesar de las enormes dificultades, sobre todo cuando en ciertos momentos esto le causó enormes dificultades con las autoridades. Herr Director Schindler se hizo cargo de nuestro sustento, y como resultado de ello, durante todo el período de nuestro trabajo en la fábrica, no hubo un solo caso de muerte no natural. Todos los que trabajaban en la fábrica, más de 1000 judíos en Cracovia, fueron trasladados. Como la primera línea rusa se acercó se hizo necesario trasladar a un campo de concentración diferente, Herr Director Schindler trasladó su empresa a Bruennlitz cerca de Zwittau.

Había enormes dificultades relacionadas con el sustento de la empresa de Herr Director Schindler, y él realizó grandes esfuerzos para seguir con el plan de salvarnos. El hecho de que se alcanzó el permiso para establecer un campamento en el que no sólo las mujeres y los hombres, sino también las familias pudiesen permanecer juntas haciéndola única en todo el territorio del Tercer Reich. Especial mención debe tenerse en cuenta el hecho de que nuestro reasentamiento a Bruennlitz se llevó a cabo por medio de una lista de nombres, reunida en Cracovia y aprobada por la Administración Central de todos los campos de concentración en Oranienburg (caso único). Después que los hombres habían sido internados en el campo de concentración de Gross Rosen por no más de unos dos días y las mujeres por 3 semanas en el campo de concentración de Auschwitz, podemos confiar plenamente en que con nuestra llegada a Bruennlitz debemos nuestras vidas únicamente a los esfuerzos de Herr Director Schindler y su trato humanitario hacia nosotros los trabajadores. Herr Director Schindler se hizo cargo de la mejora de nuestro nivel de vida al darnos comida y ropa. No se escatimó dinero y su única meta era la humanitaria salvando nuestras vidas de una muerte inexorable.

Es sólo gracias a los incesantes esfuerzos y de las intervenciones de Herr Director Schindler con las autoridades en cuestión, que nos quedamos en Bruennlitz, a pesar del peligro existente, ya que, con la primera línea que se aproximaba, habría significado nuestro fin. Esto lo declaramos hoy, en este día de la declaración final de la guerra, como estamos a la espera de nuestros oficiales de liberación y la oportunidad de regresar a nuestros hogares junto a unas familias ya destruidas. Aquí estamos, una asamblea de 1.100 personas, 800 hombres y 300 mujeres.

Todos los trabajadores judíos, que fueron internados en en los campos de concentración de Gross Rosen y Auschwitz, declaran de todo corazón su gratitud hacia el Herr Director Schindler, y hemos estado de acuerdo que es exclusivamente debido a sus esfuerzos, que nos permitimos ser testigos de este momento, el fin de la guerra.

En cuanto a Herr Director Schindler y el trato de los judíos, un evento que tuvo lugar durante nuestra internación en Bruennlitz en Enero de este año, merece una mención especial por una casual orden de transporte de reclusos judíos, que habían sido evacuados del campo de concentración de Auschwitz, hacia el puesto avanzado de Goleschow y en el que nos incluyeron. Consistió exclusivamente en el transporte de más de 100 enfermos de un hospital que había sido limpiado durante la liquidación del campo. Estas personas llegaron congeladas y casi incapaces de seguir con vida después de haber vagado durante semanas. Ningún otro campo abría estado dispuesto a aceptar este transporte y Herr Director Schindler se hizo cargo personalmente de estas personas, dándoles refugio en su empresa, aunque no había la menor posibilidad de que pudieran ser empleados en la fábrica. Dio sumas considerables de dinero de sus propios fondos privados, para permitir su recuperación lo más rápido posible. Organizó la asistencia médica y estableció una sala especial del hospital para aquellas personas que se encontraban en cama. Fue sólo a causa de su cuidado personal que fue posible salvar a 80 de estas personas de la muerte.

Sinceramente pedimos que usted ayude a Herr Director Schindler de cualquier manera posible y, sobre todo, a fin de que pueda establecer una nueva vida, a causa de todo lo que hizo por nosotros, tanto en Cracovia como en Bruennlitz sacrificando toda su fortuna".

Bruennlitz, a 8 de Mayo de 1945

De toda la lista de sobrevivientes salvados por Oskar Schindler el único que hoy queda con vida es Feiwel Wichter (nº de orden 371 y nº de prisionero 69.218).

Su familia fue asesinada en los campos de exterminio pero salvado por Schindler ahora vive en Argentina en donde, en 2005, publicó su libro “Undécimo Mandamiento” y en que relata su vida de prisionero del régimen nazi y de su posterior amistad con Oskar y Emile Schindler a quienes encontró casualmente en ese país.

Extracto de sus memorias:

“Un genocidio precisa cómplices activos y pasivos, precisa indiferencia y permisividad, Con muchos Oskar y Emilie Schindler la masacre no hubiera sido posible; también por eso quise rendirles homenaje a ellos en esta historia. Emilie está por cumplir noventa años. Pequeñita, simple, tierna y femenina, se pasea por su terreno cuidando toda la vida que hizo crecer a su alrededor. Justa entre muchos, ella no exhibe su ejemplo, vive con serenidad y modestia. Su existencia nos reconcilia con la especie humana y nos muestra que entre los múltiples modos de heroísmo hay algunos muy simples pero nada fáciles: resistirse a ceder a las circunstancias cuando las circunstancias nos repugnan, y defender nuestra conciencia aunque sea caro, porque tal vez sea la conciencia la única riqueza que tenemos los humanos, tal vez lo único que merezca conservarse hasta la muerte”.

 (Segunda edición. 192 páginas. ISBN 987-43-8818-8)

El pasado día 7 de Enero de 2014 recibí un correo electrónico remitido por Menashe Zugman en que me indica que hay otro sobreviviente de la Lista de Schindler vivo; se trata de Kalman Goldberg (número de la lista 343) y que actualmente vive en la ciudad de Boston (Massachusetts - Estados Unidos). Gracias a Menashe Zugman por su valiosa aportación. Menashe Zugman es actualmente guía turístico en Israel; su teléfono es el +972526379084 y su correo electrónico es tzugman@gmail.com

Emile Schindler, nacida el 22 de Octubre de 1907, falleció el 5 de Octubre de 2001 y hasta su muerte se mantuvo con la pensión vitalicia de 900 dólares USA que le concedió el gobierno argentino en Enero de 2000 y los 50.000 que le regaló el director de cine Steven Spielberg.

Quien salva una vida, salva al mundo (del Talmud)

   VÍDEO RELACIONADO: LAS LISTAS DE SCHINDLER

 

   IMÁGENES RELACIONADAS

Anverso de la carta de Schindler a Stern

Reverso de la carta de Schindler a Stern

En esta carta, Oskar Schindler hace referencia directa a las atrocidades experimentadas por los judíos en Auschwitz. También se menciona a Poldek (Leopoldo) Pfefferberg (1913-2001), un sobreviviente polaco-estadounidense del Holocausto que inspiró a Thomas Keneally para escribir el libro "La Lista de Schindler" que a su vez fue la base para la película de Steven Spielberg "La Lista de Schindler". 

La carta se subastó en California desconociendo la cantidad pagada por ella ni quien la adquirió.


Recomienda esta página


Resolución óptima para visualizar perfectamente esta web: 1024 X 768

  INICIO WEB




Contador desde 31-07-2011

Normativa a la web    Enlaces recomendados    Sobre el autor    Sobre la web    Los archivos de la web    Contacto    Donar